Carstens descarta entorno de crisis

La economía mexicana se ve afectada por el ambiente global, admitió el gobernador del Banxico; el funcionario presumió una baja inflación y finanzas públicas sanas.
carstens banxico crisis euro mexico  (Foto: AP)
CIUDAD DE MÉXICO (Agencias) -

La economía mexicana muestra signos de desaceleración afectada por el ambiente global, pero no va a entrar en un entorno de crisis como sucede en Europa, afirmó el gobernador del Banco de México (Banxico), Agustín Carstens.

Al presentar el "Reporte sobre el sistema financiero a septiembre de 2011", destacó que la economía tiene fundamentos sanos, como inflación bajo control, balance externo equilibrado, finanzas públicas adecuadas y un sistema financiero sólido.

Eso no quiere decir que no vayamos a resentir o a tener ciertos aspectos en la economía que se vean afectados por el entorno internacional, como el crecimiento económico.

"Pero lo que sí quiero decir es que no vamos a entrar en un entorno de crisis como ha entrado Europa", puntualizó en rueda de prensa.

Aceleración de precios, coyuntural

La aceleración más allá de lo esperado de la inflación de México durante la primera quincena de octubre fue coyuntural, por lo que los precios retomarán su tendencia descendente, dijo el martes el gobernador de Banxico, Agustín Carstens.

Los precios subieron 0.61% en la primera mitad de octubre debido a una fuerte alza en las tarifas eléctricas, aunque la inflación anual sigue cerca de la meta oficial y se ubicó en 3.24%.

"Fue un dato que sorprendió al mercado. Sin embargo, quisiera decir que no sorprendió al Banco de México; era un impacto esperado", dijo Carstens durante la presentación de un reporte sobre el sistema financiero.

"El aumento de esta tasa un tanto más alta de lo esperado por el mercado no implica que la buena tendencia o el buen comportamiento que ha tenido la inflación se suspenda", subrayó.

El autónomo banco central tiene una meta permanente de inflación del 3%.

El peso se ha visto fuertemente golpeado por la volatilidad derivada de los temores a una profundización de la crisis de deuda de la zona euro, y tanto al banco central como a analistas les preocupa que la debilidad cambiaria propicie incrementos en algunos precios locales, al encarecerse el costo de las importaciones.

La moneda mexicana se depreció un 11.20% en septiembre.

"En meses subsecuentes o en datos subsecuentes es probable, sin duda, que tengamos mejores cifras sobre la inflación", destacó Carstens.

Entre analistas está ganando fuerza la posibilidad de que el banco central decida un recorte de la tasa de referencia -que mantiene en 4.5% desde julio del 2009- en su próxima reunión de política monetaria, debido a la desaceleración de la economía local.

Sin embargo, el comportamiento de los precios y del tipo de cambio es clave para determinar la tasa referencial.

La economía mexicana podría crecer cerca de un 4% este año, frente al 5.4% del año pasado, pero hacia el 2012 se espera que se desacelere a un 3.5%.

Ahora ve
Esta exhibición de esculturas de Navidad te va a dejar helado
No te pierdas
×