Banamex baja la perspectiva de México

El banco rebajó la expectativa de crecimiento económico para 2011 a 3.8%, desde el 4.1% previo; la institución también descendió la proyección para el tercer trimestre a 3.9%, desde el 4.3%.
peso  (Foto: Karina Hernández)

Banamex Citi modificó a la baja sus expectativas de crecimiento de la economía mexicana para 2011 y 2012, ante la desaceleración de la demanda global y una visión menos positiva para la actividad económica internacional. El grupo financiero redujo de 4.3% a 3.9% su estimado del Producto Interno Bruto (PIB) para el tercer trimestre del año, mientras que para todo el año modificó su perspectiva de 4.1% a 3.8%.

El coordinador de Estudios Económicos y Sociales de la institución, Eduardo González, refirió que el buen funcionamiento que seguirán teniendo los sectores agropecuario y servicios en julio-septiembre será insuficiente para compensar una desaceleración más fuerte de lo esperado en la actividad industrial en ese periodo.

De hecho, comentó, para el último trimestre de 2011 se espera que la tasa de crecimiento anual de la producción manufacturera en Estados Unidos tenga una desaceleración un poco más intensa que en la anterior previsión.

De ahí que considera probable que la actividad manufacturera en México también sea un poco menos dinámica de lo previsto.

Además, es probable un poco de moderación de la demanda interna ya que el motor del comercio exterior se desacelera, y haya menor impulso del sector primario.

Todo esto "nos lleva a ajustar nuestra previsión de crecimiento del PIB para el conjunto del año a 3.8% desde el 4.1% anterior".

Para 2012, es creciente la incertidumbre sobre las perspectivas de la actividad económica global, pero basados en una visión global menos positiva la institución revisó a la baja las proyecciones.

"Esperamos el crecimiento del PIB de 3% para el próximo año, por debajo del 3.5%", manifestó.

Abundó que los riesgos a la baja para el crecimiento de la economía mundial siguen ganando impulso, y como resultado se espera un crecimiento más débil en producción manufacturera en Estados Unidos para el próximo año, de 3.3% frente a 3.7% de antes.

Recordó que se trata de un dato clave para el propio pronóstico macroeconómico, pues implica que ahora se espere que la producción industrial local crezca menos de lo anticipado en 2012, lo que a su vez implica menor impulso para el sector de servicios local.

Además, el ajuste a la baja en la proyección de crecimiento del PIB para el segundo semestre de 2011 (y, en consecuencia para todo 2011) implica un efecto de base estadístico sobre las proyecciones del grupo financiero de 2012, el cual opera de una manera negativa.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Es cierto que todavía hay mucha incertidumbre sobre las perspectivas para 2012, pero creemos que la combinación de los dos factores que hemos señalado implica una revisión a la baja relativamente grande -medio punto porcentual- en nuestras estimaciones de crecimiento del PIB, a 3% desde 3.5% antes", reiteró.

Eduardo González dijo que ante dicho panorama se seguirán de cerca los acontecimientos en el frente externo durante los últimos meses del presente año -en particular, la definición sobre la perspectiva fiscal de Estados Unidos- pero hasta ahora parece que el crecimiento de 2012 deberá depender más de fuentes de la demanda doméstica.

Ahora ve
AMLO se encuentra con Delfina Gómez en su gira por el Estado de México
No te pierdas
×