La eurozona avanza a fase más peligrosa

Una rebaja a la calificación de deuda parece segura, y sumará volatilidad a mercados: economistas; si el Banco Central Europeo no actúa de forma oportuna, la crisis será más profunda, aseguran.
euro  (Foto: Photos To Go)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La probable baja en la calificación a varios países de la zona euro podría profundizar aún más la crisis que vive esa región, si es el que Banco Central Europeo (BCE) no toma medidas adicionales para contenerla, advierten especialistas.

"Una baja en la calificación de los países europeos tendría un impacto temporal en los mercados, pero si el BCE no hace nada, detonaría una crisis mayor", dice el profesor-investigador del Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE), Raúl Feliz.

En opinión de Adolfo Laborde, director de la Licenciatura en Relaciones Internacionales en el Tecnológico de Monterrey, "la combinación de uno o varios factores (entre ellos la posible rebaja en la calificación), puede desencadenar una crisis en la zona euro, pero (las calificadoras) no van a ser los verdugos, simplemente van a complementar lo que ya los analistas y tomadores de decisiones saben".

La agencia Fitch dijo este lunes que el "fracaso" de los líderes europeos en presentar una solución "integral" a la crisis de deuda de la zona euro ha aumentado en el corto plazo la presión sobre las calificaciones de los países del área.

Mientras que el economista jefe para Europa de Standard & Poor's, Jean-Michel Six, agregó que la Unión Europea necesitará más cumbres para resolver su crisis de deuda y el tiempo se está acabando, aunque el acuerdo de la semana pasada fue un paso significativo para resolver una "crisis de confianza" y que "no se deben subir mucho las expectativas, habrá más cumbres".

Moody's Investors Service expuso también este lunes que aún espera revisar las calificaciones crediticias de toda la Unión Europea en el primer trimestre del próximo año, aunque sostuvo que el acuerdo de los líderes la semana pasada ofreció pocas medidas nuevas para resolver la crisis de deuda regional y "no cambia nuestra visión de que los riesgos para la cohesión de la zona euro siguen subiendo".

"El evento de calificadoras puede desencadenar una serie de sucesos. Hay inversiones interregionales en Europa y fuera de la región que para poder hacer sus mismas inversiones toman la información que fluye de estas calificadoras, por tanto, al momento de darles una calificación o poner en tela de juicio lo que está sucediendo, sí podría afectar en las futuras inversiones en la colocación de deuda o compra de bonos para el próximo año", agrega Laborde.

El catedrático del Tec estima que el acuerdo alcanzado el viernes pasado por los líderes europeos no fue suficiente por un elemento clave: los británicos no van a participar y eso habla de que ellos tienen sus dudas sobre este proceso y "no es ninguna garantía de que los países miembros de la zona euro realmente podrán ajustarse a las políticas de austeridad".

El 2012 iniciará con muchas interrogantes que pueden afectar negativamente el desempeño de los mercados financieros globales y de la economía mundial, indica Mario Correa, economista en jefe de Scotiabank.

"Mientras no se tenga una estrategia clara y convincente de ajuste fiscal en Europa y Estados Unidos, el riesgo de una afectación seria al sistema financiero internacional se mantendrá vigente. También hay dudas respecto al impacto que este ajuste pueda tener sobre el ritmo de expansión de la economía de varios países".

S&P mencionó 5 factores interrelacionados que han provocado un aumento en el riesgo sistémico de la zona euro, por lo que es muy factible que se vean menores "ratings" en unos días más para Europa y recomienda tener mucha cautela en las decisiones de inversión, ya que la situación económica en la región es la misma antes y después de los cambios esperados en calificaciones.

La decisión de las calificadoras es un elemento que se suma a los problemas que vive la región, subraya Raúl Feliz, investigador del CIDE. Aunque considera que a "las calificadoras se les da una importancia que no tienen, pero sin duda en medio del problema no ayuda que digan esto (la probabilidad de una degradación)".

El acuerdo por sí solo no tiene ninguna capacidad de resolver nada, manifiesta. "En caso de funcionar será a mediano y largo plazo, pero funciona de forma indirecta a través de robustecer la confianza, hace que todo el mundo piense que está resuelto el asunto".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Sin embargo, no se ha resuelto por dos razones, afirma. "Una porque no es lo suficientemente contundente como para cambiar la dinámica y el escepticismo que actualmente existe y, segundo, el acuerdo en sí no es lo importante, lo importante es que este acuerdo pueda servir como un punto de apoyo, una excusa para que el BCE actúe y utilice los instrumentos con los que cuenta para resolver el problema".

Feliz advierte que si el BCE no actúa, Europa "irá de crisis en crisis, sin resolverse. No es una declaración sobre la política fiscal lo que resolverá el problema y todo mundo lo tiene muy claro. La solución está en manos del banco central que es el único que tiene suficiente recursos para poderlo hacer y si  no actúa o lo hace con timidez, mucho me temo que vamos a seguir en lo mismo".

Ahora ve
Barack Obama sorprende a niños con una bolsa gigante de regalos
No te pierdas
×