El BCE exige más esfuerzos anticrisis

El Banco Central Europeo busca que las naciones intensifiquen sus medidas para mejorar la economía; se espera que el organismo financiero mantenga las tasas en 1.0% en su reunión del próximo jueves.
zona euro  (Foto: Thinkstock)
FRANCFORT (CNN) -

El Banco Central Europeo (BCE) presionará el próximo jueves a los Gobiernos para que intensifiquen sus esfuerzos para hacer frente a la crisis de deuda de la zona euro, mientras monitorea el impacto de la rebaja de tasas de interés y de la inyección de liquidez realizadas en diciembre pasado.

Se espera que el BCE mantenga las tasas en el actual mínimo histórico de 1.0% en la primera reunión de su Consejo de Gobierno desde una reorganización de su junta anunciada la semana pasada.

La reunión se desarrollará bajo una creciente tensión en torno a las conversaciones del rescate para Grecia, una caída del euro y nerviosismo en el sector financiero que se refleja en cantidades récord de depósitos bancarios en el Banco Central Europeo.

Los bancos están inundados de dinero después de tomar una cantidad sin precedentes de 489,000 millones de euros, en la primera oferta de financiamiento del BCE a 3 años el mes pasado.

El presidente del organismo, Mario Draghi, que marcó su impronta después de sólo dos meses en la presidencia, instará a los Gobiernos a hacer más para combatir la crisis, ahora que el BCE ya ha actuado.

"Creemos que el BCE por ahora esperará y verá cómo las medidas que implementó están funcionando", dijo el economista de Goldman Sachs, Dirk Schumacher, añadiendo que esperaba "más presión desde el BCE sobre los Gobiernos para que hagan su parte (...) en la carrera a la cumbre de la Unión Europea en Bruselas el 30 de enero".

Los líderes de Francia y Alemania se reunieron este lunes para discutir cómo impulsar el crecimiento en los estados de la zona euro que luchan para combatir la crisis y bajar el desempleo.

Las autoridades del BCE deben evaluar el riesgo de recesión en los 17 países de la zona euro, así como también los peligros para el sistema financiero global que supone la crisis.

El BCE también debe protegerse contra la deflación.

La inflación anual en la zona euro se desaceleró a 2.8% en diciembre pasado, y el BCE espera que caiga más durante el curso de este año, probablemente por debajo de su meta de cerca pero debajo de 2%. Eso podría permitir que el banco central recorte las tasas otra vez.

Debate sobre alivio cuantitativo

El Banco Central Europeo ha usado sus medidas extraordinarias -compra de bonos y operaciones de liquidez- para ayudar a hacer frente a la crisis de deuda. La provisión de financiamiento a 3 años a los bancos ha sido vista en algunos sectores como una forma de "alivio cuantitativo" disfrazado.

Lorenzo Bini Smaghi, un ex miembro de la junta ejecutiva que dejó el banco a fines de año, abrió la puerta a un posible cambio de políticas del BCE, diciendo el mes pasado que el banco podría lanzar un programa de compra de activos, al estilo de lo visto en Estados Unidos, si las condiciones económicas lo requerían.

Si se emplea, tal política podría marcar una incursión hacia el ámbito del alivio cuantitativo -en esencia imprimir dinero para comprar activos- una senda que siguieron la Reserva Federal de Estados Unidos y el Banco de Inglaterra, pero que el BCE ha resistido ferozmente.

El Banco Central compensa sus compras actuales de bonos gubernamentales atrayendo una cantidad igual de depósitos desde los bancos, para asegurarse de que no haya aumento en la oferta de dinero, lo que podría ser inflacionario.

El banco ha resistido la presión política para embarcarse en un plan de alivio cuantitativo o para aumentar sus compras de bonos.

Ahora ve
Gracias a la inteligencia artificial, la NASA descubre sistema de ocho planetas
No te pierdas
×