Banco de México frena el efecto Europa

El aumento en las tasas europeas ha presionado los réditos en el mercado local, dicen especialistas; el impacto ha sido mínimo ante la expectativa de que Banxico recorte su tasa en 2012, destacan.
tasas  (Foto: Thinkstock)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Las tasas de interés en México han resentido la crisis de deuda en Europa con aumentos de hasta 50 puntos base en los plazos largos, pero la expectativa de que el Banco de México (Banxico) baje su tasa de referencia tan pronto como el primer trimestre de 2012 ha contenido alzas más fuertes.

"Lo que ha presionado las tasas en México ha sido esa incertidumbre en torno al tema de la deuda soberana en Europa, por España, Italia, Grecia y ha generado nerviosismo en el mercado doméstico, lo que también ha ido de la mano con una debilidad del peso", dice el subdirector de Estrategia de Renta Fija de Análisis Santander, Salvador Orozco.

El pasado 17 de noviembre, España pagó la tasa más alta desde 1997 para vender deuda a diez años, por arriba de 7%, nivel considerado como insostenible, al ser arrastrado el país a las profundidades de la crisis de deuda de la zona euro antes de las elecciones generales llevadas a cabo este domingo.

No obstante, "las alzas en las tasas de interés de países europeos no nos ha pegado tanto precisamente por los buenos fundamentales que tiene México, pero también por la expectativa de que Banxico baje la tasa el próximo año, en el primer trimestre; por eso los plazos cortos no han subido tanto porque están controlados por esa expectativa", indica Orozco.

En este sentido, Juan Sherwell, director de la Egade Business School, del Tecnológico de Monterrey, comenta que la expectativa de que Banxico baje su tasa en los primeros meses de 2012 "definitivamente frena un aumento mayor en las tasas que operan en el mercado secundario".

En su último informe de política monetaria, el Banco Central mexicano reconoció que podría ser conveniente un recorte más delante de su tasa objetivo, ubicada actualmente en 4.5%, dependiendo del entorno económico global.

Esto obedecería a un alineamiento con los ajustes monetarios que se han dado en Estados Unidos -el principal socio comercial de México-, en Europa y en algunas economías emergentes, dijo entonces Banxico.

De hecho, en la última encuesta de expectativas de Banamex, el consenso de analistas espera ahora que la tasa de referencia del Banxico termine el año sin cambio; no obstante, se espera que el organismo recorte su tasa en 25 puntos base para marzo de 2012.

En las tasas de largo plazo se perciben ciertas presiones al alza, pero los mercados dan por descontado que Banxico va a relajar la política monetaria y eso al menos frena un poco la presión en tasas, agrega Sherwell.

Además, estima que la presión que han ejercido mayores tasas de interés de Italia, España y Francia, ha propiciado que en México las tasas hayan elevado sus rendimientos entre 20 y 30 puntos base, y hasta 50 puntos desde sus mínimos, aproximadamente.

Los cortos plazos no han subido tanto, puntualiza Salvador Orozco, de Análisis Santander. Incluso, los bonos de cinco años hacia abajo subieron 12 puntos base la semana pasada. Por ejemplo, el bono con vencimiento en diciembre 14 se colocó en 4.79%, mientras que los plazos largo sí han subido más. El de diez años llegó a 6.53% y el de 30 años a 7.91%.

Sin embargo, ambos especialistas descartan que estos aumentos se reflejen en mayores réditos para empresas y consumidores. El alza que han tenido las tasas de interés en el mercado secundario, no se refleja en los créditos.

"La tasa objetivo o la tasa de Banxico está en 4.5%, y la de fondeo por debajo de ese nivel, que es en donde realmente están los créditos; están más correlacionados con la TIIE, plazo a 28 días, y esa no se ha movido. Sin duda preocupa que suba la tasa, pero no debe haber ningún efecto sobre la actividad económica", resalta Orozco.

"No creemos que el aumento en las tasas tengan un efecto sobre la economía", agrega Sherwell. Indica que en México las tasas son complejas y responden a muchos otros factores, pero "tampoco esperamos que haya una reacción alcista, sobre todo porque prevemos que Banxico comenzará una fase de relajamiento en su política monetaria".

Incluso, opina que el otorgamiento de crédito en México aún es muy bajo. "Hay problemas estructurales más fuertes que los coyunturales y el otorgamiento de crédito total en el país es más o menos 13% del PIB", menciona.

Sin embargo, advierte que de mantenerse estas condiciones por varios meses, sí podría haber un deterioro en el mercado crediticio.

Ahora ve
El esperado octavo episodio de la saga ‘Star Wars’ llega a los cines del mundo
No te pierdas
×