Alemania prevé crecer menos en 2012

El Gobierno redujo sus expectativas de expansión económica de 1.8 a 1% para el próximo año; el país dijo que su crecimiento se ha desacelerado debido a las menores exportaciones.
alemania bandera  (Foto: Thinkstock)

El Gobierno alemán redujo este jueves casi a la mitad su estimación de crecimiento económico del próximo año a 1%, debido a expectativas de menores exportaciones, sumándose a los temores a una brusca desaceleración en el baluarte de la economía de Europa.

Berlín recortó el pronóstico para la expansión germana del 2012 a 1% desde 1.8%, y el del 2011 a 2.9% desde 3%.

"El ritmo de expansión se ha desacelerado, como esperábamos", dijo el ministro de Economía, Philipp Roesler. Sin embargo, agregó, "nuestra economía se mantiene en la senda del crecimiento".

El Ministerio de Economía, que realiza las previsiones económicas para el Gobierno, dijo que un desarrollo más débil de las exportaciones en particular era la razón del menor ritmo de crecimiento. Se espera que las ventas al exterior crezcan 7.5% en el 2011 y sólo 3.5% en el 2012.

"La demanda doméstica se convertirá en el pilar del crecimiento económico de Alemania", dijo el ministerio. "El crecimiento general se sustentará casi exclusivamente en ella en el curso de este y el próximo año", acotó.

La economía alemana, basada en las exportaciones, se ha recuperado rápidamente de la crisis financiera, a diferencia de sus pares y ha sido un motor crucial de crecimiento para Europa.

El desempleo germano seguirá cayendo el próximo año a una tasa de 6.7% desde el 7% de éste, dijo el ministerio.

Pero recientes indicadores han reforzado la perspectiva de que la expansión alemana se enfriará debido a una desaceleración global, con caídas en la producción y los pedidos industriales en agosto.

El Ministerio de Economía comentó que la incertidumbre en torno a la crisis de deuda estaba frenando el ritmo de la expansión global.

Pero Berlín se mantiene optimista y anunció planes para una reforma tributaria que implique reducir los impuestos en 6.000 a 7,000 millones de euros a contar de enero del 2013.

El proyecto, largamente esperado, se focalizará en detener la "evolución fría", un sistema mediante el cual los ciudadanos ganan efectivamente menos cada año, debido a que las bandas impositivas no se ajustan por inflación.

Adicionalmente, el ingreso disponible de las familias subiría en un 3.2% y un 2.9% en el 2011 y 2012, respectivamente, mientras que la inflación se aceleraría solo un 2.3% y un 1.8% cada año.

Ahora ve
Dos emprendedores mexicanos cuidan la salud visual de los más necesitados
No te pierdas
×