Estados clave complican elección en EU

Las economías estatales juegan un papel decisivo en la campaña de reelección del presidente Obama; el cambio en las condiciones de empleo, crecimiento y vivienda podrían predisponer a los votantes.
estados unidos  (Foto: Especial)
Charles Riley
NUEVA YORK -

Si la historia sirve de guía, la elección presidencial de 2012 se ganará o se perderá en tan sólo unos pocos estados volubles.

Estos son los 'estados indecisos': los campos de batalla donde cada voto importa, y millones de dólares serán gastados en campaña.

Y esta vez, el debate que se realiza en lugares como Florida, Ohio y Pensilvania, probablemente se enfocará alrededor de un único tema: la economía.

Las cosas no pintan bien para Obama a nivel nacional. Después de todo, la tasa de desempleo ha estado ubicada en o por encima del 9% desde abril, el crecimiento económico ha estado oscilando a lo largo del año, y el asediado mercado inmobiliario aún tiene espacio para caer antes de que los precios de la vivienda realmente toquen fondo.

Sin embargo, los estados indecisos serán los realmente importantes para Obama.

Sólo 9% de los votantes en 12 estados indecisos clave dicen que las condiciones económicas son buenas o excelentes, según una encuesta de Gallup publicada a principios de noviembre. Y 72% dicen que la economía está empeorando, no mejorando.

Los votantes en esos estados favorecen ligeramente a un republicano en el tema del desempleo, y los republicanos también tienen una ventaja de dos dígitos ante la pregunta de quien manejaría mejor la deuda y el déficit del presupuesto federal.

Los sombríos números significan que Obama y sus asesores están ante una dura campaña llena de nuevos retos. El mensaje de esperanza y cambio que atrajo 365 votos electorales frente a 173 de John McCain tendrá que evolucionar.

Pero hay algunas buenas noticias para la campaña de Obama. En 2008, el entonces senador Obama sacudió a los estados en disputa, ganando casi todos los votos electorales que tenían por ofrecer.

Eso lo deja con un margen de maniobra en esta ocasión. Incluso si el candidato republicano gana Florida, Ohio, Pensilvania, New Hampshire, Iowa e Indiana, Obama todavía puede alcanzar 270 votos electorales y ganar la reelección.

Pero para que eso suceda, tendría que ganar en Carolina del Norte, Virginia, Colorado, Nevada, Michigan y Nuevo México. Y ésa no es tarea fácil.

Una mirada más cercana a las economías de los estados indecisos clave revela que algunas están sufriendo intensamente, mientras que otras economías en disputa están en mucho mejor forma.

Empleos: Bajo la más simple de las medidas, cuatro estados están realmente por los suelos. Michigan, Nevada, Carolina del Norte y Florida tienen un desempleo de dos dígitos, junto con 64 votos electorales.

Al mismo tiempo, Iowa, Nuevo México, Virginia y New Hampshire tienen tasas de desempleo por debajo del 7%.

Crecimiento económico: En cuanto a una medida más amplia del crecimiento económico durante un período de tiempo prolongado, el mensaje es el mismo: Algunos estados indecisos han superado la crisis, mientras que otros están luchando por lograr una recuperación completa.

Según los datos recopilados por la Fed de Filadelfia que miden el empleo, la actividad manufacturera y los salarios, siete de las 12 economías estatales indecisas son más débiles que cuando Obama asumió el cargo.

Las economías de Iowa y Virginia han regresado casi en su totalidad a los niveles de enero 2009, mientras que Carolina del Norte, Florida, Nuevo México y Colorado tienen una diferencia de entre 2% y 5%. La hundida economía de Nevada es 12.9% menos productiva que cuando Obama comenzó su gobierno.

Ohio, New Hampshire, Michigan, Indiana y Pensilvania, están todos números negros, pero no por mucho.

Si Obama ganara cada estado clave en el que la economía ha mejorado de acuerdo con los datos de la Fed, y perdiera cada uno en el que ha retrocedido, tendría 284 votos electorales: una victoria muy estrecha.

Vivienda: Parte del problema en los estados indecisos con malas economías es el mercado de la vivienda. Aunque todavía está deprimida en la mayoría de las regiones del país, presenta niveles especialmente bajos en una las zonas que estará en disputa en 2012.

Colorado, Michigan, Florida y Nevada tienen tasas de ejecuciones hipotecarias que se ubican entre las 10 primeras del país, de acuerdo con Realty Trac. Más de un cuarto de millón de hogares están actualmente en proceso de ejecución en estos cuatro estados.

Por supuesto, mucho puede pasar en un año. El crecimiento bien podría acelerarse en los estados indecisos.

El Congreso podría incluso aprobar extensiones a las exenciones al impuesto sobre la nómina, y al seguro de desempleo, algo que los economistas dicen que ayudaría a apoyar el crecimiento (lo que el Congreso ha hecho para arreglar la economía: nada).

Pero incluso en el mejor de los casos, es probable que Obama entre al centro de la campaña de 2012 con un promedio de desempleo nacional del 8%.

La evidencia anecdótica prevalece firmemente en su contra. Ningún presidente desde Franklin D. Roosevelt ganó la reelección con una tasa de desempleo superior al 7.2%.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Pero eso es sólo un dato informativo. Según los científicos de la política y los observadores de las elecciones, un indicador más útil de la victoria electoral es cómo se siente el público acerca de la economía.

Pero hay más malas noticias para Obama. Gallup preguntó a los votantes de los estados indecisos si están mejor que cuando Obama asumió el cargo. Un 60% dijeron que están en peor situación en este momento, mientras que sólo 37% dijo que sentían que estaban mejor.

Ahora ve
Los bomberos rescatan a un perro atrapado en un arroyo congelado
No te pierdas
×