Grecia agradece, pero dice que aún falta

Tras la liberación del tramo de ayuda, el Gobierno indica que se requiere una solución más general; el Eurogrupo pedirá a los bancos europeos que asuman pérdidas más elevadas.
Finanzas griego  (Foto: AP)
BRUSELAS (Notimex) -

El ministro de Finanzas de Grecia, Evangelos Venizelos, se felicitó este sábado de la decisión de sus socios de la zona del euro de liberar el sexto tramo del préstamo a su país, pero advirtió que hace falta una solución "más general y más constructiva" para toda la unión monetaria a fin de poner fin a la crisis. "Grecia no es el problema central de la zona del euro. Ahora lo importante es tomar una decisión más general y más constructiva para la zona del euro como un todo", afirmó el ministro griego al llegar a Bruselas para una reunión con sus homólogos de los Veintisiete.

Venizelos también pidió que sus socios implementen los acuerdos logrados en la cumbre europea del 21 de julio -que incluyen el segundo rescate a Grecia y el refuerzo del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF)- pero de una manera "mejorada".

Según el presidente del Eurogrupo, el primer ministro luxemburgués Jean-Claude Juncker, los 17 países del euro están de acuerdo en que el sector privado deberá aceptar un "aumento sustancial" en su contribución para el segundo paquete de ayuda griego.

Claude Juncker declaró este sábado que la zona del euro pedirá a los bancos europeos que asuman pérdidas más elevadas en los bonos de Grecia que tienen en su balance para ayudar a aliviar la deuda del país.

"Hemos acordado que hace falta un aumento sustancial en la contribución de los bancos", afirmó Juncker al llegar a la reunión de ministros de Finanzas de la Unión Europea (UE) en Bruselas, aunque sin dar detalles.

El volumen de la participación del sector privado en el segundo paquete de rescate de Grecia es uno de los puntos de discordia que vienen retrasando las decisiones europeas.

Los bancos se comprometieron en julio pasado a asumir 21% de pérdidas en los bonos griegos.

No obstante, ante el agravamiento de la situación de Grecia, se estima que ahora esa cifra debería ser de al menos un 50% para permitir que la deuda del país se reduzca al 120% del PIB en 2020, frente al 160% actual.

Alemania aboga por elevar la contribución de la banca a un 50%, una idea a la que se oponen Francia y el Banco Central Europeo (BCE) por considerar que agravará el contagio a España y Portugal.

La canciller alemana Angela Merkel y el presidente francés Nicolas Sarkozy volverán a reunirse la noche de este sábado en Bruselas para tratar de cerrar un acuerdo horas antes de la cumbre que celebran con sus homólogos de los Veintisiete, el domingo.

Los gobernantes de las dos mayores economías europeas también tienen que acordar una posición común respecto a la manera de reforzar el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF).

Francia quiere que se conceda al fondo una licencia bancaria para que pueda acceder a créditos del BCE, al que se opone Alemania.

La noche del viernes, los ministros de Finanzas de la zona del euro acordaron liberar el pago de los 8,000 millones de euros (11,000 millones de dólares) del sexto tramo del préstamo europeo a Grecia, que depende ahora del visto bueno del Fondo Monetario Internacional (FMI) para ser entregado a mediados de noviembre.

Este sábado, el resto de titulares europeos del área se unen a las discusiones para tratar principalmente de la recapitalización de los bancos de la Unión Europea.

"Vamos a hablar de una solución completa a la crisis. Ya hemos tenido bastantes medidas a corto plazo", afirmó a su llegada el ministro británico George Osborne.

A su juicio, la actual crisis de la zona del euro supone "un peligro para todas las economías europeas, incluyendo el Reino Unido".

Ahora ve
Cómo evitar que tu hijo sufra un accidente relacionado con sus juguetes
No te pierdas
×