La UE busca librarse de países en crisis

Con una integración fiscal saldrían de la eurozona aquellas naciones con problemas, dicen expertos; la medida no es de rápida aplicación, pero restablecería la confianza en la Unión Europea, agregan.
Unión Europea  (Foto: Thinkstock)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La posibilidad de que se dé una integración fiscal en Europa, abre la puerta para que aquellos miembros que no han cumplido con un estricto control presupuestal salgan de la eurozona, coinciden economistas.

Aunque reconocen que la decisión no es sencilla ni de rápida aplicación, de concretarse habría un periodo de confianza por parte de los mercados financieros que han manifestado su desilusión ante la falta de medidas contundentes que ayuden a solucionar la crisis en la región.

Este lunes diversos analistas advirtieron que el euro podría derrumbarse en cuestión de días, al comenzar una crucial semana de subastas de bonos de los países de la zona, aunque los líderes europeos intentaban salvar a la moneda común.

En este entorno, parecía consolidarse la idea de que los países de la eurozona cedan el control de cuantiosas partidas de sus presupuestos a favor de una autoridad central.

En los días que preceden a la reunión de la Unión Europea del 9 de diciembre ha ganado respaldo la noción de que a la postre los dirigentes de la eurozona encontrarán finalmente una solución que acabe con la crisis que amenaza a la economía global. La principal: un plan acelerado para crear una unión fiscal entre las 17 naciones de la eurozona.

El contenido del plan consistiría en "una intervención monetaria más decidida, más fuerte y más efectiva por parte del Banco Central Europeo (BCEW) a cambio de una disciplina fiscal seria, con un compromiso de todos los miembros de cumplirla sin excepción", dice Alfredo Coutiño, director para América Latina de Moody´s Analytics.

En su opinión, habría un nuevo código de reglas para mantener la membresía en la moneda única con dos efectos importantes.

"El primero es que este plan se establece como una medida más creíble de la autoridad para realmente imponer una disciplina fiscal en la región. Al mismo tiempo hay una autoridad monetaria preparada y lista paran apoyar, en términos de liquidez, a quienes realmente lo necesitan".

Este anuncio permitiría el restablecimiento de la confianza de los mercados que permita ganar tiempo para realmente solucionar el problema fiscal y de deuda a través de todas las reformas que ya se conocen y cumpliría el objetivo de hacer una eurozona más fuerte.

"Pero el segundo punto importante es que dado que no existe una clausula de salida para los países miembros abre la puerta y eleva la posibilidad que en el futuro cercano algunos salgan, porque el nuevo código establecería que todos tienen que cumplir las reglas de la misma manera, los nuevos compromisos de déficit, los nuevos compromisos de gasto público y el que no lo haga tendrá que salir".

La medida es positiva, pero un poco complicado que se pueda materializar de corto plazo, menciona Eduardo Ávila, subdirector de Análisis Económico de Monex Grupo Financiero.

"Para que sea creíble el acuerdo tienen que poner medidas muy estrictas y sobre todo si no se cumplen que exista un órgano que ejecute la sanción que, en este caso, podría ser la salida. De alguna manera les están abriendo la puerta".

Si empiezan a hablar de una consolidación fiscal, los recortes van a ser en serio y los Congresos tendrían menos injerencia en la toma de este tipo de ajustes. "Lo importante es ver qué ajustes tendrán que hacer y una vez que se den qué tan factible es que las economías lo puedan cumplir y no terminen saliendo", indica.

Muchas economías en la Unión Europea tienen poca capacidad de pago y una unión fiscal lo único que vendría es a materializar una salida más formal de esas economías cuando no cumplan con los requisitos. "Con una depuración se tendría una economía con riesgos mucho más claros en donde ya no todos los países estarían mezclados".

El impacto de esta medida sería una volatilidad muy grande de corto plazo y dependiendo cómo evolucione este ajuste fiscal si es que se concreta habría un periodo de confianza del mercado para ver si funciona.

Al respecto, el director de la Carrera de Economía del Tecnológico de Monterrey, Arturo Pérez Mendoza, considera poco probable que se pueda dar una integración fiscal entre los 17 países que integran la eurozona porque sería muy complicado que hubiera acuerdo y que además fuera inmediato.

"Europa requiere una solución rápida y se habla de que podía tomar fácilmente un año para poder lograr que todos los países en particular los que tienen ahorita más problemas puedan apoyar una medida de este tipo".

La idea de la integración fiscal es apoyar a los países que tienen más problemas, aunque reconoce que sí podría surgir la posibilidad de que algunos no lograran cumplir con esas restricciones y pudieran salir, "pero lo que se pretende es buscar una solución para apoyarlos más que precipitar su salida".

Incluso se habla de la posibilidad de hacer un acuerdo entre menos países para que sean los que hagan esa especie de integración fiscal y puedan ayudar a toda la zona, en vez de obligar a otras economías que están con muchos problemas adoptar una postura fiscal más rigurosa.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Estima que hay dos posibilidades que ayude a la eurozona. La primera es que pocos países se unan para emitir bonos europeos de manera conjunta, de tal forma que esos bonos tengan mayor credibilidad y se puedan vender más fácilmente en el mercado permitiendo captar recursos que a su vez sean utilizados para apoyar a los países que tienen más problemas.

La otra es que el BCE empiece a comprar deuda de manera masiva, que permitiría a los países que están teniendo problemas de colocar deuda en el mercado tener un financiamiento más barato. "Es una solución factible e implicaría cambiar un poco lo que es el BCE, que fue creado como una institución independiente encargada de controlar la inflación y no como una institución que sirviera para ayudar problemas fiscales a los diferentes países de la zona, pero podría ser otra posibilidad".

Ahora ve
Te decimos lo que debes saber del Xbox One X
No te pierdas
×