China podría virar y apoyar la economía

Beijing puede cambiar a una política expansiva con la caída en la producción industrial e inflación; los precios al consumidor bajaron a 4.2%, cifra cercana al objetivo de 4% de las autoridades.
china  (Foto: CNN)
BEIJING (CNN) -

La expansión de la producción industrial de China se desaceleró en noviembre a su ritmo más lento en más de dos años y la inflación se moderó con fuerza, elevando las expectativas de que Beijing siga una política más favorable al crecimiento para apoyar el empleo. Una menor inflación, combinada con un grave riesgo de una fuerte desaceleración de la industria, es un escenario potencialmente peligroso para las autoridades, que intentan que la economía no sufra los embates de la crisis en el principal mercado exportador de China: la endeudada Europa.

"La fuerte contracción en la economía real, la incertidumbre externa, junto al alivio de las presiones inflacionarias, apuntan a un renovado espacio para un mayor estímulo (fiscal o monetario), por lo que el tono básico de la política macroeconómica se inclinará hacia el lado pro-crecimiento", dijo Nie Wen, analista de Hwabao Trust en Shanghái.

Una serie de datos publicados el viernes señalaron que la tasa de inflación al consumidor se desaceleró en noviembre a 4.2%, el nivel más bajo desde septiembre del 2010 y levemente por debajo de las expectativas. Además, por primera vez desde febrero el índice se ubicó bajo el 5%.

La inflación se ha ido desacelerando desde que en julio alcanzó un máximo de tres años del 6,5 por ciento, permitiéndole a Beijing cambiar su política para ofrecer un mayor apoyo a la economía, especialmente ahora que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) se acerca a la meta anual del Gobierno para el 2011 del 4%.

Al mismo tiempo, también se vio una fuerte caída en la inflación de precios al productor.

Estos precios, que miden las presiones en el nivel mayorista, subieron 2.7% anual en noviembre, apenas la mitad de la tasa de octubre, mientras que en la comparación mensual cayeron en terreno de deflación. Esto llevó a muchos analistas a anticipar un cambio a una política más explícita a favor del crecimiento.

El crecimiento de la producción industrial se desaceleró fuertemente a 12.4% en noviembre desde el 13.2% de octubre.

El resultado estuvo por debajo de las expectativas y marcó el ritmo más lento desde agosto del 2009 durante la crisis financiera global, según datos de Reuters, un indicio preocupante para el sector.

La semana pasada, el índice de gerentes de compra (PMI por su sigla en inglés) oficial de China arrojó que la actividad fabril se contrajo en noviembre respecto a octubre.

"El riesgo (de un aterrizaje duro) está claramente presente", dijo Stephen Green, un economista de Standard Chartered Bank en Hong Kong.

En tanto, las ventas minoristas de noviembre subieron 17.3% respecto al mismo mes del año anterior, superando levemente el 17.2% de octubre y contrariando el pronóstico de los economistas, quienes habían pronosticado una desaceleración al 16.9%.

Durante gran parte del 2011, Beijing ha estado preocupado de disminuir la inflación. Incluso con una fuerte caída en noviembre, la inflación ha promediado 5.5% en lo que va del año, muy por encima de la meta gubernamental, por lo que el Gobierno será cauteloso al inclinar su política hacia la expansión fiscal.

La agencia oficial de noticias Xinhua publicó el viernes que los líderes del gobernante Partido Comunista mantendrán una política fiscal "proactiva" durante el 2012.

Reflejando la preocupación de Pekín sobre reactivar la pesadilla de la inflación, la política monetaria se mantendrá "prudente", indicó Xinhua.

Las decisiones serán aprobadas en una conferencia la próxima semana, evento donde el comité central del Partido Comunista fija las políticas económicas del país.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

 

 

Ahora ve
El demócrata Doug Jones vence al candidato de Trump al Senado de Alabama
No te pierdas
×