El republicano que desafía a Obama

Newt Gingrich dice que, de ganar la presidencia de EU, ajustará los sistemas fiscal y de salud; quiere quitar a la Fed el mandato de combatir el desempleo para abocarse solamente a la inflación.
republicano Gingrich  (Foto: Cortesía CNNMoney)
Charles Riley
NUEVA YORK -

Cuando el republicano Newt Gingrich dio a conocer por primera vez su plan económico, la agencia NASA aún tenía un programa de transbordador espacial y Donald Trump aún se barajaba como candidato a las elecciones presidenciales de 2012.

Ya ha pasado más de medio año, y cómo han cambiado los tiempos. 

Gingrich, quien alguna vez fue considerado como el aspirante con las probabilidades más remotas, hoy es el favorito para la nominación republicana, y las encuestas lo favorecen en los estados de Iowa y Carolina del Sur. 

¿Qué es exactamente lo que haría Gingrich como presidente de Estados Unidos para ayudar a la economía? Bien, él cambiaría prácticamente todo. 

El ex portavoz de la Cámara de Representantes quiere reducir drásticamente las tasas tributarias que pagan las corporaciones y reformar los programas de ayuda social, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) y la Agencia de Protección Ambiental. 

Quiere suprimir la asistencia sanitaria y las nuevas regulaciones a Wall Street, deshacerse de las tributaciones estatales y los impuestos sobre las ganancias de capital; derogar la ley Sarbanes-Oxley y la ley de Reinversión en la Comunidad. 

Oh, pero hay más... Gingrich quiere extender las exenciones fiscales aplicadas por Bush, equilibrar el presupuesto, instituir un impuesto fijo opcional, desmantelar a las financieras Fannie Mae y Freddie Mac y reformar la Reserva Federal.

Esta es la visión sucinta de cómo luciría el país bajo la administración de Newt Gingrich: 

Impuestos sobre las sociedades 

Gingrich pretende reducir la tasa impositiva corporativa del 35% al 12.5%, una medida que llevaría el impuesto sobre sociedades de ser uno de los más altos del mundo industrializado a ser uno de los más bajos.  El republicano arguye que una caída de esa magnitud haría de Estados Unidos un lugar mucho más atractivo para hacer negocios.

Pero, al mismo tiempo, la drástica reducción tributaria dejaría un enorme hoyo en la recaudación cobrada por el Gobierno, lo que dificultaría equilibrar el presupuesto. 

Impuestos sobre la renta 

Gingrich quiere añadir al actual código fiscal un impuesto fijo opcional del 15% sobre la renta. Al igual que con el plan propuesto por Rick Perry, los contribuyentes podrán escoger si quieren pagar la tasa impositiva fija o hacer su declaración conforme al código fiscal vigente.

El nuevo impuesto fijo impulsaría el crecimiento, sostiene Gingrich, mientras que ahorraría miles de millones de dólares en costos de cumplimiento fiscal.

Sin embargo, los expertos en la materia han descalificado la idea, argumentando que agregar la opción de un impuesto exigiría la preparación de múltiples declaraciones para, una vez hechas las comparaciones, descubrir cuál es la tasa más baja.

Al político le gustaría también eliminar el impuesto estatal y el impuesto sobre las ganancias de capital. 

Gobierno federal 

Si Gingrich llega a la Casa Blanca, el tamaño del Gobierno federal se reduciría dramáticamente, y las agencias que sobrevivan no regularán tanto como lo hacen hoy.

El republicano quiere sustituir la Agencia de Protección Ambiental (que en su sitio web de campaña califica como "una máquina reguladora de los altos precios energéticos que aniquila empleos"), y crear en su lugar la "Agencia de Soluciones Medioambientales". 

También reemplazaría al Consejo Nacional de Relaciones Laborales con otro órgano y reformaría la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA).

La misión de la Reserva Federal también se estrecharía. La Fed ya no sería responsable de disminuir los niveles de desempleo. En su lugar, el Banco Central estaría limitado únicamente a "mantener la estabilidad de los precios".

Menos regulaciones

Gingrich está a favor de una "desregulación bastante seria" y quiere revocar la ley de reforma financiera que, entre otras cosas, autoriza la regulación del turbio mercado de derivados. 

La ley Sarbanes-Oxley -que tras los escándalos contables de Enron, Tycon y otros, establecía nuevas regulaciones para las compañías que cotizan en Bolsa- sería borrada de los libros. Gingrich también eliminaría los obstáculos burocráticos y legales que impiden la perforación petrolera frente a las costas y la explotación de las arenas bituminosas.

Reforma a los programas sociales 

El republicano es partidario de la creación de cuentas privadas opcionales de la Seguridad Social para los trabajadores más jóvenes. También quiere dar a los estados subvenciones en bloque para financiar Medicaid. En cuanto a Medicare, Gingrich quiere nuevas opciones de seguros médicos privados con un pago regular para "asistencia especial".

El político también transferiría a los estados todos los programas federales de prestaciones sociales otorgadas en función de los recursos, lo que en su opinión "ayudaría a millones a moverse de la dependencia hacia la prosperidad, a la vez que ahorraría billones a los contribuyentes". 

Las 'otras' propuestas 

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Hay algunas políticas de Gingrich que no entrarían en ninguna mentalidad convencional. Una de sus propuestas es emplear a los niños pobres como personal de mantenimiento y limpieza en las escuelas, una idea que viola las leyes de trabajo infantil vigentes.

Gingrich, además, ha abogado por el uso de la metodología denominada ‘Lean Six Sigma', una estrategia de gestión alrededor de la cual se ha formado un club de seguidores entre la comunidad empresarial, aunque es virtualmente desconocida en los círculos gubernamentales. El político con frecuencia cita estimaciones que proyectan ahorros por 5 billones de dólares en el lapso de 10 años -una cifra astronómica- si las técnicas de ‘Lean Six Sigma' se enseñaran dentro de las dependencias gubernamentales.

Ahora ve
Policía investiga explosión cerca de terminal de autobuses de Manhattan
No te pierdas
×