Grecia apunta a más austeridad

El Gobierno va por la aprobación de más recortes en lo que Europa aprueba nuevas medidas de rescate; funcionarios europeos rechazaron que se planee un recorte de 50% en la deuda griega.
grecia  (Foto: CNN)
LONDRES/BRUSELAS (CNN) -

El Gobierno griego comenzó este lunes una carrera por obtener la aprobación parlamentaria de un paquete de austeridad vital para mantener a flote al endeudado Estado y ganar tiempo para que Europa apruebe nuevas medidas de rescate. Mientras el ministro de Finanzas, Evangelos Venizelos, volvía a casa tras mantener una reunión con el Fondo Monetario Internacional (FMI) en Washington, un diario dijo que el 85% de los tenedores de bonos del sector privado había accedido a participar en un canje voluntario de bonos para reestructurar la carga de deuda helena.

Esa cantidad estaría cerca del objetivo del Gobierno del 90%.

Autoridades griegas dijeron que el FMI estaba buscando compromisos por escrito sobre sus últimas promesas de austeridad antes de enviar de nuevo a los inspectores "lo más probable esta próxima semana" para concluir la revisión de cumplimiento del programa de rescate de 110,000 millones de euros.

Grecia ha incumplido repetidamente sus objetivos de reducción de déficit.

El visto bueno del FMI y la UE es esencial para liberar los próximos 8,000 millones de euros (11,000 millones de dólares) en préstamos de emergencia, sin los cuales el Gobierno ha dicho que se quedará sin dinero para pagar salarios, pensiones y facturas en octubre.

El enfado por un ajuste del cinturón cada vez más draconiano es intenso y se habla de forma creciente y abierta en Europa y más allá sobre un probable "default" griego en los próximos meses, con un recorte mayor para los inversores.

Grecia descarta moratoria ordenada

Sin embargo, Venizelos desestimó el lunes los reportes de que había discutido un escenario de una moratoria ordenada de Atenas con la jefa del FMI, Christine Lagarde, y el líder del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet.

"Hemos llegado a un punto en el que hay reportes sobre lo que se ha dicho en una reunión a puertas cerradas con la participación sólo de la señora Lagarde, el señor Trichet y mi persona", dijo Venizelos en un comunicado de su ministerio.

"Lo que es absolutamente cierto es que no ha habido ni pudo haber ninguna discusión sobre el llamado escenario de una moratoria ordenada", aseveró.

Tras informes de funcionarios del Reino Unido durante el encuentro del Fondo Monetario Internacional en Washington, la prensa británica reportó que se mantenían vigentes los planes de una rebaja del 50% en la deuda griega y un fuerte aumento del fondo de rescate de la zona euro, el EFSF, donde se espera que las propuestas se concreten de cinco a seis semanas.

Ello reiteró la visión de varios economistas del sector privado y grupos de expertos en Bruselas, que esperan ampliamente una moratoria de Grecia en las próximas semanas o meses, combinada con una recapitalización de los bancos europeos y un aumento de capital en el EFSF para que pueda manejar cualquier repercusión en Italia y España.

Pero funcionarios de la zona euro, pese a que admiten que circulan esas propuestas de política monetaria, elementos de las cuales sostienen que podrían constituir una respuesta fundamental a la crisis de deuda que lleva ya 20 meses, enfatizan que no hay planes específicos en marcha.

Un portavoz del Gobierno griego dijo que el gabinete no había abordado el escenario de un recorte del 50%.

En cambio, destacan que sigue el planeamiento con base en que la carga de deuda de Grecia, que está cerca del 160% del Producto Interno Bruto (PIB), pueda sostenerse mientras el Gobierno implementa en su totalidad las medidas de austeridad exigidas por la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el FMI, la llamada troika.

"No hay cambios al marco en el que estamos trabajando", dijo un funcionario de la zona euro involucrado en la toma de decisiones sobre la asistencia financiera para Grecia, Irlanda y Portugal.

"Todos estos comentarios de un recorte específico (de la deuda) en Grecia o un ensanchamiento del EFSF, son sólo especulación. No estamos trabajando sobre esas líneas", dijo el funcionario.

Ministros de Finanzas europeos se vieron fuertemente presionados por Estados Unidos y el FMI el fin de semana para trabajar más rápida y agresivamente en un amplio plan de rescate para la crisis, que ahora amenaza a la economía global.

"La amenaza de una cascada de moratorias de pagos de deuda, corridas bancarias y riesgos catastróficos debe ser sacada de la mesa", dijo el secretario del Tesoro estadounidense, Timothy Geithner, en un lenguaje inusualmente directo.

La jefa del FMI, Christine Lagarde, ex ministra de Finanzas de Francia que hasta hace cuatro meses combatía la crisis desde el lado europeo, también dejó en claro que la zona euro necesita actuar con más rapidez y decisión, llamando a una recapitalización general de la banca en la Unión Europea.

Con calma, autoridades de la zona euro aceptaron que una combinación de una reestructuración mucho más profunda de la deuda griega junto a recapitalizaciones coordinadas de bancos y el fortalecimiento del fondo de rescate tendría sentido y podría ayudar al bloque a salir de la crisis.

Pero no todos están alineados tras ese plan -que necesita el apoyo de los 17 países de la zona euro- y tomará tiempo en las estructuras de toma de decisiones de la Unión Europea (UE) unir tantas partes al mismo tiempo.

"Todas las ideas están allí, pero no es tan fácil como sentarse y decidirlo", dijo otra fuente financiera de la zona euro involucrada en el manejo de la crisis.

"Muchos de nosotros podrían concordar en privado que cualquier cosa menor a un 50% de reducción en Grecia sería sólo cosmético, pero decidirlo entre todos e implementarlo no es tan fácil", dijo.

La ministra de Finanzas austriaca, Maria Fekter, dijo que un recorte de la deuda griega, con depreciaciones obligatorias para los inversores, era una opción de último recurso.

La canciller alemana, Angela Merkel, declaró el domingo que el incumplimiento de pagos no era una opción porque destruiría la confianza de los inversores en Europa.

El viceministro de Finanzas alemán, Jrg Asmussen, expresó que los ministros del ramo de la eurozona probablemente no estarán en posición de liberar el tramo de ayuda en su próxima reunión el 3 de octubre por los retrasos en la misión de los inspectores. Eso crearía otro momento de suspenso que podría desestabilizar los mercados financieros.

Estaba previsto que Venizelos presionara a los diputados a su vuelta de Washington para aprobar un nuevo impuesto inmobiliario profundamente impopular entre las clases medias. El Parlamento tiene previsto votar el tributo el martes.

El primer ministro George Papandreou abordará el programa de reforma económica con Merkel el martes en Berlín, dos días antes de que el Parlamento alemán vote los nuevos poderes del fondo de rescate de la zona euro.

Los continuos incumplimientos por parte de Atenas de los objetivos fiscales y el fracaso de los funcionarios europeos de ahuyentar las dudas sobre una descomposición de la eurozona han afectado a los mercados y provocado críticas desde Washington a Beijing.

 

 

Ahora ve
Al cierre del año, la Fed sube su tasa de interés y el pronóstico de crecimiento
No te pierdas
×