Ventas de AL, víctimas de la eurozona

Las perspectivas negativas para algunos países dañarían a la economía global, dice la Cepal; Jurgen Weller, directivo de la Comisión, dijo que el financiamiento de Latinoamérica será afectado.
EXPORTACION CAMIONES.jpg  (Foto: Thinkstock)
SANTIAGO, Chile (Notimex) -

La desaceleración europea afectará a las economías de América Latina y el Caribe, en especial en el comercio y las inversiones, advirtió este lunes el jefe de la División de Desarrollo Económico de Cepal, Jurgen Weller.

"En un marco de desaceleración es previsible que las perspectivas negativas para las economías de mayor tamaño relativo, y el nivel de incertidumbre y volatilidad en los mercados financieros, afecten por diferentes canales la economía mundial", dijo.

En entrevista, Weller indicó que un sector principal es el comercio y "la zona euro va a comprar menos productos latinoamericanos y también menos productos de manifactura china, con lo cual hay también un efecto indirecto para las exportaciones".

El experto de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) agregó que habrá un "aspecto negativo sobre el canal financiero, ya que el aumento de la volatilidad y la incertidumbre repercutirán en las primas de riesgo para la región".

"Al profundizarse la crisis en la zona euro aumentan las dudas sobre la viabilidad y sostenibilidad de los grandes bancos, y ello tendría un efecto inmediato en los mercados financieros internacionales", agregó.

Weller explicó que ese efecto sobre los mercados financieros internacionales tendrá "un impacto sobre los costos y el acceso al financiamiento para la región, dada la importancia que tiene para algunos países el crédito en bancos europeos en América Latina".

"La estrategia de los bancos europeos de reducir su presencia en la región puede también influir en el aumento de los costos de esos créditos", añadió.

Para el investigador de la Cepal, las consecuencias de la crisis europea sobre América Latina "son aún difíciles de anticipar, pero cabría esperar que dependan en gran medida de la situación de los países en materia de endeudamiento externo e interno".

Además está "la incidencia de los precios de los bienes primarios en sus ingresos públicos, las características de su financiamiento externo y sus regímenes de política macroeconómica (fiscal, monetaria y cambiaria).

Weller, agregó que según el análisis de la situación que hizo la Cepal en su Balance Preliminar de las Economías de América Latina y el Caribe 2011, aunque algunos países de la región están en relativo buen pie para enfrentar la crisis, hay otros que no lo están.

"En algunos países -entre los que se destacan los del Caribe y algunos de Centroamérica- la situación es más compleja, en especial en material fiscal", dijo.

Explicó que al ser esos países "importadores netos de alimentos, hidrocarburos y minerales, sus balance externos están particularmente expuestos a las turbulencias de esos mercados".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El jefe de la División de Desarrollo Económico de la Cepal advirtió que "no puede descartarse un escenario más pesimista, si Europa no consigue superar las graves dificultades que atraviesan sus economías meridionales y el euro entra en una situación de crisis".

En este caso la volatilidad y la incertidumbre impactarían también en el canal financiero y ello, "como ocurrió a finales de 2008, podría desatar una salidas de capitales de las economías emergentes". Y "América Latina y el Caribe no sería una excepción", dijo Weller.

Ahora ve
“Los países nos dan a las peores personas”, dice Donald Trump sobre migrantes
No te pierdas
×