Recuperación mundial, rehén de políticos

Los intereses de grupo obstaculizan las estrategias para superar la crisis, lamentan economistas; el fracaso del ‘Súper Comité’ limitará la expansión de EU, con efectos negativos para México, dicen.
balanza-divisas  (Foto: Thinkstock)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El fracaso del 'Súper Comité' para reducir el gasto de Estados Unidos puso en evidencia que, al igual que en la eurozona, la falta de acuerdos políticos pesa más que los esfuerzos encaminados a lograr la recuperación económica, advierten especialistas.

"La política suicida ha estado en juego desde las tediosas negociaciones de verano, con ambas partes (republicanos y demócratas), aparentemente más centrados en la protección de su reputación con fines electorales, en lugar de salvar la economía de EU del colapso financiero", afirma Kim Fraser, del Área de Análisis Económico de BBVA Research.

En el caso de Europa, la política también sigue dominando el accionar de los mercados, tomando en cuenta que la nueva propuesta de emitir eurobonos tiene detractores en las filas alemanas y, en particular, de algunos pequeños partidos que forman parte de la coalición de Ángela Merkel, destacan a su vez los economistas de Análisis Santander, Gabriel Lozano y Rafael Camarena.

"La presión sobre otros mercados como el español, que el domingo eligió a Mariano Rajoy (del Partido Popular) como su nuevo líder, continúa y parece condenada a continuar dada la falta de acuerdo político", indican.

El llamado 'Súper Comité' fue formado por seis legisladores republicanos y seis demócratas, designado para llegar a un acuerdo para financiar el déficit público estadounidense en los próximos diez años, tendría que haber encontrado las áreas en las cuales era posible recortar gastos y/o aumentar impuestos por aproximadamente 1.2 billones de dólares.

Los detalles de cómo lo lograría no son tan relevantes, pero sí resulta importante solucionarlo porque permitirá que la economía de EU crezca, dice Raúl Feliz, catedrático del Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE).

"Es un tema que debe ser resuelto, de lo contrario EU entrará a una crisis política y económica enorme, y para México serían muy malas noticias. El problema ahí está, el Comité era un intento de darle una solución relativamente rápida y fracasó; mientras no se resuelva, la economía de EU se encuentra en un momento de tremenda incertidumbre de lo que pueda pasar", resalta.

Se esperaba que el Súper Comité permitiera la extensión de una serie de incentivos fiscales, en caso contrario la economía se verá afectada a partir del primer trimestre de 2012, en un momento en el que la crisis europea afecta a la economía, agregan los especialistas de Santander.

Frente al fracaso del Comité, el 1 de Enero de 2013 comenzarán a reducirse en automático los gastos del Gobierno del vecino país en 1.2 billones de dólares. Además, se elimina la reducción de tasas de impuestos que hizo Bush, agrega Feliz.

"El problema es que ese ajuste fiscal sea desordenado y pudiera poner en riesgo a la economía de ese país. Ese es el punto, no es que las finanzas públicas no se ajusten; si lo harán, pero de forma drástica, agresiva", advierte.

Ningún acuerdo es mejor que un mal acuerdo, expone Fraser en el análisis 'Economic Watch US' y el hecho de no llegar a un acuerdo desencadena los 1.2 billones de dólares en recortes automáticos de gastos y permite que expiren los recortes fiscales de Bush a finales de 2012.

"Mientras el Congreso no contrarreste la exención, parece que  EU está en camino de la sostenibilidad fiscal. Sin embargo, la falta de la reforma fiscal importante requerirá atención adicional antes de las elecciones de 2012", subraya.

Aunque los recortes de gastos y aumentos de impuestos pueden ser positivos para el déficit presupuestal y la sostenibilidad fiscal, la combinación y momento de estos cambios pueden no ser óptimos para la economía de EU en la actual coyuntura.

Además, con estimaciones de crecimiento inferior a 3% tanto para 2012 y 2013, recortes de gastos y vencimientos de impuestos de nómina podrían dejar a EU aún más vulnerable a los problemas de Europa.

Los episodios de volatilidad en los mercados financieros serán frecuentes, alerta Gabriela Siller, directora de Análisis Económico de Banco Base. "El déficit fiscal de EU está bastante excedido y recortes en el gasto anticipan que la economía estadounidense seguirá en desaceleración y México tiene una gran correlación con su principal socio comercial".

Anticipa años de lento crecimiento, provocado por un consumo más lento porque para reducir los déficits elevados los gobiernos tendrán que gastar menos.

De acuerdo con BBVA Research, aproximadamente 109,300 millones de dólares de recorte de gastos por año iniciarán en enero de 2013, dirigidos tanto a los programas militares y nacionales, pero limitando los recortes a la mayoría de los programas de asistencia social como Medicare.

Además, la falta de compromiso con respecto a la reforma fiscal significa que los recortes fiscales de Bush expirarán en la fecha prevista a finales de 2012, para consternación de los republicanos. Los recortes de impuestos de nómina, del presidente Barack Obama, que se estiman en por lo menos 900 dólares para el trabajador promedio, también expirarán en 2012.

Con base en proyecciones de la Oficina de Presupuesto del Congreso (CBO), el déficit fiscal bajo este escenario sin acuerdos debería disminuir de manera significativa en 2013 y luego estabilizarse a un nivel más sostenible a lo largo de los próximos años.

Sin embargo, el impacto sobre el PIB podría ser considerable. En 2012, antes de que los recortes de gastos se disparan, la mayoría de los efectos provendrían del fin de los impuestos sobre la nómina de festividades de Obama y las prestaciones por desempleo, los cuales se esperaba que agreguen 1.2% de crecimiento el próximo año.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Permitir que estas disposiciones expiren (con un valor aproximado de 168 mil millones de dólares juntos), sin aumento compensatorio del gasto público podría reducir el crecimiento del PIB en un 1% para el año 2012.

Los recortes fiscales de Bush, los cuales redujeron la tasa de impuestos para los estadounidenses más ricos, expiran a finales de 2012 y generarán ingresos fiscales adicionales para el gobierno en 2013. La CBO estima que el permitir que los recortes fiscales de Bush expiren aumentaría los ingresos fiscales del 15.3% del PIB en 2011 a más del 20% del PIB en 2014.

Ahora ve
China y Trump ponen la tensión en la reunión de la OMC en Argentina
No te pierdas
×