La Fed evaluó nuevo estímulo monetario

El Banco Central de EU estudió comprar más bonos para aliviar las condiciones financieras de EU; al final la entidad decidió aplicar un programa para reducir el costo del crédito a largo plazo.
fed imprimir dolar hoja balance  (Foto: Thinkstock)

En su reunión de septiembre, la Reserva Federal (Fed) analizó lanzar una nueva ronda de compra de bonos, además de otras herramientas, para mejorar las condiciones financieras en Estados Unidos, según mostraron este miércoles las minutas del encuentro. "La mayoría de los miembros acordaron que las revisiones al panorama económico justificaban algo de expansión adicional de la política monetaria para apoyar una recuperación más fuerte", indicaron las minutas de la reunión del 20 y 21 de septiembre.

Los funcionarios barajaron distintas herramientas para expandir la política monetaria, entre ellas equilibrar la cartera de la Fed para alargar su vencimiento y poner más presión a la baja a las tasas de interés a largo plazo -medida que tomaron finalmente- hasta entregar guías explícitas sobre sus metas para el mercado laboral.

En una declaración emitida después de la reunión, la Fed advirtió de riesgos significativos para la ya débil economía estadounidense al lanzar su nuevo plan para disminuir los costos de endeudamiento.

Dos funcionarios de la Fed pidieron acciones más fuertes, mientras que tres objetaron el tomar cualquier medida, indicaron las minutas.

Finalmente, los tres funcionarios -el presidente del Banco de la Reserva de Dallas, Richard Fisher, el jefe de la Fed de Filadelfia, Charles Plosser, y Narayana Kocherlakota de la Fed de Minneapolis- disintieron con la decisión tomada.

El Banco Central ha intentado impulsar una recuperación más fuerte y bajar la tasa de desempleo estadounidense, que seguía fija sobre el 9% en septiembre por quinto mes consecutivo.

El banco rebajó las tasas de interés a cerca de cero en diciembre del 2008 y compró 2.3 billones de dólares en bonos para apuntalar aún más el crecimiento económico.

Al evidenciarse que la recuperación se tambaleaba, decidió en agosto comprometerse a mantener los costos de endeudamientos en sus niveles mínimos hasta mediados del 2013 y luego dijo que cambiaría su tenencia de bonos.

Al evaluar el rango de opciones disponibles el mes pasado, un número de funcionarios de la Fed sintió que seguir con las compras de bonos era la iniciativa más potente que el banco central podría mostrar.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Las compras de activos a larga escala -un proceso conocido como alivio cuantitativo- generaron polémica en el exterior y dentro del país, ya que sus críticos acusaron a la Fed de crear un escenario inflacionario y de debilitar al dólar.

Las autoridades monetarias también discutieron la fijación de objetivos explícitos sobre el desempleo, pero finalmente no llegaron a una decisión. Los funcionarios decidieron además que necesitaban más tiempo para estudiar los efectos colaterales de bajar la tasa de interés que cobra la Fed a los bancos por exceso de reservas.

Ahora ve
Estados Unidos revoca el marco normativo de la “neutralidad” de internet
No te pierdas
×