Los bancos europeos, en venta de activos

Las grandes instituciones financieras de la eurozona están bajo presión para reducir su tamaño; sin embargo, no están dispuestos a rematar sus activos productivos por el momento.
bancos europa  (Foto: Cortesía CNNMoney)
Ciro Sanati

Incluso mientras los líderes europeos se reunían la semana pasada en una cumbre de emergencia para salvar el euro, los bancos europeos estaban ocupados tratando de deshacerse de billones de euros en activos, en un intento por reducir su tamaño. Pero aunque los bancos pueden parecer desesperados por vender con el fin de fortalecer sus balances y cumplir con las nuevas restricciones de capital, no parecen estar dispuestos a experimentar una severa pérdida en sus activos productivos por el momento, frustrando a los compradores dispuestos que buscan un acuerdo fácil.

Sin embargo, los banqueros parecen dispuestos a hacer el intento por mantener el control en lo que respecta a sus activos tóxicos. Los fondos de cobertura y otras firmas de inversión en Estados Unidos tienen la posibilidad de ganar algunos buenos rendimientos al comprar esos activos tóxicos a precios rebajados, si están dispuestos a asumir el riesgo.

En Bruselas, los líderes europeos están debatiendo sus diferencias con el fin de estabilizar su dañado sector bancario y su pulverizado mercado de deuda. El jueves pasado, Alemania accedió a retirar una disposición que habría forzado a los inversores a aceptar grandes recortes en sus tenencias de deuda soberana si el país que ha emitido la deuda es rescatado por la zona euro, algo que se conoce como participación del sector privado, o PSI, por sus siglas en inglés.

Esto parece ser un regalo para el sector bancario europeo, que incluye a algunos de los mayores tenedores de deuda soberana. Los 10 principales bancos europeos tenían una participación de alrededor de 226,000 millones de euros de esa deuda a finales del año pasado. Ahora solamente se les pedirá a los bancos que reduzcan sus existencias a niveles previamente acordados con el Fondo Monetario Internacional en sus operaciones de rescate a Grecia, Portugal e Irlanda. Esto ha permitido a los europeos acelerar el calendario para poner en marcha su fondo de rescate del euro de 500,000 millones de euros, con el que esperan llevar estabilidad a los mercados de deuda. Pero aunque los bancos han logrado una victoria aquí, todavía tienen un largo camino por recorrer si quieren su fortuna de regreso.

Firmas grandes con apalancamiento

Los bancos europeos pasaron gran parte de la última década adquiriendo activos en un intento por convertirse en bancos masivos y globales de servicios completos. Algunos se hicieron más grandes mediante la fusión con otros bancos europeos, mientras que otros apostaron por comprar bancos en el extranjero, lejos de la zona euro. Los bancos también emitieron y compraron miles de millones de dólares en productos de inversión titularizada, como títulos de deuda residenciales respaldados por hipotecas (RMBS, por sus siglas en inglés), muchos de los cuales resultaron tóxicos en 2008 y nunca fueron recuperados.

Ahora parece que exageraron un poco a medida que se apalancaron para comprar activos en todo el mundo. El sistema bancario de la zona euro actualmente posee activos por un valor de alrededor de 30 billones de euros. Eso es aproximadamente una cantidad dos veces y media mayor que todo el sistema bancario de Estados Unidos, que se sitúa en alrededor de los 16 billones de dólares (12 billones de euros). Una brecha tan grande podría tener sentido si la economía de la zona euro fuera mucho mayor que la de Estados Unidos, pero no lo es. El PIB de la eurozona es en realidad menor, y se ubica en torno a los 9.5 billones de euros, cuando el PIB de Estados Unidos es de aproximadamente 11 billones de euros (14.5 billones de dólares).

No será una tarea fácil rescatar a un sistema bancario con activos de tres veces el tamaño de toda la producción económica de la región del euro. La Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés) -el regulador bancario de la eurozona- ha estado presionando a los bancos para que construyan reservas de capital que les permitan absorber pérdidas futuras derivadas de su derroche de dinero. El jueves pasado, la EBA anunció que el sistema tuvo que recaudar 114,700 millones de euros para cumplir rápidamente con las nuevas y estrictas reglas de capital: 8,000 millones de euros más de lo que había estimado en octubre. La cifra creció a medida que el valor de los activos de los bancos se deterioró debido a la actual crisis de la eurozona.

