OCDE ve desaceleración de China en 2012

El organismo prevé que la economía pase de una expansión de 9.3% a 8.5% entre 2011 y 2012; agregó que Beijing puede implementar políticas de estímulo para hacer frente a la turbulencia.
china yuan moneda deuda  (Foto: CNN)
BEIJING (CNN) -

El crecimiento económico de China se desaceleraría a 8.5% en el 2012 desde 9.3% este año, pero el país tiene margen para implementar políticas de estímulo con el fin de hacer frente a las turbulencias externas, dijo este lunes la OCDE. En su pronóstico semestral, el organismo con sede en París dijo que la segunda economía más grande del mundo también enfrenta riesgos de una desaceleración del sector inmobiliario que podría conducir a un resurgimiento de malos préstamos bancarios.

"El PIB real crecería bajo el potencial en el 2012. Unido con una caída en los precios de las importaciones, podría generar una menor inflación, permitiendo alguna reducción de las tasas de interés", dijo la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico.

"A mediados de 2012, la evolución en la inflación y los precios de la vivienda debieran permitir al banco central chino (PBOC por sus siglas en inglés) comenzar a bajar las tasas de interés, impulsando la demanda interna y el PIB en 2013", acotó.

El crecimiento del PIB de China se desaceleró a 9.1% en el tercer trimestre comparado con el año anterior.

Mientras tanto, la inflación anual bajó a 5.5% en octubre, retrocediendo desde el máximo de tres años registrado en julio, pero quedándose encima de la meta oficial para el año de 4%. Dado que el crecimiento pierde fuerza, el banco central ha comenzado a dar rienda suelta al crédito a pequeñas empresas en un "alivio selectivo" y ha prometido afinar sus políticas de ser necesario.

Datos de la semana pasada que indicaban que la actividad fabril china se contrajo a su punto más bajo en 32 meses, revivieron los temores de que el país pueda estar deslizándose hacia un aterrizaje forzoso.

Se espera que la inflación anual caiga a 3.8% en el 2012 desde 5.6% este año, dijo la OCDE.

El crecimiento anual de las exportaciones del país podría desacelerarse a alrededor de 7% el próximo año por la debilitada demanda mundial, pero el impacto podría ser compensado por un aumento de gasto fiscal y un recorte del impuesto sobre el ingreso.

Pero el alcance del estímulo fiscal para el próximo año podría verse limitado por las preocupaciones al respecto de la deuda del Gobierno, añadió la OCDE.

La OCDE proyectó que el superávit de la cuenta corriente caería a 2.6% en el 2012 y a 2.1% en el 2013, mientras Beijing trata de rebalancear la economía hacia la demanda interna y alejarse de las exportaciones.

Una desaceleración en el sector inmobiliario podría representar una amenaza a la estabilidad económica.

"Uno de los principales riesgos internos que empañan el panorama económico se deriva de la salud financiera de las compañías inmobiliarias", dijo la OCDE, añadiendo que fracasos de grandes desarrolladores inmobiliarios podrían poner algunos préstamos bancarios en riesgo.

El Gobierno ha tomado una serie de medidas desde fines del 2009 para enfriar el exuberante mercado de la vivienda, incluyendo el incremento de tasas hipotecarias y pagos iniciales, haciendo más complejo para los compradores de casas y desarrolladores conseguir préstamos bancarios.

El sector inmobiliario contribuye con alrededor de 10% del crecimiento del PIB de China y afecta a una cadena de industrias, incluyendo acero, cemento y otras materias primas.

Con la demanda interna y el comercio exterior recuperándose en 2013, el crecimiento económico de China probablemente repunte al 9.5%, predijo la OCDE.

En el reporte, la OCDE también pidió al Gobierno chino seguir adelante con reformas estructurales a largo plazo para ayudar a mantener el crecimiento.

Ahora ve
El comportamiento de la pobreza en los municipios mexicanos entre 2010 y 2015
No te pierdas
×