Sarkozy enfoca su campaña en la crisis

El mandatario francés afirma que sus oponentes no podrían lidiar con el problema económico; calificó la crisis de deuda como “planetaria”, y “la peor desde la II Guerra Mundial”.
sarkozy  (Foto: AP)
PARÍS (CNN) -

Mientras la economía francesa está estancada, el presidente Nicolas Sarkozy está desarrollando una estrategia de campaña poco ortodoxa: calificar la crisis de tan mala y global que sus inexpertos oponentes no podrían lidiar con ella, y esperar que esa descripción se mantenga hasta las elecciones. La lista de problemas franceses - desde un desempleo récord a malas perspectivas de crecimiento, la amenaza de una degradación de la calificación y unos planes de reducción de déficit con un aspecto cada vez más inestable- haría a muchos líderes actuar de modo conservador para limitar los daños.

Pero Sarkozy ha adoptado una táctica diferente. En un discurso el sábado, tomó como propios los temores por una crisis económica a la que describió como "planetaria", "sin precedentes" y "la peor desde la II Guerra Mundial".

Los socialistas, cuyo candidato a las elecciones presidenciales de abril de 2012 Hollande tiene una clara ventaja sobre Sarkozy en las encuestas de opinión, lo criticaron como un modo deshonesto de enmascarar sus propios fracasos mientras capitaliza las ansiedades de la sociedad.

"Hubo una admisión de debilidad", dijo Manuel Valls, portavoz de Hollande, tras el discurso de Sarkozy. "Esta es la estrategia de Nicolas Sarkozy ... jugar con los temores y el miedo a la crisis".

Algunos analistas dicen que el mensaje subyacente era que, sin su liderazgo, Francia estaría en una posición mucho peor que ahora, dada la naturaleza sin precedentes de la crisis en la que los problemas franceses sólo son un síntoma.

Para los oponentes, la implicación es que no son lo suficientemente fuertes o maduros para liderar a Francia en la tormenta.

El analista político Pascal Perrineau resumió la estrategia en un comentario en el diario Les Echos: "Si la crisis es mala, Sarkozy está derrotado, si la crisis es muy mala, es elegido".

Pero Valls dijo que Sarkozy había llevado a Francia al borde de la recesión. "Tenemos un millón más de desempleados desde que comenzó su mandato de cinco años", señaló en rueda de prensa.

En su discurso de año nuevo, Sarkozy prometió usar la reunión del 18 de enero con los sindicatos, tres meses antes de las elecciones, para alcanzar algún tipo de acuerdo para mejorar la flexibilidad del mercado laboral para contener el desempleo.

Pero los socialistas desconfían de sus posibilidades de alcanzar reformas tan cerca de las elecciones.

"No creo que engañe a nadie, todo el mundo sabe que es candidato y todo el mundo sabe que no puedes hacer en cuatro meses, en trabajo, desempleo y seguridad laboral, lo que no hizo en los primeros cuatro años de su presidencia", dijo Valls

 

Ahora ve
En 2018, los smartphones serán 10% más caros en México y te decimos por qué
No te pierdas
×