S&P ejerce presión a Gran Bretaña

La nota soberana podría ser afectada si el Gobierno no continúa con los recortes al déficit; la agencia estimó que el crecimiento del país será menor al esperado por el Gobierno.
gran bretana  (Foto: Thinkstock)

La preciada calificación "AAA" de la deuda soberana de Gran Bretaña podría verse presionada si el Gobierno se desvía de su plan de recortar el déficit público ante un crecimiento económico más débil, dijo este lunes la agencia crediticia Standard & Poor's.

En una publicación que coincidió con un discurso clave del ministro de Finanzas, George Osborne, en la conferencia anual de su Partido Conservador, S&P dijo que el crecimiento británico podría ser menor al que el Gobierno esperaba.

La agencia reafirmó la nota "AAA" y dijo que su panorama era estable, pero advirtió que los ingresos tributarios podrían verse presionados cuando la austeridad fiscal empiece a pesar sobre la economía, aunque la expansiva política monetaria debería entregar algo de apoyo.

"Las calificaciones podrían tener presión bajista si, contra nuestras expectativas y quizás en respuesta a perspectivas de crecimiento más débiles, el compromiso de la coalición de Gobierno con la consolidación fiscal fracasa", dijo S&P en un comunicado.

La economía de Gran Bretaña ha estado virtualmente estancada por casi un año, llevando a muchos expertos a rebajar sus pronósticos de crecimiento para el 2011 y 2012, además de presionar al Gobierno para que cree un plan que impulse la recuperación.

La coalición de conservadores y liberales demócratas ha insistido en que se apegará a los planes para casi eliminar un déficit presupuestario cercano al 10% del Producto Interno Bruto (PIB) para el 2015, advirtiendo que disminuir el ritmo de consolidación arriesga afectar la confianza de los mercados en Gran Bretaña.

Los rendimientos de la deuda gubernamental británica han caído a mínimos históricos en los últimos meses, ya que las actuales preocupaciones sobre la crisis de deuda de la zona euro llevaron a los inversores a buscar activos más seguros.

La calificadora notó que la demanda de bonos soberanos británicos era fuerte y que la madurez promedio a largo plazo de su deuda debería ayudar a mantener las necesidades de préstamo de Gran Bretaña bajas en comparación con sus pares.

No hubo reacciones claras en los mercados de divisas o bonos británicos ante la declaración de S&P.

S&P dijo que la recuperación económica de Gran Bretaña había sido deslucida y que las medidas de austeridad del Gobierno pesarían sobre el crecimiento.

La agencia espera que la economía británica se expanda 1.8% promedio entre el 2011 y el 2014, muy por debajo del 2.5% previsto por la Oficina de Responsabilidad Presupuestaria.

Antes de su discurso en la conferencia de su partido, Osborne depositó sus esperanzas en una resolución de la crisis de la zona euro.

"El impulso más grande para la economía británica que podría darse este otoño no es uno que yo pueda anunciar, es la resolución de la crisis de la zona euro", dijo Osborne a BBC Radio 4.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El ministro instó a los gobiernos europeos a encontrar una solución para la reunión de noviembre de los líderes del Grupo de los 20.

"Si salimos de ese encuentro con la crisis de la zona euro aún sin resolverse, eso sería terrible, no solo para Gran Bretaña, no solo para Europa sino para toda la economía", señaló.

Ahora ve
El papel que juega Corea del Sur en la histeria actual por el bitcoin
No te pierdas
×