Los mercados cuestionan pacto europeo

S&P llamó a una acción por el lado fiscal y monetario del bloque y advirtió que el tiempo se acaba; Moody’s señaló que el acuerdo ofreció pocas nuevas medidas para resolver la crisis de deuda.
euro  (Foto: Thinkstock)
TEL AVIV / NUEVA YORK (CNN) -

La Unión Europea necesitará más cumbres para resolver su crisis de deuda y el tiempo se está acabando, aunque el acuerdo de la semana pasada fue un paso significativo para resolver una "crisis de confianza", dijo este lunes el economista jefe para Europa de Standard & Poor´s. "No se deben subir mucho las expectativas, habrán más cumbres", dijo Jean-Michel Six en una conferencia empresarial en Tel Aviv. "El tiempo se está acabando y se necesita acción en ambos lados de la ecuación, por el lado fiscal y monetario", agregó.

La agencia S&P, que colocó a 15 países de la zona euro en revisión para una posible degradación antes de la cumbre del viernes, quiso enviar una potente señal de que las naciones estaban enfrentando un riesgo significativo de recesión mayor el próximo año y un apretón crediticio, dijo Six.

"Probablemente todavía se necesite otro golpe antes de que todos en Europa lean la misma página, por ejemplo un gran banco alemán que experimente dificultades en el mercado", agregó Six.

"Entonces, habría un reconocimiento de que todos están en el mismo bote y que incluso las instituciones alemanas pueden ser afectadas por este contagio", acotó.

Moody's Investors Service dijo este lunes que aún espera revisar las calificaciones crediticias de toda la Unión Europea en el primer trimestre del próximo año, aunque sostuvo que el acuerdo de los líderes de la UE de la semana pasada ofreció pocas medidas nuevas para resolver la crisis de deuda regional.

"En lo sustancial, sin embargo, el comunicado ofrece pocas medidas nuevas y no cambia nuestra visión de que los riesgos para la cohesión de la zona euro siguen subiendo", dijo Moody's en su reporte crediticio semanal.

"Tal como anunciamos en noviembre, a menos que las condiciones del mercado crediticio se estabilicen en el futuro cercano, nuestras calificaciones de todos los soberanos de la UE deberán ser revisadas. El comunicado no cambia esa visión y seguimos esperando completarlas con un reposicionamiento durante el primer trimestre del 2012", agregó.

La agencia sostuvo que la declaración de la cumbre refleja la continua tensión entre el reconocimiento de los líderes de la zona euro de la necesidad de incrementar el apoyo para los países fiscalmente más débiles y la significativa oposición dentro de los países más fuertes a hacerlo.

"En medio de la creciente presión sobre las autoridades de la zona euro para actuar rápidamente con el fin de recuperar la confianza del mercado, las tensiones que enfrentan son también crecientes", explicó.

"Mientras más tiempo se mantenga esta situación, mayor es el riesgo de condiciones económicas adversas que se sumarían a los ya considerables desafíos que enfrentan los esfuerzos de coordinación y de reducción de deuda de las autoridades", puntualizó.

Veintiséis de los 27 líderes de la UE acordaron el viernes pasado aplicar normas presupuestarias más estrictas en la zona euro, además de que los estados miembros del bloque monetario y otros entreguen hasta 200,000 millones de euros en préstamos bilaterales al Fondo Monetario Internacional (FMI) para ayudar a frenar la crisis.

Reacción

Las Bolsas europeas abrieron a la baja este lunes al disiparse la euforia inicial por el acuerdo de la Unión Europea (UE) sobre una mayor integración económica, sin embargo, más tarde recortaron pérdidas.

La cumbre de la Unión Europea de la semana pasada representó un importante avance hacia el fortalecimiento de los lazos económicos necesarios para evitar futuras crisis de deuda, pero los mercados probablemente consideren que el resultado fue insuficiente y demasiado tarde para resolver la crisis actual.

Como en ocasiones previas, es poco probable que las medidas calmen a los inversores por mucho tiempo.

Aunque la canciller alemana, Angela Merkel, dijo que no espera que los líderes se reúnan nuevamente antes de Navidad, un funcionario de alto rango de la UE dijo que cree que la presión de los mercados podría obligarlos a reunirse más pronto que lo previsto.

A las 1210 GMT, el índice paneuropeo FTSEurofirst 300 caían 0.5% a 981.11 puntos.

El euro cae a un nuevo mínimo de sesión, en medio de una corriente vendedora de bonos de Italia y de otros gobiernos después de que una cumbre de la Unión Europea no logró calmar los temores de los inversores.

El euro cae cerca de 1% a 1.3240 dólares tras tocar un mínimo de sesión de 1.3238 dólares.

"Se ha dado un primer paso, pero el camino es todavía muy largo y sinuoso. Las medidas de austeridad tendrán un efecto negativo profundo en el crecimiento económico y harán del 2012 un año difícil en términos económicos", expresó Philippe Gijsels, jefe de investigación de BNP Paribas Fortis Global Markets.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Será difícil conseguir crecimiento de las ganancias de las empresas y las previsiones de resultados probablemente todavía sean demasiado optimistas, por lo que hay margen para las decepciones", agregó.


 

Ahora ve
México, EU y Colombia dialogan para combatir en conjunto el consumo de drogas
No te pierdas
×