Los grandes bancos finalmente se han dado cuenta de que ser más grande no es necesariamente mejor, especialmente cuando esa grandeza se consiguió a través del apalancamiento. El Banco Central Europeo (BCE) se ha movido agresivamente para apuntalar su sistema bancario para evitar cualquier evento de liquidez, similar a la caída de Lehman. Si bien los problemas estructurales con el euro permanecen, las acciones del BCE han estabilizado el sector bancario del continente; o por lo menos le han comprado tiempo suficiente para reducir su tamaño.

El BCE aparentemente podría financiar a los bancos europeos de forma indefinida, pero no parece dispuesto a hacerlo. Esto ha presionado a los bancos para reducir sus balances. Los bancos se han comprometido en total a deshacerse de alrededor de 5 billones de euros en activos en los próximos años para cumplir con las nuevas normas de capital más estrictas exigidas por la EBA y el Comité de Basilea.

¿Quién está comprando?

Los bancos no han perdido tiempo en reducir su tamaño. Sin embargo, la venta de 5 billones de euros en activos va a tomar tiempo y necesitará compradores con bolsillos muy profundos; bancos globales y empresas de inversión, como fondos de cobertura. Pero los bancos que están vendiendo no parecen haber caído en pánico todavía. Esto se debe a que el BCE ha absorbido con eficacia el riesgo de liquidez de los bancos, lo que significa que no se derrumbarán de la noche a la mañana. Esto ha dado a los bancos un respiro, lo que les permite negociar algunos acuerdos fuertes por algunos de sus activos. Dada la tensión en la zona del euro, los activos más demandados son los activos extranjeros de los bancos. La mayoría de estos activos parecen provenir de grandes bancos.

"Estamos viendo miles de millones de activos a la venta por parte del sistema bancario europeo en muchos bancos en varios países", dijo a Fortune Bruce Richards, socio de co-gestión y director ejecutivo de Marathon Asset Management, un fondo de cobertura de 10,000 millones. "Entre los 27 países de la UE, los bancos en 10 países representan más del 90% de la disposición de activos".

Los europeos son los primeros en deshacerse de sus participaciones extranjeras en bancos y firmas de inversión donde viven esos activos. También están buscando traspasar filiales en países extranjeros a bancos locales y firmas de inversión. Parece que los activos productivos se están vendiendo en o cerca de su valor nominal, dice Richards. Los bancos no parecen dispuestos a dejar ir esos activos en grandes descuentos, frustrando a algunos compradores que tienen la esperanza de hacer dinero rápido.

Pero los bancos sí parecen dispuestos a cerrar un trato sobre aquellos activos con resultados no tan buenos. Gestores de fondos de cobertura dijeron a Fortune que han sido abordados por varios bancos europeos que buscan deshacerse de grandes paquetes de préstamos de miles de millones de euros, que han sido tapados con una mezcolanza de activos titularizados poco confiables, como títulos hipotecarios comerciales y residenciales respaldados. Marathon ha sido un comprador y logró apoderarse de esos paquetes de un banco europeo no revelado por 60 centavos de dólar. Richards espera que la firma logre un rendimiento por lo menos para la mitad de esa inversión.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Cada uno de estos paquetes de préstamos es confeccionado a la medida, así que los bancos y gestores de fondos están realizando una auditoría integral para ver qué hay dentro de ellos. Richards dice que Maratón sólo hizo una oferta de 20 centavos por dólar por otro paquete de productos titulizados, que eran de menor calidad que los que la empresa compró antes. No está claro si los bancos están dispuestos a bajarse tanto, pero parece que están dispuestos a aceptar ofertas de ese tipo que podrían ayudarles a deshacerse de todos los activos de riesgo.

Los bancos pueden seguir tomándose su tiempo, siempre y cuando el BCE los respalde. Pero si los líderes europeos no logran solucionar los problemas estructurales que sufre la zona euro, ni siquiera el BCE podrá salvar a los bancos de la avalancha de impagos que podrían provenir de un euro roto.

Ahora ve
Sobrinos de la primera dama venezolana son sentenciados a 18 años de prisión
No te pierdas
×