El presupuesto de EU es ‘un desastre’

Las discusiones para avalar las cuentas del Gobierno se han entrampado por los fondos de emergencia; el proyecto, que dará recursos a damnificados, puede volver a dejar al Estado al borde del paro.
desastre natural tormenta irene  (Foto: AP)
NUEVA YORK -

El enfrentamiento continuó este lunes entre el Cámara de representantes y Senado de Estados Unidos, acerca de los fondos de emergencia. Esto retrasa la aprobación de un presupuesto parchado, que se necesita para evitar una paralización federal cuando comience el nuevo año fiscal, el primero de octubre.

La medida incluye dinero adicional para llenar las casi agotadas arcas de emergencia de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) y el Cuerpo de Ingenieros del Ejército tras el huracán "Irene", la tormenta tropical "Lee", los incendios forestales y tornados en lo que va del año.

Los republicanos de la Cámara de Representantes aprobaron un proyecto que recorta los gastos en otras áreas para compensar parte de mayor aportación para la respuesta a desastres. Los demócratas se oponen a las compensaciones para la respuesta a emergencias, diciendo que las operaciones de socorro para los estadounidenses en necesidad deben ser libres de gravámenes. El Senado liderado por demócratas rechazó la medida de la Cámara de Representantes el viernes, por un voto de 59 a 36.

El paquete daría fondos al Gobierno para las siete primeras semanas del nuevo año fiscal que comienza el sábado.

Por tercera vez en seis meses, un cierre parcial o shutdown del Gobierno es posible si la Cámara de Representantes, controlada por los republicanos, y el Senado, controlado por los demócratas, no logran un acuerdo acerca del plan de gastos a corto plazo para el viernes, el fin del año fiscal en curso.

La medida actualmente en deliberación (que mantendría a Washington en funcionamiento hasta el 18 de noviembre) incluye una nueva y crítica asistencia para financiamiento de desastres para los estados afectados por el huracán Irene, la tormenta tropical Lee, y una serie de recientes incendios forestales y tornados.

Pero los republicanos quieren menos ayuda para desastres que sus contrapartes demócratas, y quieren pagar por él parcialmente mediante la reducción de fondos para programas diseñados para estimular la innovación con energía limpia.

La Cámara de Representantes aprobó una "medida de sentido común", dijo el presidente de la Cámara, John Boehner, un republicano de Ohio, a los periodistas durante la votación del Senado. "Es hora de que el Senado se mueva".

El líder de la mayoría del Senado, Harry Reid, un demócrata de Nevada, anunció su intención de presionar para una nueva votación este lunes acerca de un paquete de compromiso que incorpore los niveles bajos de gasto para la respuesta a emergencias propuestos por el partido Republicano, y que elimine cualquier recorte a los programas de energía limpia.

Los diputados y senadores necesitan "enfriarse un poco", dijo Reid el viernes pasado. "Hay un compromiso aquí".

"Las cabezas más razonables prevalecerán", predijo.

Mientras tanto, el organismo encargado de repartir el dinero para los esfuerzos de socorro (FEMA) podría quedarse sin fondos tan pronto como el lunes, de acuerdo con Reid.

"Si el Congreso permite que el saldo del Fondo de Ayuda para Desastres llegue a cero, hay leyes que rigen las operaciones de la agencia federal gubernamental en la ausencia de financiamiento", de acuerdo con un comunicado de FEMA divulgado el viernes. "De acuerdo con la ley, FEMA se vería obligada a cerrar temporalmente las operaciones de recuperación de desastres y asistencia, incluyendo asistencia financiera a individuos, hasta que el Congreso destine más fondos. Esto incluye todas las operaciones de recuperación de FEMA, anteriores y actuales".

La portavoz de FEMA, Rachel Racusen, dijo a CNN el viernes que la agencia está explorando otras opciones de financiamiento como un medio para seguir prestando ayuda en desastres.

La legislación republicana de la Cámara de Representantes incluye 3,650 millones de dólares en nuevos fondos para el alivio de desastres -1,000 millones de dólares en fondos de emergencia disponibles cuando el proyecto de ley sea promulgado y aproximadamente 2,600 millones de dólares a ser presupuestados para aquellas agencias federales de respuesta a emergencias para el año fiscal 2012, que comienza el 1 de octubre.

Un punto clave es que el proyecto de la Cámara exige que los 1,000 millones de dólares inmediatos para fondos de desastre se compensen con un recorte de 1,500 millones de dólares a un programa de préstamos que ayuda a los fabricantes de automóviles a reestructurar sus operaciones para hacer más vehículos de bajo consumo. Otros 100 millones de dólares se reducirían de un programa de préstamos para energías alternativas que proporcionó financiamiento a la empresa de paneles solares Solyndra, una firma que se declaró en bancarrota el mes pasado, a pesar de recibir una garantía federal de 535 millones de dólares en 2009.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La semana pasada, el Senado aprobó una ley de gastos con el apoyo bipartidista, que daría 6,900 millones de dólares a FEMA y otras agencias federales, para ser utilizados tanto en operaciones de socorro inmediato, así como en el nuevo año fiscal. La versión del Senado requiere que no existan compensaciones al gasto.

Los demócratas han dicho que seguirán oponiéndose a las compensaciones para hacer frente a los gastos de emergencia para desastres naturales.

Ahora ve
Así fue el inicio de las precampañas de Anaya, López Obrador y Meade
No te pierdas
×