Crisis crea dudas sobre futuro del euro

El concepto de moneda única debe revisarse ante la problemática que enfrenta la UE: economistas; el peor escenario es fragmentarse, pero ya se anticipa que algún país puede abandonar la divisa.
euro moneda europa zona  (Foto: CNN)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El concepto de una moneda única para 17 países europeos debe ser revisado, ya que los acuerdos que ha tomado el bloque para solucionar una crisis de deuda que amenaza convertirse en recesión genera incertidumbre y escepticismo, coinciden economistas.

"Estamos en la antesala de una transformación en la eurozona. Con esta crisis estamos muy cerca de tocar el fondo, lo cual implica abandonar los modelos de ajuste estructural que no han dado los resultados deseados", dice Dejan Mihailovic, profesor del Departamento de Estudios Sociales y Relaciones Internacionales del Tecnológico de Monterrey.

Gran parte de la crisis de deuda no fue causada por un  excesivo gasto público de los países europeos, "sino por el irresponsable e imprudente rescate banquero de 2008".

El especialista prevé que que tanto el Consejo Europeo, como el Banco Central Europeo y el propio FMI -una especie de poder tricéfalo- revisarán el modelo, renunciarán al tema de ajuste y reajuste estructural a lo infinito, y de alguna manera, construirán "un modelo que pueda ser mucho más viable y no tan dañino para las poblaciones en los países más afectados".

"Si en enero alguien hubiera preguntado sobre las posibilidades de que un país saliera del bloque (europeo) regional o, incluso, que éste se escindiera en dos zonas diferentes, hubiera dicho '¿Estás loco?' Pero ahora, nos enfrentamos a esta posibilidad, a una nueva realidad", agrega Eduardo Ricou, Sales Senior Account Executive de Saxo Bank.

Tanto Europa como la Eurozona, con la misma divisa y objetivos económicos, deberán estar listos para reformas y grandes.

"Deben entender que algunas soberanías nacionales tienen que ser transferidas a Bruselas y que los políticos deberán estar preparados para tener partidos nacionales con una agenda europea, en lugar de una local", indica.

Se está entrando en una fase delicada con muchas elecciones nacionales el próximo año. Es tiempo de que los europeos se despierten porque el mundo está esperando, pero no lo hará para siempre, advierte el especialista.

Para el economista en jefe de BCP Securities, Walter Molano, hay tres escenarios básicos que pueden delinearse en Europa. El primero es el colapso del euro que podría comenzar si Grecia opta por salirse o ser expulsada, y una vez que la primera nación europea se da cuenta de que hay vida después del divorcio monetario, es sólo una cuestión de tiempo para que "otros comiencen a buscar la puerta".

Sin embargo, considera que un euro de dos niveles no es una opción. El objetivo principal de la moneda común era crear un grupo muy grande de naciones participantes para lograr las economías de escala necesarias para generar beneficios económicos.

El segundo escenario es la unión fiscal, que sería el fin de Europa tal como la conocemos, y la formación de una nueva identidad nacional. Esto es algo que se intentó muchas veces durante los últimos dos milenios, y nadie logró.

El tercer escenario sería una expansión monetaria masiva por el BCE. El resultado más probable sería una rápida devaluación del euro y el correspondiente aumento de los precios al consumidor.

Aunque hay 17 países en la eurozona, pareciera que uno solo es el que toma las decisiones. Desde la escalada de la crisis a finales de marzo, Alemania y Francia se trasladaron al centro del escenario. Estaba claro que la Unión Europea carece de recursos para proporcionar cualquier ayuda significativa a los griegos.

Por desgracia, el contagio de la crisis al sistema financiero europeo y los otros países periféricos dejó a Alemania en el asiento del conductor. Francia está a punto de perder su codiciada calificación AAA, ya que sus bancos se escabullen para ocultar sus sangrantes estados financieros. Curiosamente, los tres escenarios tienen un importante precedente para Alemania, que determina el resultado.

"La crisis europea tiene un conjunto de soluciones posibles, pero todas están limitadas por parte de Alemania. Aunque la tercera solución, la expansión monetaria, es la más conveniente, es la más dolorosa para la psicología alemana", indica Molano.

La segunda solución, la unión fiscal, es la más sostenible, pero la más inaceptable para la periferia debido a su experiencia con Alemania durante el siglo pasado. Esto deja el primer escenario, la disolución del euro, como la única opción restante.

"Alemania será quien sufra más, pero este escenario regresará a Europa al equilibrio que existió durante los últimos 2,000 años. ¿Cuándo ocurrirá esto? Quién sabe, pero es sólo cuestión de tiempo".

Dejan Mihailovic agrega que "lo peor que puede suceder es que se de un escenario que implique una especie de fragmentación de la Unión Europea, no solo en el sentido fiscal o monetario, sino también en un sentido político y económico".

Ahora bien, destaca que un posible escenario es que Grecia salga de la zona euro. "En este momento es difícil prever en qué medida dañaría al euro como tal, más en un sentido institucional que monetario, y en cuanto a la expansión del BCE estamos asistiendo cada día a la promoción de los modelos de ajuste y reajuste estructural", en varios países.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El catedrático considera difícil la desaparición de la Unión Europea. "Desde el inicio siempre hubo una tendencia a la expansión y ampliación de la UE y de la zona euro; es posible que alguno que otro país se salga de la zona euro, pero que no de la Unión Europea, debido a que se trata de un asunto preparado y llevado a cabo desde los años sesenta y en muchos rubros es un proceso histórico irreversible".

"Europa debe entender que para tener una moneda común hay que hacer mucho más que tener las mismas políticas fiscales, estrategias y crecimiento económico; y que para cumplirlas, algunos de los beneficios soberanos nacionales se perderán dentro de las metas de la soberanía europea", señala Ricou.

Ahora ve
Cada 10 de diciembre se celebra el Día de los Derechos Humanos
No te pierdas
×