Jeff Immelt empatiza con los indignados

El CEO de General Electric dijo que es importante sensibilizarse ante las protestas de Wall Street; el movimiento critica los sueldos de los CEOs, 343 veces mayores al del empleado promedio en 2010.
Immelt  (Foto: Cortesía CNNMoney)

Jeff Immelt, CEO de General Electric (GE), dijo el pasado lunes que compartía las reivindicaciones de los manifestantes de "Ocupa Wall Street".

"El desempleo está en 9.1% y el subempleo está todavía más alto, en especial entre los jóvenes que no tienen un título universitario. Es natural asumir que la gente está enojada, y por ello pienso que tenemos que mostrar empatía y entender que las personas no están contentas", señaló el ejecutivo. 

En el marco de un evento de ThomsonReuters celebrado en Nueva York, Immelt habló sobre la brecha entre la paga que reciben los CEOs o directores ejecutivos y los sueldos promedio, una de las principales fuentes de descontento entre los activistas de "Ocupa Wall Street". 

"Creo que esa discrepancia (de salarios) es ciertamente hoy uno de los problemas en términos de por qué la gente siente que el sistema es injusto. Así que seamos honestos, es parte del problema", apuntó. 

Dicho lo anterior, Immelt enseguida destacó que las altas remuneraciones de los CEOs no son la causa de la crisis laboral que vive Estados Unidos ni de su débil crecimiento económico. "Si se baja el sueldo de un CEO y el desempleo se ubica en 12%, la gente seguirá sintiéndose mal", dijo. 

De acuerdo con un informe divulgado por la confederación sindical estadounidense AFL-CIO, el año pasado el salario de un CEO era 343 veces superior al de un trabajador estadounidense común. Immelt mismo recibió en 2010 una remuneración de alrededor de 15.2 millones de dólares.

Entretanto, 14 millones de estadounidenses siguen desempleados; un problema que Immelt busca resolver al presidir el Consejo Laboral del presidente Barack Obama. 

La semana pasada, ese consejo presentó al mandatario una propuesta de cinco puntos, urgiendo inversiones en infraestructura y energía, esfuerzos por atraer más inversión extranjera, regulaciones más simplificadas, mejor educación y más ayuda para los pequeños negocios. El lunes anterior, Immelt también subrayó la importancia de aumentar las exportaciones como un motor clave para el crecimiento económico y la creación de empleo. 

Obama, por su parte, intenta duplicar las exportaciones del país para el 2015, una meta que parece factible. No obstante, Immelt cree que el país necesita ser más agresivo y modelar su estrategia como lo hace Alemania, cuyas exportaciones representan más de una tercera parte del PIB nacional. En contraste, las exportaciones de Estados Unidos apenas representan el 13% de su economía.

"Ellos juegan duro, juegan a ganar, y juegan por sus exportaciones. Creo que nosotros podemos competir, y podemos hacerlo muy bien, pero no lo apostamos todo, como sí lo hacen los alemanes", dijo. 

El directivo señaló que GE está enfocándose en Rusia como un área clave de crecimiento, así como en otros mercados emergentes, incluidas naciones africanas ricas en energía. En su opinión, Estados Unidos puede competir directamente con China, el mayor exportador del mundo, no sólo a escala mundial, sino también dentro de la propia China. 

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Es nuestro momento. Actualmente hay en China 25 aeropuertos en construcción. En Estados Unidos no hay ninguno construyéndose. Ellos comprarán más aviones. Podemos ganar toda esa actividad si queremos", señaló.

General Electric, por lo demás, fue muy criticada este año por no haber pagado a Estados Unidos ningún impuesto en 2010. Immelt puntualizó el lunes que la tasa impositiva de GE será superior al 30% este año y expresó su apoyo a la reforma fiscal que elimina los vacíos legales que permiten a las corporaciones evadir impuestos.

Ahora ve
Estos ‘huevos revueltos’ son preparados sin huevos
No te pierdas
×