Republicanos se ‘cuelgan’ de Buffett

Los legisladores de oposición interpretan en su beneficio político el plan de impuestos del magnate; el multimillonario declaró que desconocía la propuesta exacta de Obama, mas no dijo que se oponía.
buffett y obama  (Foto: Cortesía CNNMoney)

Los legisladores estadounidenses usaron las palabras de Warren Buffett el pasado viernes para ganar puntos políticos, incurriendo en el tipo de retórica que el inversionista ha reprochado al Congreso.

Lo que se debate es si Buffett está a favor de la propuesta fiscal que impulsa la Casa Blanca, una iniciativa que él mismo ideó y para la cual incluso prestó su nombre. Los representantes republicanos concluyeron el viernes anterior -basándose en algunas entrevistas- que Buffett supuestamente "repudia", "está en desacuerdo", o "rehúsa apoyar" el plan fiscal que lleva su nombre, la llamada ‘regla Buffett'. 

El portavoz de la mayoría republicana en la Cámara, Eric Cantor, escribió en Twitter: "Día difícil para la Casa Blanca -Warren Buffett no se muestra tan partidario de la Regla Buffett del Presidente Obama- ¡Sí!". 

El Comité Nacional Republicano también se inclinó por esa interpretación, como lo hizo el senador Jeff Sessions en un correo electrónico. 

Pero si escuchamos atentamente la entrevista que se le hizo a Buffett, no hay en realidad ninguna diferencia entre lo que inversionista quiere y lo que la Casa Blanca ha propuesto en materia tributaria. 

Para empezar: la regla Buffett de la Casa Blanca es una pauta para garantizar que aquellas personas que ingresan más de un millón de dólares no paguen una tasa impositiva total inferior a la que pagan aquellos que ganan mucho menos dinero. 

Para la mayoría de las personas, el salario constituye su principal ingreso, así que cuando reciben un aumento, su tasa impositiva media puede aumentar. Pero en el caso de los millonarios (o multimillonarios, como Buffett), ellos tienen varias fuentes de ingreso, algunas de las cuales están gravadas a tasas más bajas, si es que lo están. En consecuencia, Buffett dice que él goza de una tasa tributaria más baja que la de su secretaria. El propósito de la regla Buffet es corregir esa discrepancia. 

Ahora bien, los republicanos (y algunas agencias de medios) señalan que Buffett está en desacuerdo con su propio plan, basándose en algunas respuestas que el magnate dio a la cadena CNBC: 

CNBC: "¿Está conforme con la forma en que se ha descrito el plan? ¿El programa que la Casa Blanca ha presentado, de elevar los impuestos a quienes superan el millón de dólares, es su programa?" 

Buffett: "Bueno, no sé cuál será el programa preciso. Mi programa estaría enfocado a los ingresos muy altos que son gravados a tasas muy bajas. No todos los ingresos altos. Alguien que gana 50 millones de dólares al año por jugar béisbol no sufrirá cambios en su tributación. Si ganas 50 millones de dólares al año por salir en televisión tampoco hay cambios. Pero si ganan mucho dinero y pagan una tasa impositiva bastante baja, como yo, entonces su tributación se modificaría a una tasa mínima que sólo los colocaría al nivel de lo que paga otra gente". 

En otras palabras, Buffett contestó que no conocía la propuesta exacta de la Casa Blanca. Eso tiene sentido, pues apenas existe como anteproyecto. Luego describió su plan, como lo ha hecho en el pasado. 

El entrevistador entonces cambia de tema y le pregunta a Buffett por la Ley Estadounidense del Empleo, que es la iniciativa laboral presentada por el presidente Obama. Buffett dice que no la discutirá, y describe otra vez la regla Buffett.

CNBC: "¿Significa eso que está en desacuerdo con la propuesta de creación de empleo del presidente, que sería financiada mediante un aumento en los impuestos a hogares con ingresos superiores a 250,000 dólares? 

Buffett: "Ese es otro programa que no discutiré. Mi programa es tener un impuesto para las personas mega-ricas que pagan tasas impositivas muy bajas. No es para toda la gente rica. Probablemente aplicaría a 50,000 personas en una población de 300 millones". 

Vale destacar aquí lo que ha escrito el asesor económico de la Casa Blanca, Gene Sperling, sobre la regla Buffett: "La norma Buffett no aplica a todos los contribuyentes, ni siquiera al contribuyente promedio que gana más del millón de dólares. En su lugar, está dirigida a quienes pagan menos impuestos que las familias de clase media". 

Y eso es justamente lo que Buffett ha propuesto. 

Volvamos a la entrevista, donde queda claro que Buffett está a favor de la iniciativa. 

CNBC: "Hablemos sobre la regla Buffett por un momento. Cuéntenos cómo fue que la Casa Blanca lo contactó y le puso su nombre". 

Buffett: "Bien, Gene Sperling llamó y me dijo ‘¿Podemos usar tu nombre?', y yo le dije ‘Sí'".

CNBC: "¿Le alegra haber dicho que sí?" 

Buffett: "Por supuesto". 

A su vez, en una entrevista con CNN el viernes pasado, se le preguntó qué se requiere para corregir el rumbo de la economía. El inversionista respondió que menos peleas y más cooperación en Washington.

"Se necesita la cooperación del Congreso y de la administración", contestó. "Los problemas para aumentar el límite de la deuda fueron una vergüenza... y a la gente tampoco se le han dado muchas razones para sentir confianza en términos de cómo se ha conducido el Congreso en meses recientes". 

Bien, ya lo dijo Buffett. Ahora la pelota está en 'la cancha' de los políticos.

Ahora ve
Millones de devotos llevan peticiones y agradecimientos a la Virgen de Guadalupe
No te pierdas
×