EU ya está en contracción: Roubini

El experto culpa a la crisis europea y a los políticos de EU por el deterioro económico mundial; señala que Italia y España son naciones muy grandes para caer y ser rescatadas por las autoridades.
nouriel roubinjij  (Foto: AP)
Yussel González
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Las economías avanzadas se dirigen irremediablemente a una recesión y las emergentes hacia una fuerte desaceleración, auguró el economista Nouriel Roubini, apodado como "Dr. Doom" (Dr. Catástrofe), por sus predicciones sobre la crisis financiera de 2008. "La pregunta ahora es si será una recesión relativamente moderada o si será más severa que la última crisis financiera", indicó el profesor de economía durante la conferencia "Q4 2011 Global Economic Outlook".  

A finales de agosto de este año, Goldman Sachs, Moody's y Bank of America aumentaron la probabilidad de una recesión, acusando errores políticos recientes en Estados Unidos y Europa, que trajeron en el primer caso el recorte en la calificación crediticia estadounidense por parte de Standard & Poor's.

Roubini fue más allá. "Las cifras de exportación (mundial), los inventarios, el empleo y la producción industrial, muestran que en agosto hay una desaceleración que roza la contracción en las economías avanzadas", dijo al agregar el dato de la producción manufacturera: el PMI de 13 países ya está por debajo de los 50 puntos, en territorio negativo.

El experto indicó que la economía global mostró una debilitada recuperación en la primera mitad de 2011, tan sólo con Estados Unidos creciendo un magro 1% y fue afectada por diversos choques, como el sismo en Japón y las revueltas en Medio Oriente.

Entre las razones que esgrimió Roubini para asegurar que habrá una recesión en los próximos meses está la naturaleza crónica de la crisis de deuda en la eurozona, las discusiones en el Congreso estadounidense que casi provocan un cese de pagos y  la incertidumbre que reina en la economía mundial.

Además, el experto se refirió a los recientes indicadores económicos como una de las causas de la inminente recesión.

"Los datos sugieren que la contracción económica ya comenzó en los Estados Unidos y en la mayoría de los países de la periferia de la Eurozona. Por ejemplo, en Estados Unidos no se crearon empleos en agosto y los datos de septiembre sólo se ven peor en términos de creación de plazas, consumo y el mercado de vivienda", indicó.

El experto alertó también que se agotan las opciones de política monetaria para paliar la crisis, aun cuando la eurozona apuesta por la austeridad.

"Vemos más estímulos monetarios en Estados Unidos, la eurozona, el Reino Unido y Japón, pero creemos que tendrán poco impacto y que llegaron muy tarde. El problema es que los bancos no están prestando porque hay una contracción en la oferta y demanda de créditos". 

El último estímulo de la Reserva Federal, la Operación Twist (vender 400,000 millones de dólares en valores a corto plazo para adquirir bonos a largo plazo), generó una opinión similar entre los especialistas sobre su poco impacto.

"Parece ser una versión 2.5 del alivio monetario y harán algunos reajustes. No parece que vaya a implicar o contribuir mucho al tema principal que es el empleo", señaló el 21 de septiembre Joushua Brown, de la firma Fusion Analytics.  

Nouriel Roubini indicó que las condiciones financieras se deterioran, con una contracción en el mercado interbancario en la eurozona y en los Estados Unidos, así como falta de confianza de los inversores.

"Si no sabes qué traerá el futuro económico o si éste será mejor o peor, lo mejor y más seguro es esperarse y observar. Así, las empresas no están abriendo fábricas y no están contratando, mientras los consumidores también están preocupados por el futuro", dijo el economista apodado como "Dr. Doom".

Nouriel Roubini dibujó un panorama poco alentador para las distintas regiones.

Estados Unidos

El economista acusó que la contracción en la economía estadounidense inició en este septiembre por los débiles datos económicos, opinión que empata con el panorama que dio la Reserva Federal el 21 de septiembre al presentar otro estímulo para la economía.

En el comunicado donde anunció la "Operación Twist", el Banco Central señaló un lento crecimiento económico, débiles condiciones generales del mercado laboral con una tasa de desempleo elevado, además de un incremento modesto en el gasto familiar".  

Además, Roubini auguró un boquete fiscal "masivo de 350,000 millones de dólares".

"El plan de Barack Obama busca evitar esta situación con un estímulo fiscal de poco más de 400,000 millones de dólares, aunque si tenemos suerte quizá la mitad del plan de Obama sea implementado. Podemos prever que el boquete fiscal será cercano al 1% del PIB", indicó.

