EU busca ventajas con América Latina

El subsecretario de Comercio Internacional revela el plan para aumentar la exportación de ese país; Francisco Sánchez propone una integración económica regional basada en un enfoque de sectores.
Contenedores  (Foto: Thinkstockphotos.com)
José Manuel Martínez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Estados Unidos se enfrenta a otro de sus peores momentos económicos y para paliar esos golpes, la respuesta es fortalecer la estrategia comercial. La mayor economía del mundo, ahora en un proceso de fuerte desaceleración, no sólo aprovecha la depreciación del dólar, sino que dirige su potencial industrial y de servicios a los mercados que más crecen: los emergentes.

En los próximos cinco años, 87% del crecimiento mundial será de economías diferentes a la de Estados Unidos, según el Fondo Monetario Internacional (FMI); en tanto, el Banco Mundial espera que los países emergentes crezcan a una tasa superior a 6% en los próximos dos años, mientras que las economías desarrolladas lo harán por debajo de 2%.

"Tenemos que tomar ventaja de esa dinámica", dijo Francisco Sánchez, subsecretario de la Administración de Comercio Internacional de Estados Unidos, en entrevista con CNNExpansión.

Sánchez, una de las tantas manos derechas del presidente Barack Obama (lo asesoró en su campaña rumbo a la presidencia en 2008) basa su estrategia comercial en la búsqueda de la integración económica en la región, pero no monetaria como en la zona euro, sino de cadenas productivas.

"La integración no puede ser solo con los tres grandes, Canadá, México y Estados Unidos", dice el hispano de mayor rango en el Gobierno estadounidense.

La idea es buscar cadenas productivas regionales en tres sectores clave: textiles, automotriz y aeroespacial, en los que se aprecia un amplio potencial para competir directamente con menores costos de producción que los de los gigantes asiáticos, principalmente China.

Por ejemplo, los fabricantes de tela de Estados Unidos  pueden aumentar sus ventas a México, Nicaragua o Colombia para que la manufacturen y la regresen a América del Norte en plazos más cortos y a precios más bajos. Llevar un contenedor de ropa a la Unión Americana desde Latinoamérica tarda 11 días, contra 32 días desde China.

"Tenemos que buscar otras oportunidades así para seguir integrándonos económicamente, para ser más competitivos hacia el mundo", destaca.

América Latina y el Caribe es el principal destino de las exportaciones de Estados Unidos, con 23% de las mismas en 2010, contra 22% de Asia y 19% para Canadá. Pero AL también es el segundo principal origen de sus importaciones, con 19% en 2010 (la mayor parte por México), después del 34% de Asia, según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

Sin embargo, Sánchez considera que el desafío es que la relación entre Norteamérica y el resto del hemisferio adquiera una visión de socios y que se logre atraer a las empresas que han migrado a Asia. El reto es que Latinoamérica venda productos de valor agregado como China lo hace ahora.

Dólar depreciado

La crisis iniciada en 2008 debilitó a la moneda estadounidense frente al euro, y ayer martes cerró en 1.33 dólares por euro, lo que ha significado un beneficio para las exportaciones, que en los primeros siete meses del año crecieron 16% a tasa anual, mientras que la economía crece menos de 2%, dijo el funcionario.

Doha

Tradicionalmente se acusa a Estados Unidos de ser el principal opositor a firmar el acuerdo de la Organización Mundial del Comercio (OMC), que busca liberar el comercio mundial con un equilibrio en el sector agrícola.

"Me frustra un poco escuchar eso, el mercado de Estados Unidos es el más abierto", dijo Sánchez en un tono más enérgico.

El funcionario estadounidense dijo que la llamada Ronda de Doha empezó hace 11 años cuando los países que participaban estaban en un nivel económico que ha cambiado drásticamente, por lo que China, Brasil e India de hoy no son los mismos. Por eso, EU busca que dicho acuerdo se ajuste a los nuevos tiempos y que otros países que se oponen, accedan a abrir sus mercados.

México

El encargado de la política comercial estadounidense para el mercado global visitó México encabezando una delegación de 19 representantes de empresas en el marco de la iniciativa RE41 del Gobierno de Estados Unidos para aumentar el uso de las energías renovables.

"Buscamos formas de colaborar en este sector en el que México pone mucha atención", dijo Sánchez.

Las reuniones incluyeron entrevistas con el jefe del Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard; con el secretario de Energía, Jordy Herrera, y el director de la Comisión Federal de Electricidad, Antonio Vivanco, a quienes ofreció las tecnologías de empresas como Alternative Petroleum, GE, Powerhouse Energy y World Water Solar.

Ahora ve
Te decimos qué es la neutralidad en la red y por qué debe importarte
No te pierdas
×