Los relevos en Europa, sólo un paliativo

El cambio de Gobierno en Grecia y eventualmente en Italia no elimina la incertidumbre: economistas; se requieren medidas económicas concretas para que regrese la confianza a los mercados, destacan.
Crisis en Europa se le escapa al G-20  (Foto: Thinkstock)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La incertidumbre y la volatilidad en los mercados financieros mundiales están lejos de disiparse en Europa, toda vez que el cambio del primer ministro en Grecia y, eventualmente el de Italia, no solucionarán los problemas que se viven en la región, advierten economistas.

Mientras los líderes griegos acordaron este jueves que el ex vicepresidente del Banco Central Europeo, Lucas Papademos, lidere el nuevo Gobierno de transición hasta que se convoque a elecciones anticipadas, el ex comisario europeo Mario Monti surgió este jueves como favorito para reemplazar a Silvio Berlusconi al frente de un Gobierno de emergencia en Italia.

Los políticos parecían finalmente haber captado el mensaje durante la noche después de que los costos de endeudamiento de Italia se dispararan muy por encima de niveles sostenibles, y estaba previsto que Monti sea designado en cuestión de días para tratar de restablecer la credibilidad de Roma.

"Estamos viviendo el reacomodo de estos políticos por el tipo de medidas que no tomaron a tiempo", dice Eduardo Ávila, subdirector de Análisis Económico de Monex Grupo Financiero.

Asimismo, considera que el escenario se complica ante la rotación que habrá de nuevos funcionarios, los partidos de oposición podrían tener mayor capacidad para imponer sus demandas, y todo este ruido político es el que afectará la evolución de las negociaciones.

El nuevo Gobierno griego implementará el acuerdo de rescate de 130,000 millones de euros acordado con la Unión Europea y entrará en funciones hoy viernes a las 1200 GMT.

Este jueves la volatilidad en los mercados disminuyó ligeramente con referencia a la sesión del día anterior, una vez que Italia logró vender 5,000 millones de euros (6,800 millones de dólares) en bonos a un año, pero tuvo que pagar una gigantesca tasa de interés de un 6.087%, la más alta en 14 años.

"No se ha resuelto nada", agrega el analista de Monex, quien también estima que la tasa de interés de Italia difícilmente estará debajo de 6% en el plazo a 10 años, lo que refleja el nivel en que estará la incertidumbre por la falta de decisiones política, y eso mantendrá la volatilidad en los mercados financieros.

El mejor de los escenarios para Europa es que los mercados den un visto bueno a los gobiernos que están dispuestos a cooperar, pero la parte política no reducirá la incertidumbre hasta que haya medidas concretas y que hagan renacer la confianza entre los inversionistas, agrega Joel Virgen, coordinador de Estudios Macroeconómicos y de Mercados de Banamex.

"Lo de Italia tiene que llamar a las autoridades europeas a ser más arrojadas y precisas en lo que vayan a proponer y permitan que baje incertidumbre. No se pueden dar el lujo de pasar a una nueva fase en donde los  países demasiado grandes para caer (como Italia y España) tengan un riesgo significativo percibido por los mercados", expone.

Hans Mikkelsen, estratega de crédito de Bank of America Merrill-Lynch resalta que su preocupación sobre Europa es la posibilidad de que la crisis soberana continúe generando volatilidad en los mercados financieros durante los próximos meses, puesto que -mediante golpes más persistentes a la confianza empresarial y del consumidor- podría ser el choque externo que lleve a la recesión a la economía estadounidense.

Sin embargo, también expone la manera en que el mercado ha mostrado resistencia ante la reciente escalada de las tasas de interés de Italia y esto sugiere que el mercado está moderadamente cómodo con la capacidad de Europa para manejar los problemas de Italia y salir de su crisis.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Una cosa es salir de la crisis europea en términos de que todo este tema especulativo, la solvencia y liquidez de las economías con mayores problemas sea asegurado, y otra es que nos quedan años en Europa de consolidación fiscal importante, probablemente la factura multianual  que tenga que pagar la zona por estos procesos de consolidación necesaria en sus cuentas fiscales", dice Joel Virgen.

Estima que Europa enfrentará una recesión a partir de 2012, que no será demasiado profunda, con un pronóstico del PIB de -0.3%. "Buena parte del daño ya está hecho en términos del deterioro que hemos visto, que se ha reflejado en la actividad económica, y hasta 2013 se recuperará modestamente, con una tasa de 0.6% de crecimiento y después de eso, entre 2014 y 2015 tendrá un horizonte con crecimientos ligeramente superiores a 1%".

Ahora ve
Los avances parecen aproximarnos a la revolución del reconocimiento facial
No te pierdas
×