La crisis de identidad del BCE

El Banco Central Europeo se muestra flexible a intervenir en los mercados de deuda europeo; el ala alemana se opone a que ayude, reprobando que los países no efectúen las reformas necesarias.
BCE banco central crisis alemania y francia  (Foto: Thinkstock)
FRÁNCFORT/BRUSELAS (CNN) -

El Banco Central Europeo (BCE) está listo para mostrar algo de flexibilidad en su respuesta a la crisis de deuda de la zona euro pese a la manifiesta resistencia de un grupo de consejeros de la misma entidad, liderado por alemanes.

El grupo liderado por alemanes se resiste a la presión internacional para que el BCE incremente su respuesta a la crisis e incluso actúe como prestamista de último recurso para los gobiernos, un escenario que teme que comprometería el centro de combate a la inflación del Banco. Las preocupaciones de este grupo, liderado por los alemanes Jens Weidmann y Juergen Stark, reflejan un amplio sentimiento dentro del BCE de que los gobiernos atrapados por la crisis no deben ser liberados de la presión de realizar reformas por ninguna intervención del BCE.

Pero funcionarios del BCE más allá del grupo liderado por alemanes están listos para usar el controvertido programa de compra de bonos del banco para ayudar a reducir los costos de endeudamiento gubernamentales si alcanzan niveles insostenibles, como le está ocurriendo a Italia.

Observadores externos dicen que el BCE debe jugar un mayor rol debido a que líderes de Gobierno no están dando una respuesta creíble, lo que deja al banco como la única entidad capaz de reducir los crecientes costos de endeudamiento.

Los Gobiernos quieren fortalecer el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) para combatir la crisis y han establecido un plazo en diciembre para aumentar su poder, pero estos esfuerzos han sido minados por retrasos y un escaso interés de los inversores.

"Los líderes europeos han permitido que esta crisis se les escape de las manos y está casi en el punto en que está más allá de su control", dijo Garry Schinasi, ex funcionario del Fondo Monetario Internacional (FMI), que ahora asesora a Bancos Centrales y a Gobiernos.

"El Banco Central Europeo ha sido acorralado en una esquina donde es el único puente para salir de la crisis", añadió.

Sin embargo, ese puente debe llevar a algún lugar y esa es la razón por la cual el BCE quiere que los Gobiernos creen reformas para modelar sus economías, de modo que sean más viables fiscalmente y puedan volver a ganar la confianza de los mercados financieros.

"Tan lejos como sea necesario"

Los rendimientos de los bonos italianos subieron a niveles insostenibles la semana pasada, lo que forzó al primer ministro de Italia, Silvio Berlusconi, a renunciar, y el BCE se retiró de mercados de deuda soberana.

Los funcionarios del BCE han recibido con beneplácito la designación de Mario Monti como el nuevo primer ministro de Italia y esperan que su Gobierno promueva medidas de austeridad para restablecer la confianza en las presionadas cuentas públicas de Italia.

En el intertanto, el BCE está listo para innovar, en caso de ser necesario, afirman expertos familiarizados con las operaciones del banco.

Algunos consejeros del BCE más allá del centro liderado por alemanes ya han dado señales de estar listos para ser creativos.

Marko Kranjec, jefe del Banco Central de Eslovenia y miembro del Consejo de Gobierno de 23 miembros del BCE, al igual que Weidmann, dijo a Reuters el sábado pasado que las reformas de austeridad de Italia van en la dirección correcta y que el BCE está dispuesto a apoyar a los prestatarios soberanos mientras eso no ponga en riesgo la estabilidad de precios.

"Somos flexibles", aseguró Kranjec. El funcionario declinó comentar en detalle sobre las compras de bonos del BCE, pero dijo que irían "tan lejos como sea necesario".

Weidmann ha rechazado enérgicamente la idea de que el BCE actúe como prestamista de último recurso para gobiernos mediante el préstamo directo al Fondo Monetario Internacional (FMI) o apuntando a tasas de interés específicas para países individuales.

Ahora ve
Estados Unidos revoca el marco normativo de la “neutralidad” de internet
No te pierdas
×