Republicanos frenan recortes a impuestos

La Cámara de Representantes, dominada por la oposición, rechazó extender el beneficio al empleo; el presidente Barack Obama llamó a los legisladores a no jugar a la “política suicida”.
harry reid senado recorte impuesto  (Foto: CNN)
WASHINGTON (CNN) -

Un enfrentamiento en el Congreso de Estados Unidos sobre extender el recorte de impuesto a las nóminas se profundizó este martes, elevando el riesgo de que 160 millones de trabajadores estadounidenses pudieran ver un golpe a sus ingresos el próximo mes. La Cámara de Representantes, de mayoría republicana, rechazó un acuerdo a corto plazo aprobado por los demócratas y colegas republicanos en el Senado, y llamó a nuevas negociaciones sobre la reducción de impuestos que expira pronto y que le ahorra al trabajador promedio 1,000 dólares al año.

Pero Harry Reid, líder del Senado controlado por los demócratas, se mantuvo firme, insistiendo en que él no volvería a llamar a la Cámara para reabrir negociaciones. Reid ha ganado apoyo de algunos republicanos en el Senado que han instado a sus colegas en la Cámara baja a apoyar el acuerdo.

Ambos partidos creen que tienen las de ganar en la batalla de fin de año. Los republicanos están apostando que los demócratas temen una reacción adversa de los votantes en 2012 si la reducción de impuestos termina, y eventualmente cederán ante sus demandas. Los demócratas, mientras, apuestan que lo mismo se aplica para los republicanos.

Los republicanos dicen que quieren negociar por un año de extensión, no solo la medida de dos meses aprobada por el Senado. El Senado aprobó la extensión más corta porque no pudo llegar a acuerdo sobre una extensión a mayor plazo.

El fracaso en extender la reducción de impuestos y beneficios para millones de desempleados estadounidenses, que expiran el 31 de diciembre, podría ampliar la posibilidad de una recesión en Estados Unidos en 2012, advirtieron algunos economistas.

El presidente Barack Obama hizo una visita sorpresa al salón de prensa de la Casa Blanca e incrementó la presión sobre los republicanos de la Cámara, instándolos a votar sobre la medida del Senado. Los llamó a poner la política a un lado y dijo "no juguemos a la política suicida".

El Departamento del Tesoro emitió un comunicado rebatiendo los argumentos republicanos de que una extensión de dos meses en los recortes de impuesto no era posible. Dijo que si bien una extensión de un año del recorte de impuesto a las nóminas sería preferible, podría implementarse una extensión más corta.

Muchos han anticipado que las negociaciones de fin de año sobre la renovación del recorte de impuestos serían difíciles, pero lo que esperaban fuera una trifulca se ha convertido en una batalla a gran escala.

Se ha puesto de manifiesto la profunda división entre republicanos y demócratas en el Congreso sobre los impuestos y el gasto, y aumenta la percepción generalizada de una enorme disfunción en Washington.

Obama ya ha retrasado sus vacaciones en Hawai debido a las disputas en el Capitolio.

Baja popularidad del Congreso

El atascamiento y la disfunción de Washington está alimentando un estado anti políticos entre los votantes de cara a las elecciones el próximo año, con la popularidad del Congreso en un mínimo de 11%.

El mayor punto de fricción para una extensión de un año es cómo cubrir los 120,000 millones de dólares en pérdidas de ingresos para el Fondo de Fideicomiso de Seguridad Social. Los republicanos están demandando recortes al gasto público para cubrir los costos y los demócratas quieren pagarlos terminando algunas exenciones tributarias para los ricos.

El proyecto de ley del Senado establece una extensión de dos meses del recorte de impuesto a las nóminas, con el objetivo de elaborar una extensión de un año a principios de 2012.

Los economistas temen que si se permite que el recorte de impuesto se termine podría frenar el crecimiento económico, ya que Estados Unidos se esfuerza por enrielarse después de la más profunda recesión en décadas y severos problemas de deuda en Europa que podrían contagiar a la primera economía mundial.

La disfunción política ha llevado al Gobierno al borde de un cierre tres veces en lo que va del año, y llevó a la agencia calificadora Standard & Poor's a recortar la preciada calificación crediticia "AAA" del país.

Ahora ve
Estos ‘huevos revueltos’ son preparados sin huevos
No te pierdas
×