Grecia es llamada a rendir cuentas

El primer ministro griego se verá con líderes de Alemania y Francia para explicar el referendo; George Papandreou enfrenta una fuerte presión tanto internacional como al interior de su país.
papandreou grecia crisis euro  (Foto: CNN)
ATENAS (CNN) -

El primer ministro de Grecia enfrentará este miércoles un incómodo interrogatorio de los líderes de Alemania y Francia en torno a sus planes para someter a un referendo el paquete de rescate de 130,000 millones de euros ofrecido por la Unión Europea.

Tras haber luchado hasta última hora del martes pasado para que su gabinete aprobara la idea de celebrar un referendo, George Papandreou se verá las caras en Cannes con el presidente francés, Nicolas Sarkozy, y con la canciller alemana, Angela Merkel, quienes convocaron al primer ministro a explicar sus planes.

La reunión se producirá un día antes del inicio formal de la cumbre del G20 en Cannes.

"Este anuncio tomó a toda Europa por sorpresa", dijo Sarkozy desde el Palacio Eliseo en París. "El plan (de rescate) es la única forma de resolver el problema de deuda de Grecia", aseveró.

La jugada de Papandreou garantiza semanas de incertidumbre, justo en momentos en que la zona euro ansía un periodo de calma para implementar los remedios acordados la semana pasada y así cercar la crisis de deuda soberana.

Algunos dirigentes del partido de Papandreou pidieron su dimisión, acusándolo de poner en peligro la membresía de Grecia con su repentina decisión de llamar a una votación popular, medida que derrumbó al euro y a las bolsas globales.

Pero el apoyo del gabinete logrado el martes pasado al menos le permite mantener el cargo hasta el voto de confianza que se realizará en el Parlamento el viernes.

"El referendo será un claro mandato y un claro mensaje dentro y fuera de Grecia sobre nuestro curso europeo y participación en el euro", dijo Papandreou en una reunión de gabinete que duró siete horas.

"Nadie será capaz de dudar del curso de Grecia dentro del euro", sostuvo.

Incertidumbre garantizada

Incluso si Papandreou gana el voto de confianza, la zona euro enfrenta semanas de incertidumbre en las que los mercados pueden crear un caos financiero. De perder, Grecia enfrenta un desorden que azotaría a la banca europea y amenazaría a economías más grandes, como España e Italia.

Como resultado, la movida del primer ministro griego provocó enojo y sorpresa en partes iguales en todo el mundo.

"Ya es suficiente: ¡Griegos fuera!", tituló el periódico austríaco Kronen Zeitung.

El presidente de los ministros de Finanzas de la zona euro, Jean-Claude Juncker, dijo que Grecia podría ir a la quiebra si los votantes rechazaban el paquete y el ministro de Finanzas japonés, Jun Azumi, indicó que "todos están desconcertados".

Juncker, junto con el presidente del Consejo Europeo José Manuel Barroso, la jefa del FMI Christine Lagarde y un funcionario del BCE también asistirán a las conversaciones de este miércoles en el centro vacacional del sur de Francia.

Pese a que el Banco Central Europeo compró bonos italianos, la prima de riesgo de la deuda de ese país sobre la segura deuda alemana llegó a un máximo histórico el martes, alcanzando niveles que resultaron insostenibles para países como Irlanda y Portugal, que finalmente debieron ser rescatados.

El ministro de Finanzas de Irlanda dijo que creía que el BCE se vería obligado a prometer "un muro de dinero" para comprar bonos de países periféricos, algo que muchas autoridades del banco encuentran profundamente incómodo.

Hasta que se aclare la situación griega, algunos elementos clave del acuerdo entre los líderes de la zona euro alcanzado la semana pasada se mantendrían sin resolver, dejando el rescate en el limbo y al BCE como el único guardián contra los ataques del mercado.

El jefe de la asociación bancaria de Alemania, Michael Kemmer, dijo que el acuerdo de una quita del 50% sobre la deuda griega por parte de sus acreedores privados tendría que esperar. "No puedo imaginar que ocurra un canje de deuda antes del referendo", indicó.

El portavoz del Gobierno griego, Elias Mossialos, dijo que "el referendo se realizará lo antes posible, después de que los detalles básicos del acuerdo de rescate sean formulados".

Funcionarios griegos han sugerido que probablemente se realizará a mediados de enero, pero el ministro del Interior dijo que podría agendarse para inicios de diciembre.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Las encuestas de opinión sugieren que la mayoría de los votantes griegos cree que el plan de rescate es un mal acuerdo, pero mucho dependerá de cómo Papandreou formule el debate.

El primer ministro puede centrar la discusión sobre el rescate, que es impopular por las medidas de austeridad que conlleva, o sobre la pertenencia de Grecia a la zona euro, que continúa siendo popular entre los votantes.

Ahora ve
Con Guillermo del Toro a la cabeza, así quedan las nominaciones a Globos de Oro
No te pierdas
×