FMI pide claridad en rescate europeo

La titular del Fondo llamó a esclarecer los vehículos que usará el Fondo para recapitalizarse; los países emergentes prefieren apoyar al bloque a través de sus aportaciones al FMI.
lagarde grecia euro rusia  (Foto: CNN)
MOSCÚ/FRÁNCFORT (CNN) -

La titular del Fondo Monetario Internacional (FMI) exhortó este martes a los líderes de la zona euro a dar claridad sobre las normas que gobernarán a un fondo de rescate regional, advirtiendo que los adinerados mercados emergentes seguían sin confiar en cómo funcionaría.

La incertidumbre sobre cómo operaría el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) explica la preferencia de las grandes economías emergentes por canalizar cualquier ayuda financiera a la zona euro mediante el FMI, dijo la directora gerente del FMI, Christine Lagarde.

"Las guías y funciones operativas del FEEF aún no están lo suficientemente claras como para que muchos inversores tomen una determinación y decidan invertir", indicó Lagarde tras una visita de dos días a Moscú.

Los líderes de los 17 países de la zona euro acordaron el mes pasado aumentar el tamaño del FEEF, actualmente en 440,000 millones de euros, para contener cualquier posible contagio de parte de la endeudada Grecia a Italia.

Los países de la zona euro están acelerando los preparativos para que el extendido FEEF esté listo para diciembre.

Sobre Grecia, Lagarde llamó a la rápida formación de un Gobierno de unidad nacional luego de la salida del primer ministro George Papandreou, describiendo a ese paso como "una de las condiciones" para el desembolso de más ayuda financiera.

Lagarde agregó que una misión del FMI visitará pronto Italia, donde los costos de financiamiento han alcanzado sus máximos en la historia del euro y el Gobierno del primer ministro, Silvio Berlusconi, está en riesgo de caer.

Ante la pregunta de si Italia estaría en posición de poner en marcha las reformas si el Gobierno colapsa, Lagarde no quiso emitir declaraciones, pero destacó la importancia de la "determinación del Gobierno".

En la cumbre del G20 la semana pasada, el llamado grupo BRICS, que comprende a Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica, expresó una preferencia por entregar ayuda financiera a Europa mediante el FMI.

Esa línea fue reforzada este lunes por los líderes de Rusia, país que posee la tercera mayor reserva de divisas del mundo, con el primer ministro Vladimir Putin vinculando el apoyo financiero al FMI a una mayor injerencia en su toma de decisiones.

Lagarde, quien se reunió con el presidente Dmitry Medvedev e importantes funcionarios gubernamentales pero no con Putin, dijo que Rusia indicó su voluntad de aumentar su contribución financiera al FMI, pero no dio detalles del posible monto.

"Cualquier país cuando invierte en el fondo, sabe que invierte por el beneficio de toda la comunidad y el suyo propio", declaró. "Es su dinero y tiene una retribución", agregó.

BCE no debe financiar rescate

El Banco Central Europeo (BCE) no debería ser empujado a apoyar a los gobiernos endeudados de la zona euro, dijo el consejero del BCE y presidente del Bundesbank, Jens Weidmann, expresando alivio por lo que dijo era un respaldo del Gobierno alemán a su postura.

Los líderes del Grupo de las 20 potencias económicas del mundo (G20) discutieron el uso de las reservas de oro para reforzar el fondo de rescate de la zona euro en su cumbre de la semana pasada, según algunos reportes, pero la propuesta fue rechazada taxativamente por el Banco Central alemán y la canciller germana, Angela Merkel.

"Estoy complacido de que también el Gobierno alemán se hizo eco de nuestra resistencia al uso de dinero alemán o reservas de oro para financiar la asistencia financiera a otros miembros de la Unión Monetaria Europea", afirmó Weidmann.

Weidmann dijo que la prohibición de financiamiento monetario era "uno de los logros más importantes de la banca central", apuntando a la experiencia de Alemania con la hiperinflación posterior a la Primera Guerra Mundial.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Financiar deuda pública crea "riesgos sustanciales" y socava los incentivos de los gobiernos para implementar reformas de amplio alcance para conseguir que los presupuestos estén bajo control, dijo Weidmann.

"Reduce los incentivos para tener finanzas públicas sólidas, crea apetito por tener más de ese dulce veneno (del déficit) y daña la credibilidad del banco central en su búsqueda de estabilidad de precios", dijo Weidmann.

Ahora ve
“Los países nos dan a las peores personas”, dice Donald Trump sobre migrantes
No te pierdas
×