Auguró que la Operación Twist anunciada por la Reserva Federal tendrá un poco efecto en la economía porque "la gente se dio cuenta de que la Fed realmente tiene pocas opciones".

El economista señaló los desacuerdos en el Congreso estadounidense, que provocaron una rebaja en la calificación crediticia estadounidense y pusieron al país al borde de un cese de pagos.

"Este año vimos peleas por el presupuesto, luego por el techo de deuda y seguirán con el plan de empleos de Obama y posteriormente con los recortes que debe proponer el súper comité de deuda. Luego se irán a elecciones. Así que los problemas fiscales y económicos de Estados Unidos no se irán".

El eterno impasse entre demócratas y republicanos amenaza con extenderse con la discusión del plan de empleos del presidente Barack Obama, que el líder republicano John Boehner ya señaló como un "pobre sustituto" para las políticas de crecimiento económico.

Es probable que los recortes propuestos por Obama al "Súper Comité" de deuda del Congreso estadounidense, que debe proponer formas de reducir el déficit para el 23 de noviembre, sean también objeto de fuertes disputas políticas.

El mandatario propuso eliminar exenciones fiscales para los estadounidenses más acaudalados, una medida que el republicano Paul Ryan, presidente de la Comisión Presupuestaria de la Cámara de Representantes calificó de "lucha de clases".

Zona euro

Para el bloque monetario el panorama dibujado por Roubini no es nada alentador.

El economista se sumó a la opinión del inversor George Soros al pronunciarse porque el país más endeudado de la eurozona, Grecia, abandone la moneda común y vuelva al dracma por su combinación de baja competitividad, insolvencia y recesión, aunque descartó que esta situación ocurra en el corto plazo.

Sin embargo, fijó su atención en Italia y España: países muy grandes para caer y para ser rescatados por el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (EFSF).

"El problema es que el monto del EFSF no es suficiente, porque la mitad de ese dinero está comprometido con Irlanda, Grecia y Portugal, y lo que queda para España e Italia, unos 200,000 millones de euros, se acabará en un lapso de dos o tres meses".

Dibujó como opciones para enfrentar la crisis la creación de eurobonos, que Alemania ha rechazado tajantemente, triplicar el monto del EFSF o implicar más al Banco Central Europeo obligando a esta entidad a que provea garantías.

Sin embargo, Roubini señaló que cualquier plan implicaría que el contribuyente alemán y los países del centro del bloque garanticen respaldo a la deuda alemana, además de la griega, la irlandesa y portuguesa así como la italiana y española.

"Se nos acaba el tiempo, o Alemania respalda la deuda de la eurozona o aumenta los recursos disponibles o habrá problemas", sentenció Roubini.

Esta semana, el parlamento alemán deberá decidir si autoriza elevar el monto de las reservas del EFSF, aunque el ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schaeuble, dijo que tal decisión es "una idea ridícula" que podría costarle a algunos países del bloque sus altas calificaciones crediticias.

Países emergentes

El mundo volteó a ver a las economías emergentes y en particular a las naciones BRIC, lideradas por China y Brasil, como una de las respuestas para paliar la crisis de deuda en la eurozona.

Ya el país sudamericano dijo en voz de Guido Mantega, ministro de Hacienda, que Europa debe salvarse a sí mismo y "si no lo hacen, los países emergentes tendrán poco qué hacer porque los temas centrales no están resueltos".

Para Nouriel Roubini, los países emergentes entrarán en desaceleración, aunque la pregunta es qué tan severa será la misma.

El economista señaló que esto dependerá de si la recesión en las economías desarrolladas es moderada o severa, lo que en gran parte depende del agravamiento de la crisis europea.

Sin embargo, el especialista dio un lugar especial a China al asegurar que "aún con una recesión en las economías avanzadas en el próximo año, China evitará la fuerte caída y mantendrá un crecimiento de 8% y una inflación no mayor a 5% o 6%.

Aseguró que no todo será miel sobre hojuelas para el gigante asiático.

"Los chinos estarán en riesgo en 2013-2014 porque su modelo de crecimiento está roto al estar basado en exportaciones y con el consumo afectado, su modelo no funciona", dijo.

Con información de Fortune y Reuters.

 

 

 

 

 

 

 

 

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

 

 

Ahora ve
Legisladoras demócratas piden investigar a Trump por denuncias de acoso
No te pierdas
×