California cobrará ‘renta’ a los reos

El condado de Riverside impondrá un cargo diario de 142 dólares a los reclusos para financiarse; según autoridades, el problema es que la mayoría de los encarcelados son pobres.
prisionero EU  (Foto: Cortesía CNNMoney)
Aaron Smith
NUEVA YORK -

En un ejercicio más de austeridad gubernamental, un condado del sur de California ha comenzado a cobrar a los reclusos un cargo diario por su estancia en la cárcel. 

La junta de supervisores del condado de Riverside aprobó la semana pasada una medida que permite al condado cobrar a los prisioneros 142.42 dólares por día.

El supervisor Jeff Stone propuso la idea porque cree que el condado podría ahorrar entre 3 y 5 millones de dólares (mdd) anuales si le cobra a algunos de los 60,000 presidiarios que pasan por las cárceles de Riverside cada año. Pero agregó que su estimación de hasta cinco millones de dólares de ahorro es conservadora, reconociendo que no todos los que pueden pagar lo harán. 

No obstante, aunque muchos criminales están en bancarrota, Stone dijo que muchos de los arrestados por delitos como conducción en estado de ebriedad tienen empleos y deberían estar en condiciones de pagar. "Creemos que 25% de las personas que pasan por nuestros sistemas penitenciarios pueden pagar su estancia en la cárcel. Si sólo recaudamos ese 25%, eso le ahorraría al condado o a la ciudad 6.7 millones de dólares", indicó. 

La junta de supervisores tomó la decisión luego de que el abogado del condado determinara que este tipo de reembolso es legal bajo la ley estatal. Pero no se trata de una decisión de alcance general: el condado revisará los requisitos del pago que harán los internos caso por caso, y tomará resoluciones según su capacidad o incapacidad  para pagar.

"Para obtener ese resarcimiento monetario, la corte debe determinar si el reo tiene la capacidad para pagar todo o una parte de estos costos. Muchos imputados que son encarcelados no tienen recursos financieros, luego del pago de multas y sanciones, para reembolsar estos costos", escribió la abogada del condado Pamela Walls en un memo legal dirigido a los supervisores. 

La corte también debe sopesar ese cobro frente a las obligaciones de manutención que tenga el reo con su familia. Dependiendo de su situación financiera, a algunos prisioneros se les permitirá pagar esos costos de encarcelamiento a través de una serie de pagos mensuales. 

Sin embargo, el portavoz de la Unión Americana para las Libertades Civiles, Will Matthews, señaló que la mayoría de los reos son pobres, "así que habría que preguntarse cómo pagarán" y si serían "enviados a prisión por no pagar esa sanción". 

"Este tipo de programas ciertamente plantean varias cuestiones constitucionales serias. Lo estamos viendo cada vez más en jurisdicciones del condado", advirtió. 

La decisión del condado de Riverside refleja la crisis presupuestaria que vive todo el estado de California, que en parte es responsable por sobrepoblar el sistema carcelario. Con anterioridad, la Suprema Corte de Estados Unidos determinó que las condiciones del sistema estatal penitenciario estaban "por debajo de las normas básicas de dignidad". 

Pero en lugar de liberar a 33,000 infractores de delitos menores, el gobernador Jerry Brown firmó una ley para transferirlos a otros centros. Esta solución, sin embargo, puede empeorar los problemas que ya enfrentan los condados, pues el plan es transferir a los reos de las prisiones estatales a los centros penitenciaros de esas entidades.

Stone dijo que el estado le dio al condado de Riverside 21 millones de dólares para que alojara a centenares de sus prisioneros durante un periodo de nueve meses. Al nivel poblacional actual, Stone espera que el sistema carcelario de Riverside exceda su capacidad el próximo mes.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

California no es la única entidad que ha aplicado recortes presupuestarios a las prisiones. El sistema penitenciario de Texas también ha encontrado maneras para reducir costos, obligando a los reos a apretarse el cinturón, literalmente: desde abril, el Departamento de Justicia Criminal de Texas redujo las comidas de los fines de semana a dos por día, eliminando el almuerzo. 

Además, la dependencia decidió eliminar el menú personalizado que se le daba a los condenados del corredor de la muerte.

Ahora ve
Lo más buscado por los mexicanos en Google durante 2017
No te pierdas
×