México, a merced de EU y Europa en 2012

El próximo año luce complicado para la economía mexicana por el deterioro externo, dicen expertos; para Walter Molano, de BCP Securities, el país es uno de los mercados más subestimados de AL.
PIB  (Foto: Thinkstock)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Si el ambiente externo continúa en deterioro el próximo año, México será vulnerable a una recesión, particularmente en caso de que Estados Unidos también registre una caída en su actividad económica, advierten especialistas.

"Un tipo de cambio demasiado débil por demasiado tiempo representa un riesgo al alza para la inflación y a la baja para la actividad" económica, dice el economista en jefe para México de Bank of America Merrill Lynch, Carlos Capistrán.

"El panorama para México no es por demás fácil, porque la economía de Estados Unidos no podrá recuperarse más allá de 2% el próximo año, lo cual -como siempre- impone un freno a la economía mexicana", agrega  el director de la Carrera de Economía de la Escuela de Negocios en el  Tecnológico de Monterrey, Raymundo Tenorio.

Pero para el economista en jefe de BCP Securities, el hecho de que México ya no es el objeto de elogios, no quiere decir que no debe ser amado. "Los titulares negativos hacen de México uno de los mercados más subestimados de América Latina, incluso a pesar de que tiene una de las mejores administraciones y cifras".

"El que México está subcalificado,  subamado, y subapreciado significa que es una de las gangas únicas en el mundo de los mercados emergentes", puntualiza.

Este lunes, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) dijo que como resultado de la menor demanda de Estados Unidos, las exportaciones de México tuvieron una desaceleración en 2011, pues crecieron 19%, tasa menor a la registrada en 2010, que fue de 30%.

El documento agrega que las exportaciones podrían sufrir una desaceleración el año próximo debido a la incertidumbre en la economía global y a una leve reducción prevista en el ritmo de crecimiento de la economía china.

El problema es que México no ha logrado diversificar su comercio, que sigue muy concentrado hacia Estados Unidos y ha perdido liderazgo en América Latina en términos de ser un referente para poder establecer algún vínculo comercial que lleve una sinergia en conjunto con la región, estima el catedrático del Tec.

"El llamado Continente Sur ha podido resolver regionalmente sus debilidades estructurales con un comercio interregional que representa el 50% y les evita ser tan vulnerable como México", puntualiza al estimar que el crecimiento económico mexicano será, a lo mucho, de 3%.

La desaceleración económica continuará, pero a un ritmo lento y compatible con el panorama de bajo crecimiento de EU, y con una demanda doméstica que se desacelerará en la segunda mitad de 2012, agrega el economista de Bank of America Merrill Lynch, Carlos Capistrán.

"Aunque prevemos que la actividad crezca por encima de su potencial (4% anualizado en 2011 y 3% anualizado en 2012), no anticipamos presiones por el lado de la demanda para los precios en 2012, puesto que la holgura del mercado laboral y los mercados de crédito seguirá presente", indica en un reporte sobre México.

México se ha convertido en una de las economías más maduras de América Latina. Sin embargo, sigue siendo uno de los países más subapreciados de la región, agrega Walter Molano, economista en jefe de BCP Securities.

"La BRIC-manía atrajo una enorme atención sobre una amplia gama de países de América Latina. Hoy, México está considerado en el mismo nivel o por debajo de Panamá, Colombia, Perú y Brasil. Sólo los chicos malos de la región, Argentina, Ecuador y Venezuela, tienen una calificación más baja", subraya.

Esto es sorprendente si se toma en cuenta el historial económico de México. Para empezar, es el único país de la región en elevar su previsión de PIB para el año 2012. La nueva perspectiva es de 3% anual, gracias a la mejoría de la economía de EU.

"Ha sido uno de los pocos países en el mundo que puso en marcha un ajuste fiscal en medio de la crisis mundial de 2008; tiene un régimen de tipo de cambio verdaderamente flotante que le permite absorber fácilmente los choques sin producir presiones inflacionarias".

Además, agrega Molano, México también tiene un sistema político altamente sofisticado, con una transición pacífica entre los partidos. Esto es en contraste con la maquinaria política y las dinastías que dominan gran parte de América Latina.

"México sí está considerado entre los mejores en mercados emergentes, porque localmente no hay un exceso de deuda interna que tome el Gobierno federal para financiar su déficit. Hay la certeza de que esos capitales podrán irse como llegaron, con la seguridad que el mercado interno no retiene esa deuda para financiar a un gobierno indisciplinado", estima Raymundo Tenorio del Tec.

Aun cuando estima que un cambio de partido en el Gobierno no alterará la estabilidad macroeconómica de México, "2012 será un año en el que continuaremos con el cinturón bastante apretado y habrá que ser muy cauteloso, no especular con el tipo de cambio que es una de las variables más sensibles de nuestra economía y el Banco de México seguirá haciendo su trabajo".

Si Estados Unidos cayera en recesión, el canal comercial arrastraría a México a una recesión también, agrega el economista de BofA-ML.

"Un empeoramiento de la crisis europea podría incrementar la aversión al riesgo e impactar al crédito, dado el tamaño de las subsidiarias de la banca española. En cualquier caso, la buena disciplina de las finanzas públicas, las grandes reservas internacionales y la Línea de Crédito Flexible del FMI, además de un déficit de cuenta corriente menor a la inversión extranjera directa, permitirían a México rebotar rápidamente sin amplificar los efectos de un choque externo".

Ahora ve
Este panda disfruta de la nieve en Washington como pocos
No te pierdas
×