Para salvarse, Europa necesita unirse

Los líderes del bloque creen que la crisis puede solucionarse sólo con medidas administrativas; sin embargo, es necesaria una mayor unidad cultural y eliminar aún más barreras comerciales.
UE bandera.jpg  (Foto: ThinkStock)
Pankaj Ghemawat*

Los líderes políticos de la Unión Europea (UE) reconocen la importancia de preservar una economía regional altamente integrada. Sin embargo, están cometiendo el mismo error que los condujo a la crisis en primer lugar: pretender que Europa puede integrarse solamente a través de medidas administrativas. 

Recordemos que el euro fue adoptado en medio de la preocupación de que las diferencias fiscales y políticas a lo largo de toda la zona euro fueran demasiado grandes para lograr que la región se convirtiera en lo que los economistas llaman un "área monetaria óptima". Esas diferencias siguen ignorándose. En un reciente discurso pronunciado por Jean-Claude Trichet, el ex presidente del Banco Central Europeo declaró que la UE era como Estados Unidos menos una unión fiscal.

Tal vez se equivoque. Las medidas cortoplacistas para arreglar o contener la actual debacle financiera son, en efecto, necesarias, pero a largo plazo los europeos deben cambiar cultural y políticamente si quieren alcanzar una integración equilibrada, indispensable para el éxito del euro. Esto es ahora más crucial que nunca porque los recientes reveses han debilitado la perspectiva de una integración en la mente de muchas personas. 

Puede avanzarse en ese camino si se promueve el comercio entre las naciones europeas y, más ampliamente, aumentando la confianza entre los ciudadanos del continente. 

En términos geográficos, la mayoría de los medios de transporte dentro de la UE cuestan mucho más que en Estados Unidos, un factor que obstaculiza el comercio. Los líderes europeos necesitan superar las preferencias que muestran a las empresas líderes nacionales y encontrar mejores formas de coordinar el transporte en el continente, las comunicaciones, y la infraestructura energética a través de las fronteras.

En términos económicos, la discrepancia en la productividad, y por tanto en la renta promedio, es mucho mayor en los países europeos que entre los estados de la Unión Americana. Pese a estas diferencias, las tasas de migración laboral son mucho más bajas en Europa.

Culturalmente, las encuestas sugieren que casi la mitad de los europeos confían "mucho" en los ciudadanos de sus propios países, pero solamente el 20% expresa ese mismo nivel de confianza en los europeos de otros países. Esta desconfianza se ha reflejado en varios episodios, como cuando los alemanes culparon a los agricultores españoles de venderles pepinos contaminados, a pesar de que el problema se había originado en la misma Alemania. Esta característica se ha exacerbado por la reciente crisis financiera. 

Si bien el cambio cultural representa un desafío, mucho puede hacerse en esa materia. Las investigaciones muestran que una mayor educación generalmente reduce el recelo o la desconfianza en los extranjeros. Desde luego, una educación que destaque la interdependencia europea podría tener un impacto todavía más poderoso. El programa de intercambio estudiantil Erasmus ya ha construido importantes puentes a lo largo de Europa y vale la pena ampliarlo, incluso en un momento de austeridad presupuestaria. La participación en redes económicas de la región es otra idea que merece más atención ahora que la tecnología nos ofrece una comunicación más diversa y un alcance más amplio. 

Aunque no hay garantía de que estas medidas funcionen, no hay otra alternativa más que intentarlas. Pues sin una integración así, Europa irá a menos. 

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

* Pankaj Ghemawat es profesor en la escuela de negocios IESE en Barcelona y autor del libro World 3.0 (Harvard Business, 2011).

Este artículo pertenece a la edición de la revista Fortune del 26 de diciembre de 2011.

Ahora ve
Pese a Trump, las personas transgénero podrán enlistarse en el ejército de EU
No te pierdas
×