La confianza del consumidor de EU sube

El índice avanzó en septiembre aunque menos de lo esperado por los analistas; el dato dado por The Conference Board subió a 45.4 frente al 45.2 del mes anterior.
NUEVA YORK (CNN) -

La confianza del consumidor estadounidense subió en septiembre, aunque menos de lo esperado por el mercado, mostró este martes un informe.

El grupo privado The Conference Board dijo que su índice de confianza avanzó a 45.4 este mes frente a una lectura revisada a 45.2 en agosto, reportada inicialmente como 44.5, bajo las expectativas de los economistas de un alza a 46 puntos.

Los economistas consultados por Reuters esperaban que el índice subiera a 46.

El indicador que mide la evaluación de los consumidores sobre su situación actual bajó a 32.5 desde 34.3, pero la variable que mide las expectativas subió a 54 desde 52.4.

Los estadounidenses permanecen preocupados por sus ingresos ante la dificultad de encontrar trabajo, lo que se refleja en una confianza del consumidor muy baja que apunta a un débil gasto en los próximos meses.

Otros reportes regionales del sector de servicios y manufactura también apuntaron a condiciones económicas débiles este mes, pese a que los precios de las casas se estabilizaron durante julio pasado.

La fuerte ola de ventas del mercado bursátil, los enfrentamientos en Washington sobre la política presupuestaria y una crisis de deuda soberana cada vez peor en Europa erosionan la confianza, vista como un cálculo clave de la salud del consumidor.

Estos eventos amenazan con hacer volver a la economía estadounidense a la recesión, pese a que la mayoría de los economistas dicen que se evitará una contracción.

"Los consumidores expresaron una mayor preocupación sobre sus ingresos, señal que no augura nada bueno para el gasto", dijo Lynn Franco, directora del centro de investigador del consumidor del Conference Board.

En una señal de que los estadounidenses tuvieron problemas para encontrar empleo, el índice que mide la dificultad para conseguir trabajo subió a 50 puntos, el nivel más alto desde mayo de 1983, desde 48.5 el mes previo.

"El problema es que la confianza no está mejorando y las personas parecen no tener razones para creer que mejorará. Ello parece estar teniendo repercusiones en el gasto de los consumidores, que se está moviendo hacia los lados y no crece". dijo Pierre Ellis, economista de Decision Economics en Nueva York.

Sin embargo, otros datos publicados el martes arrojaron algunas esperanzas sobre la economía. Los precios de las casas se estabilizaron tras las fuertes caídas recientes, pese a que una recuperación en el mercado inmobiliario sigue estando demasiado lejos, dijo S&P/Case Shiller.

Los precios de las viviendas unifamiliares en 20 áreas metropolitanas se mantuvieron sin cambios en julio sobre una base desestacionalizada. Los precios no ajustados en esas ciudades subieron 0.9%.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"No es tan malo, hay una lenta apreciación en casi la mitad de las ciudades", dijo Christopher Low, jefe economista de FTN Financial en Nueva York.

   

Ahora ve
Barack Obama sorprende a niños con una bolsa gigante de regalos
No te pierdas
×