Acuerdos eficaces, el reto de la UE

Los gobernantes del bloque tienen la primera de tres cumbres para resolver la crisis en la eurozona; probablemente el consenso sobre bancos sea el único gran avance que se anuncie este domingo.
lideres  (Foto: CNN)
BRUSELAS (Agencias) -

Los gobernantes de la Unión Europea (UE) celebran este domingo la primera de tres cumbres llamadas a encontrar una solución a la crisis de la deuda soberana en la zona del euro. La agenda se centra en tres temas principales: el refuerzo del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEE), la participación privada en el segundo paquete de ayuda para Grecia y la recapitalización de los bancos, considerada indispensable para que las instituciones puedan asumir pérdidas por los bonos griegos que detienen.

Tras la reunión de los 27 miembros de la UE, las discusiones se seguirán en una segunda cita exclusiva entre los gobernantes de los 17 países del euro.

La canciller alemana, Angela Merkel, valoró anoche que las negociaciones serán difíciles hasta el miércoles, cuando tendrá lugar la segunda y decisiva cumbre, otra vez reservada a los socios del euro.

El maratón de juntas previas a la cumbre de este domingo -reuniones de los ministros de Finanzas de la zona del euro y de la UE que se suceden desde el viernes- ha concluido con un principio de acuerdo para recapitalizar la banca europea en 100,000 millones de euros (139,000 millones de dólares), con prioridad para el uso de capital privado.

Grandes bancos bajo presión

También logró un consenso acerca de la idea de que el sector privado deba aceptar mayores pérdidas en sus bonos griegos, probablemente de un 50%, frente al 21% con el que ya se habían comprometido en julio pasado.

Los grandes bancos se encontraban el sábado bajo presión por la crisis de deuda de Europa, con los ministros de finanzas impulsándolos a recaudar miles de millones de euros en capital y asumir enormes pérdidas por los bonos griegos que poseen.

Las instituciones financieras más grandes del continente estaban en el centro de las conversaciones en momentos en que los gobernantes entablan negociaciones maratónicas en Bruselas.

"Entre hoy (sábado) y el miércoles tenemos que encontrar una solución, una solución estructural, una solución ambiciosa y una solución definitiva. No hay otra opción", dijo el presidente francés Nicolás Sarkozy al llegar a Bruselas.

Los gobernantes quieren que el sector bancario esté en condiciones de resistir las turbulencias del mercado, y a su vez convertir su fondo de rescate en una sólida red de seguridad que impida que grandes economías como la de Italia y España caigan en la misma trampa de la deuda que ya sacudió a Grecia, Irlanda y Portugal.

Pero deben superar muchos obstáculos antes de que venza el plazo el miércoles.

Los ministros de finanzas de los 27 países de la Unión Europea decidieron el sábado forzar a los bancos más grandes del bloque a aumentar sustancialmente sus reservas de capital, un paso importante para asegurarse de que son lo suficientemente fuertes como para resistir el pánico en los mercados financieros que podría desencadenar un brusco recorte a la deuda de Grecia.

Es probable que el acuerdo sobre los bancos sea el único avance significativo que se pueda anunciar este domingo, lo que deja pendientes muchas decisiones importantes y negociaciones que se deben concretar a más tardar el miércoles en la noche.

El viernes, el primer día de las maratónicas conversaciones, los ministros de Finanzas de los 17 países que utilizan el euro accedieron a exigir que los acreedores privados de Grecia asuman grandes pérdidas en los bonos del Gobierno griego que poseen.

Sin embargo, todavía tienen que lograr que los bancos accedan a ello, y convencerlos de que dicha medida es la mejor manera de asegurarse que Atenas finalmente pueda pagar sus deudas pendientes.

El panorama en Grecia, cuyos problemas desataron la crisis hace casi dos años, luce más desalentador que nunca.

Un nuevo informe de los inspectores internacionales de la deuda griega (la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional) mostró que un acuerdo preliminar alcanzado en julio para un segundo paquete de préstamos de rescate ya es obsoleto.

En ese mes, los bancos habían aceptado asumir pérdidas por 21% de su tenencia de bonos gubernamentales griegos, al tiempo que la eurozona y el FMI proporcionarían 109,000 millones de euros adicionales en préstamos de rescate.

Pero el informe mostró que en los últimos tres meses la situación económica de Grecia se ha deteriorado tanto que, para que el acuerdo bancario siguiera en pie, el sector oficial tendría que proporcionar unos 252,000 millones de euros en préstamos.

Charles Dallara, director gerente del Instituto de Finanzas Internacionales y quien ha encabezado las negociaciones a nombre de los bancos, dijo en entrevista con la agencia The Associated Press que un acuerdo entre las partes permanece esquivo.

No obstante, todas estas medidas deberán hacer parte de un plan completo, que no solamente solucione el problema de Grecia, sino que impida el contagio de la crisis a economías mayores, como España e Italia.

"Se ha comprobado que la crisis no es griega. Es una crisis europea. Por eso, es hora de que, como europeos, actuemos decisiva y efectivamente", sostuvo el primer ministro de Grecia, Yorgos Papandreu, al llegar para la cumbre de este domingo.

Por su parte, el primer ministro belga en funciones, Yves Leterme, señaló que es "esencial" que se realicen suficientes progresos "para que la credibilidad del euro no esté en peligro este lunes por la mañana, cuando los mercados abran".

Con información de Notimex y AP

Ahora ve
Esta aplicación te permitirá detectar daños cerebrales desde tu smartphone
No te pierdas
×