Mexicanos prefieren tandas que bancos

Cinco de cada 10 mexicanos ahorran cada mes, pero sólo dos de ellos usan vehículos formales; aunque existen ofertas como Cetes Directo, la población prefiere opciones que no pagan interés.
moneda ahorro mexicano  (Foto: Thinkstock)
CIUDAD DE MÉXICO (CNN) -

Mes tras mes, cerca de la mitad de los mexicanos intenta ahorrar algo de sus ingresos, pero pese a ser un país con múltiples ofertas de inversión, millones prefieren mantener su dinero en esquemas informales no rentados o incluso dejarlo en casa.

Casi la totalidad de los mexicanos con un empleo formal tiene un ahorro obligatorio, dado que sus empleadores les descuentan dinero cada mes para sus fondos de pensiones (Afore), y para el Infonavit.

Pero muy pocos usan el sistema de ahorro voluntario que existe dentro del sistema de los fondos de pensión, en medio de una persistente desconfianza hacia los bancos por una historia de crisis y la percepción de que los rendimientos son bajos.

Las Afores administran 116,000 millones de dólares, pero sólo 1.2% de ese total está en el reglón de "ahorro voluntario y previsión social", según datos oficiales.

La Asociación Mexicana de Afores (Amafore) estima que si bien cinco de cada 10 mexicanos ahorran, sólo dos de cada 10 que pueden hacerlo usan vehículos formales.

Uno de los canales favoritos de los mexicanos son las "tandas", un método de ahorro no regulado orientado principalmente a la compra de algún bien en el futuro cercano.

Quien se suma a una tanda aporta dinero a un fondo administrado por un organizador, que lo distribuye entre los participantes. Se define el tiempo que durará el ahorro y sortean el turno en los que cada participante podrá acceder a la totalidad del dinero aportado entre todos.

"Para mí las 'tandas' son positivas. Es un dinero que te prestan sin intereses (...) si lo metes en el banco te cobran hasta por sacarlo, manejo de cuenta, si sacas del cajero", dijo Paula Rodríguez, mientras peinaba a una clienta en un salón de belleza de Ciudad de México.

Pero las tandas operan por fuera de la regulación financiera y además no pagan interés, por lo que la inflación puede hacer obsoleto el ahorro.

"Me gustaría que la gente empezara a moverse a fondos de inversión y aprendiera e invirtiera un poco mejor, pero la gente no se está moviendo (...) siguen en tandas (...) pirámides", dijo Luis Moyano, director de Bursanet, unidad de la casa de bolsa local Actinver.

Divulgación, un reto

Según algunos expertos, en México sólo el 40% de la población de 112 millones de habitantes está bancarizada. Pero las opciones de inversión están allí, por lo que analistas creen que falta mejor información.

Los bancos y casas de bolsa ofrecen portafolios de inversión y pagarés bancarios, entre otros.

Inclusive el Gobierno lanzó en 2010 la iniciativa "Cetes Directo", que pone a disposición de pequeños ahorristas, a partir de 100 pesos, los Certificados de la Tesorería (equivalentes a los bonos del Tesoro de Estados Unidos).

Los instrumentos más comunes del ahorro formal son el pagaré bancario y los Cetes, que ofrecen rendimientos entre 3% y 5% dependiendo del banco, el monto y el plazo.

Pero, con una inflación esperada para el 2011 del 3%, esa pequeña renta no logra vencer la resistencia de los inversionistas.

"El porcentaje de gente que ahorra en los bancos aún es limitado, donde más ahorran sería en instrumentos tradicionales que son los pagarés (pero) no te están dando nada si tomamos en cuenta la inflación", dijo Carlos González, director de análisis de la casa de bolsa mexicana Monex.

Además, para obtener una tasa atractiva en un banco, se necesita hacer una inversión a partir de entre 500,000 y un millón de pesos, lo que queda fuera del alcance de la mayoría en un país donde hay unos 52 millones de pobres.

Y en medio de la volatilidad financiera mundial, a muchos les causa temor las inversiones en renta variable, que ofrecen potenciales mejores rendimientos a cambio de mucho más riesgo.

Esfuerzo de bancarización

México enfrenta presión adicional en temas de inclusión financiera, pues encabeza el Grupo de los 20, en cuya agenda existen prioridades sobre acceso y fomento de los servicios financieros a la población más necesitada.

Inclusive la junta directiva del Banco Mundial aprobó recientemente un préstamo de 100 millones de dólares para mejorar la gestión de las instituciones de crédito y ahorro del país y ayudar a gente de escasos recursos.

"Todas las iniciativas que ha habido, si bien son positivas, aún están en sus etapas iniciales. No hemos visto que se haya traducido todo ese esfuerzo en un mayor nivel de penetración bancaria", agregó David Olivares, analista senior de instituciones financieras de Moody's Investor Services.

El nivel de penetración financiera en México sigue estando muy bajo respecto a otros países en América Latina y sobre odo respecto a economías desarrolladas, añadió.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Según la Encuesta de Acceso Financiero del Fondo Monetario Internacional, el crédito bancario en México representa sólo 16% del Producto Interno Bruto (PIB), mientras que los depósitos se acercan al 21% del PIB.

En comparación, los créditos bancarios en Brasil representan 29% del PIB y los depósitos 47.5%, según datos de la misma encuesta.

Ahora ve
Con su anuncio sobre Jerusalén, Trump provoca una crisis entre Israel y Turquía
No te pierdas
×