Grecia aprueba plan de austeridad

El Parlamento ratificó en definitiva la medida que recorta salarios y aumenta impuestos; el plan, que generó protestas afuera del recinto, es clave para recibir un nuevo tramo de ayuda.
grecia  (Foto: AP)

Los legisladores griegos dieron este jueves la aprobación final a una ley de austeridad que recorta salarios y sube impuestos, considerada crucial para que el país reciba un nuevo tramo de ayuda y evite una moratoria de pagos. Todos los legisladores del oficialismo, menos uno, votaron a favor del plan artículo por artículo, pese a las protestas en las inmediaciones del Parlamento.

Más temprano este jueves, la misión formada por Unión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional, llamada ‘troika', recomendó pagar el sexto tramo de ayuda a Grecia tan pronto como sea posible, pese a hallar "extremadamente preocupante" la dinámica de deuda del Gobierno, según un borrador del reporte obtenido por Reuters este jueves.

El borrador dice que la crisis económica de Grecia era sustantivamente más fuerte de lo previsto y que las previsiones de crecimiento de mediano plazo debían revisarse a la baja, pero que las medidas adicionales del Gobierno sobre ingresos y gasto permitirían a Atenas alcanzar sus metas de déficit en el 2012, aunque no en el 2011.

El Gobierno socialista del primer ministro George Papandreou, aprobó la medida por 154 votos a favor y 144 en contra, desafiando a las violentas protestas en el centro de Atenas y una huelga general que paralizó buena parte del país.

La resolución debería asegurar que la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) liberen un tramo de ayuda de 8,000 millones de euros que necesita el Gobierno para seguir pagando sus cuentas a partir de noviembre.

El paquete, que combina profundos recortes de sueldos y pensiones con alzas de impuestos y cambia los contratos colectivos, ha recibido una dura oposición y al menos 70,000 personas se unieron a las protestas en la plaza Syntagma de Atenas, frente al Parlamento.

Grupos de jóvenes vestidos de negro se enfrentaron con rivales del PAME, un sindicato afiliado al partido comunista tradicionalmente opuesto a la violencia durante las manifestaciones.

Al menos 74 personas heridas fueron trasladas al hospital y un hombre murió de un ataque al corazón durante las protestas, pero las autoridades señalaron que no fue herido durante los incidentes.

Papandreou ahora vuela a Bruselas para asistir a una cumbre de líderes europeos el domingo para intentar impedir que la crisis de deuda se salga de control. Se espera la celebración de una segunda cumbre el miércoles.

"Estamos en un punto crítico, no sólo para nosotros sino para la historia europea. Nunca, que yo recuerde, había oído a líderes de grandes países europeos (decir) que existe peligro de que Europa se desmoronase", indicó Papandreou en una reunión del gabinete tras la votación.

"Ahora es el momento de que todos nosotros asumamos nuestra responsabilidad colectiva", agregó.

La líder del Partido Comunista griego, Aleka Papariga, condenó la violencia, que según dijo había sido provocada de forma deliberada por grupos de "encapuchados".

"No importa lo que ocurra, no nos vamos", dijo. "No hay otra forma de salir, la gente tiene que tomar la situación en sus propias manos", afirmó.

Hostilidad

Grecia ha sufrido tres años de recesión y tiene una enorme deuda pública que la ha expulsado de los mercados de bonos, y el Gobierno de Papandreou está atrapado entre los acreedores que exigen medidas más duras y el descontento público por los recortes.

La hostilidad por las nuevas medidas de austeridad también ha impuesto una fuerte presión sobre el gobernante partido PASOK. Papandreou expulsó a Luka Katseli, una cercana amiga familiar, después de que ella votara contra un artículo de la ley que restringe los contratos colectivos.

"La votación de hoy (este jueves) no es un asunto de disciplina de partido, es un asunto de responsabilidad nacional", dijo Papandreou en una carta leída por el portavoz de la Cámara.

Otros dos diputados que habían amenazado con rebelarse cedieron a la presión de los líderes del partido, pero sigue habiendo un profundo malestar sobre las medidas que muchos creen castigan a los débiles y sólo hundirán más a su golpeada economía.

"Votaré a favor, pero esta es la última vez. Estoy luchando con mi conciencia", dijo Vasso Papandreou, legisladora integrante del partido PASOK y una de las disidentes que finalmente decidió en favor del paquete.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La huelga general convocada por sindicatos que representan cerca de la mitad de la fuerza laboral griega es una de las mayores protestas realizadas en el país desde que comenzó la crisis hace dos años y lleva a más 100,000 personas a las calles el miércoles pasado.

   

Ahora ve
El rescate de un ciervo de un lago congelado se vuelve viral
No te pierdas
×