La cumbre europea: ¿última llamada?

La UE vive su momento más crítico, mientras economistas urgen a los líderes a concretar soluciones; un mayor retraso o aprobar medidas poco confiables será castigado por el mercado, advierten.
euro crisis  (Foto: Thinkstock)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Europa vive uno de sus momentos más críticos desde el inicio de la crisis de deuda, por lo que la cumbre de líderes europeos que concluye este viernes debe arrojar soluciones concretas para evitar un castigo mayor de los mercados y problemas de liquidez en los bancos, advierten economistas.

"La cumbre representa una especie de parteaguas en lo que es el futuro no sólo de la zona euro, sino de la Unión Europea como tal. Indiscutiblemente es un poderoso bloque económico, pero políticamente no existe madurez y consolidación en materia de marcos institucionales que sean exitosos frente a este tipo de crisis", dice el profesor del Departamento de Estudios Sociales y Relaciones Internacionales del Tecnológico de Monterrey Campus Estado de México, Dejan Mihailovic.

La canciller alemana Angela Merkel dijo este jueves que se debe recuperar la credibilidad perdida en el euro y que la zona euro avanza hacia una Unión Fiscal, misma que debe transformarse en una "unión de estabilidad".

"Hay una reunión de países de la Unión Europea donde unos no tienen el incentivo de tomar acciones más agresivas y parece que es ahí donde está la dificultad", agrega el coordinador de Estudios Económicos de Banamex Citi, Pablo López Sarabia.

"Estamos hablando de dos grupos con intereses diferentes que están sobre todo tratando de que no se socialicen las pérdidas y prácticamente tomar las decisiones que mejor sean para el mercado".

Desde su punto de vista, la decisión más importante que se debe tomar es una mayor disciplina fiscal y tratar de dar financiamiento a los Gobiernos para poder resolver la deuda soberana, y no tanto la situación de los bancos.

Las dos acciones que deberían ser urgentes son enviar una señal de mayor disciplina hacendaria, la famosa unión fiscal que se requiere y, segundo, tratar de garantizar que el fondo de estabilización y otro mecanismo dote de los recursos necesarios, ya sea a través del banco central o a través de otro mecanismo.

"Al momento que el Banco Central Europeo tiene ese impedimento (de ser prestamista de última instancia), hay que buscar un vehículo que permita otorgarle de manera indirecta financiamiento a los países", apunta el especialista de Banamex Citi.

Se espera un acuerdo impuesto por los verdaderos líderes de la UE -Alemania y Francia- y el resto tendrá que ajustarse a lo establecido, en una decisión drástica que será ‘lo toman o lo dejan', resalta el director para América Latina de Moody's Analytics, Alfredo Coutiño.

"Si toman el acuerdo, entonces se comprometen a cumplirlo y hacer todo lo posible por lograrlo, y hablamos de un acuerdo fiscal, no de una unión fiscal. Pero ya no tienen tiempo, tienen que anunciar un acurdo que realmente convenza a los mercados que se van a mover en dirección de la disciplina".

Aunque alerta que si presentan medidas que no convenzan a los mercados, la caída de las variables financieras no se hará esperar, por lo que deben anunciar acuerdos positivos que traigan tranquilidad a los inversionistas.

Descarta que en algún momento el euro haya estado en riesgo. "La crisis por la que atraviesa la eurozona les va a permitir rectificar y corregir los errores que se cometieron y actuar contra aquellos obstáculos que no se previeron en el tratado original y el hecho de que salgan algunos países no hace tambalear a la moneda única, a final de cuentas la va a fortalecer".

Es posible que decidan por aplicar cierto tipo de medidas en forma de sanción y que contemplan la posibilidad de que las máximas instituciones opten por expulsar a ciertos miembros de la zona, indica Dejan Mihailovic.

Sin embargo, "podría tener consecuencias  que ocasionarían todavía una mayor inestabilidad y una crisis y turbulencia más política que económica y financiera. En última instancia, las decisiones las tomarán los gobiernos, los políticos poco adentrados en los temas y problemas y, por otro, los grandes expertos muy adentrados en el tema, pero cuyas intenciones son poco claras", puntualiza.

El catedrático considera que la posibilidad de que se presente el escenario en que sean expulsados algunos miembros de la eurozona es indiscutiblemente alta, pero destaca que es atractivo hablar de una crisis financiera y monetaria.

Sin embargo, aclara que en realidad esa crisis "es consecuencia de una recesión de la economía global en donde tenemos tres indicadores: desempleo, falta de crecimiento y falta de consolidación de marcos instituciones y de las instituciones principalmente n el sistema financiero y bancario. Esa crisis es la que a su vez detona la crisis monetaria y financiera".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Las acciones irán encaminadas a tener un liderazgo más fuerte en la zona, agrega el analista de Banamex Citi, Pablo López Sanabria. "Algunas cosas se dejaron simplemente libres y se vio claramente que muchos países rebasaron esas normas y mecanismos que precisamente tenían como objetivo mantener el equilibrio de la zona euro".

El escenario que se dé hoy entre los líderes de la eurozona estará encaminado a mantener la zona euro, sobre todo porque "todos tienen mucho que perder, así que la idea sería preservar la zona. Hay muchos recursos de por medio que explicarían que la apuesta es hacia allá, pero es claro que algunos países tendrán que hacer mayores ajustes por la indisciplina fiscal", menciona Pérez Sanabria.

Ahora ve
Estados Unidos revoca el marco normativo de la “neutralidad” de internet
No te pierdas
×