BCE aumenta compra de bonos en 8,600 mde

La entidad no cedió a la presión política para que frene sus compras de deuda en la eurozona; el monto total de la medida que instauró el BCE en mayo de 2010 asciende a 203,500 mde.
euro  (Foto: Photos to go)
FRÁNCFORT (CNN) -

El Banco Central Europeo no mostró este lunes signos de ceder a la feroz presión política para que incremente sus compras de deuda de los gobiernos en problemas de la zona euro, ya que los datos indicaron que su gasto subió sólo ligeramente a 8,600 millones de euros la semana pasada. El BCE está en el centro de un intenso tira y afloja político ya que el Banco Central, apoyado por Alemania, se resiste a los llamados de Francia e Italia, así como de Estados Unidos, Gran Bretaña y Rusia, que buscan calmar a los mercados de deuda mediante el fortalecimiento de su actividad de compra de bonos.

Sin embargo, en una muestra de unidad, Francia y Alemania acordaron el jueves no seguir discutiendo en público sobre si es que el BCE debe hacer más para rescatar a la zona euro en medio de la profundización de la crisis de deuda soberana.

Las últimas compras del BCE elevan el gasto total bajo el controvertido programa que comenzó en mayo del 2010 a 203,500 millones de euros. El monto semanal fue cercano a los 8,000 millones de euros esperados por los operadores consultados en un sondeo de Reuters.

Al BCE le tomó alrededor de 15 meses gastar los primeros 100,000 millones de euros, pero solo tres meses en gastar otros 100,000 millones de euros.

No ha habido un cambio claro en el patrón de compra de bonos del BCE desde que Mario Draghi asumió como presidente del organismo en reemplazo de Jean-Claude Trichet a principios de mes.

A pesar de la intensa presión política, Draghi y otras voces líderes en el BCE como el presidente del Bundesbank, Jens Weidmann, continúan firmes en su posición sobre las compras del banco, de que son una medida temporal para asegurar que las bajas tasas de interés del BCE tengan efecto y así la zona euro pueda dejar atrás lo peor de la crisis.

Las últimas semanas han sido de las más turbulentas en la crisis de deuda de la zona euro.

Los costos de financiamiento de Italia subieron el viernes a sus niveles más altos desde que el país adhirió al euro, aumentando la presión sobre el nuevo Gobierno de Mario Monti al final de una semana en que la crisis manchó incluso a Alemania.

Una difícil venta de bonos, en la que Italia se vio obligada a pagar un récord del 6.5% por las letras a seis meses, se realizó tras una desastrosa subasta de bonos alemanes, mientras que los líderes de Francia, Alemania e Italia fracasaron en su intento por frenar la creciente crisis de deuda.

Según el programa del BCE, el banco y los 17 bancos centrales nacionales de la zona euro pueden comprar bonos de gobiernos y bonos corporativos de bancos y otros inversores, pero no directamente de los gobiernos.

El programa fue reactivado en agosto luego de un receso de cuatro meses, dado que la crisis comenzó a amenazar a Italia y España, dos de las economías más grandes del bloque euro.

El Banco Central Europeo no da un desglose por país de sus compras.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Sin embargo, analistas y operadores estiman que ha comprado alrededor de 45.000 millones de euros de deuda griega, pero que se ha concentrado mayormente en deuda italiana y española con los 130,000 millones de euros que ha gastado desde que retomó las adquisiciones.

Las compras se reportan cada semana pero toman de dos a tres días en ajustarse, lo que significa que cuando el banco está comprando, las cifras no necesariamente muestran el panorama completo.

Ahora ve
Así fue el inicio de las precampañas de Anaya, López Obrador y Meade
No te pierdas
×