Wall Street espera poco del Súper Comité

El Comité de deuda de Estados Unidos debe acordar la siguiente semana un plan para recortar 1.2 bdd; pero si vuelven a mostrar un gran desacuerdo, los mercados resentirán sus fallos.
dolar recorte deficit eu  (Foto: Thinkstock)
Jeanne Sahadi
NUEVA YORK -

Dada la volatilidad que existe en los mercados, es una incógnita predecir cómo reaccionarán las Bolsas a las propuestas del Comité de Deuda en Estados Unidos la próxima semana.

Dos temas han surgido durante las conversaciones entre los estrategas en los mercados de deuda y acciones. Primero, Wall Street nunca esperó mucho del Súper Comité, gracias al desastroso debate que se dio sobre el techo de deuda hace unos meses. Segundo, los mercados esperan que los legisladores tomen decisiones importantes sobre la reforma fiscal sólo hasta que terminen las elecciones presidenciales del 2012.

Pero esto no significa que el Súper Comité no pueda hacer temblar a los corredores...o festejar.

Si el panel se limita a aprobar una reducción de 1.2 billones de dólares (el objetivo mínimo para salvar los recortes automáticos en 2013) los mercados reaccionarán con "un gran bostezo", comenta Adrian Conje, jefe de la oficina de investigación de Balentine, una consultora de inversiones.

El acuerdo, en otras palabras, ha sido descontado por los mercados.

Un plan de 1.2 billones de dólares se considera como pequeño en relación a lo que se necesita, pero puede dar a los mercado un alivio al demostrar que los compromisos reales entre Demócratas y Republicanos para aumentar los ingresos y firmar los recortes se están dando, explica John Toohey, vicepresidente de inversiones en activos de EU.

De lo contrario, si el comité fracasa en lograr un acuerdo, los mercados lo resentirán, añade Toohey.

Pero puede haber otro efecto negativo sobre las acciones: un acuerdo que reduzca la deuda en 1.2 billones de dólares pero que no contemple medidas para impulsar a la economía en el corto plazo, como extender la exención del pago del impuesto sobre la nómina, o proveyendo otra extensión de las ayudas por desempleo en el largo plazo.

Claro que el Congreso aún puede decidir extender esas medidas por separado antes de terminar este año, pero se espera que el Súper Comité sirva para darles vía a estas propuestas.

"Si todo va en ese camino, podrá suponer arrastre el crecimiento del PIB a 1.5% o 2% el próximo año", dice Toohey.

Es aún menos claro cómo reaccionará el mercado de bonos.

Los corredores quizá se desilusionen si el comité no puede acordar un plan, o reducciones menores a 1.2 billones de dólares. Pero su desilusión puede ser contrarrestada por las preocupaciones sobre otras partes del mundo.

Lo mismo sucederá si el Súper Comité falla, disparando los temores de otro recorte en la calificación soberana de Estados Unidos, o de una perspectiva negativa de ésta.

"Los inversores mundiales y estadounidenses continuarán decepcionados sobre la política fiscal de Estados Unidos,  pero luego mirarán hacia Europa y Japón donde no encontrarán gobiernos con calificaciones crediticias fuera de riesgo en el futuro", expresa Steve Van Order, estratega de renta fija de Calvert Investments.

Existe una decisión del Súper Comité que puede hacer que tanto los inversores en acciones como en bonos queden felices: un verdadero "gran acuerdo" que reduzca la deuda en al menos 3 o 4 billones de dólares para las próximas décadas, pero sin dañar la débil recuperación económica en el corto plazo.

¿Y cuál sería ‘El Santo Grial' de los acuerdos? Más certidumbre sobre las reglas que tomarán los legisladores para lograr un balance entre el gasto y los ingresos del Gobierno en el largo plazo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Los mercados quieren menos ideología y más soluciones. Quieren claridad. Quieren saber  sobre qué reglas van a jugar", dice Adrian Conje.

Teniendo en cuenta que ambos partidos aún deben crear un solo plan que al menos acuerdo en votar, los mercados quizá deberán esperar un poco más.

Ahora ve
Te decimos qué es la neutralidad en la red y por qué debe importarte
No te pierdas
×