El resurgimiento del auto ‘made in EU’

Las reestructuraciones, y sobre todo la mejora en calidad, impulsan a los vehículos estadounidenses; Ford, líder por mucho tiempo cualitativamente, se tambalea mientras Chrysler repunta.
autos eu  (Foto: Especial)
Peter Valdes-Dapena
NUEVA YORK (CNNMoney) -

A medida que se aproxima la exposición internacional de Detroit en su edición 2012, la industria automotriz estadounidense luce más fuerte que en muchos años. Si bien las reestructuraciones masivas -auxiliadas por las bancarrotas administradas por el Gobierno- ayudaron a que GM y Chrysler sanearan sus hojas de balance, han sido los vuelcos que estos fabricantes estadounidenses han dado a sus productos lo que ahora da su fruto.

Los autos estadounidenses han mejorado al punto en que los conductores no pueden asumir sencillamente que un vehículo Toyota de precio similar, o un Volkswagen, serán mejores.

Pero desde que CNNMoney reportara por última vez ese resurgimiento cualitativo de las compañías de Detroit, han aparecido algunas tendencias sorprendentes. Ford, por mucho tiempo líder en calidad, se ha tambaleado, mientras que Chrysler, por mucho tiempo rezagada en la industria, ha resurgido con paso fuerte.

El ascenso de Chrysler

"Chrysler tuvo un ascenso meteórico", opina David Champion, jefe de pruebas de autos para la revista Consumer Reports, sobre los buenos resultados que la automotriz obtuvo en las encuestas de fiabilidad. Pero la mejoría se ha reflejado también en otros frentes, las ventas minoristas de Chrysler aumentaron 45% respecto a 2010.

Los expertos de Consumer Reports han nombrado al nuevo Chrysler 300 "el mejor Chrysler en décadas". La revista hoy lo clasifica entre los sedán de tamaño grande más vendidos en Estados Unidos.

El nuevo Jeep Grand Cherokee y las SUVs Dodge Durango han sido igualmente reconocidas por Consumer Reports en sondeos de fiabilidad, que arrojan que la Durango es la mejor SUV grande del año.

"Hay mucha atención al detalle, a la calidad de producto, un vehículo en general más refinado", comenta Champion.

Asimismo, hoy los productos del grupo Chrysler gustan más a sus clientes. En el más reciente estudio APEAL elaborado por la consultora JD Power, que mide cuánto le gusta un vehículo a su nuevo propietario, el Dodge Charger, la Challenger y la Durango ocuparon los primeros puestos de sus respectivos segmentos.

"Estamos haciendo las cosas que haces cuando terminas en el primer lugar (de calidad)", refiere Doug Betts, el ejecutivo a cargo de mejorar la calidad en los productos de Chrysler Group, quien espera mantener ese liderazgo, "Ahora no parece improbable".

Pero Champion no está tan seguro: ya antes ha visto cómo las automotrices logran mejorar para después volver a perder el enfoque. "Si Chrysler quiere triunfar, tiene que mantener la calidad", advierte.

Los tropiezos de Ford

El más reciente informe de calidad inicial de JD Power, así como el último sondeo de fiabilidad de Consumer Reports, revelan que Ford ha caído puestos. En la clasificación de Consumer Reports, la marca Ford ha retrocedido del sitio 10 al 20.

Sin embargo, a los expertos no les preocupa ese tropezón. En el pasado, Ford ha demostrado un enfoque disciplinado en materia de calidad. Esta vez, los problemas se centran en dos factores bien conocidos. Muchas de las quejas contra Ford tienen que ver con la nueva transmisión de ‘doble clutch' en los pequeños autos Fiesta y Focus. Antes de que Consumer Reports publicara su informe, Ford ya había girado instrucciones a los concesionarios sobre cómo resolver algunos de los problemas.

Otro revés para Ford ha sido la interfaz de navegación y entretenimiento MyFord. El sistema ha resultado incomprensible para numerosos usuarios, pero lo que es peor, suele congelarse y colapsar. Ford pronto comenzará a distribuir actualizaciones de software que ayudarán a solucionar ese inconveniente. Sin embargo, encontrar una solución para los desconcertados usuarios tal vez sea más difícil. Ford está pidiendo a los concesionarios que dediquen más tiempo a enseñarles a los clientes a usar el sistema, aunque la interfaz de un fabricante de autos tiene que ser lo suficientemente intuitiva para que los usuarios puedan entenderla sin un manual.

Las vueltas de GM

En cuanto a General Motors, sus coches se ven, se conducen y se sienten mejor que nunca. Pero los autos de GM (Chevrolets, Buicks, GMCs y Cadillacs) aún sufren problemas a una tasa relativamente alta, de acuerdo con una reciente encuesta de Consumer Reports aplicada a los propietarios.

El popular auto compacto Chevrolet Cruze, por ejemplo, fue calificado como el coche menos fiable de su clase, y lo mismo ocurrió con el Chevrolet Malibu y el Buick LaCrosse de tracción integral.

La calidad de los vehículos GM, indica Champion, ha sido un asunto aleatorio, pues algunos modelos tienen una estupenda calificación y otros una muy mala. De hecho, algunos modelos que tienen un buen año, sufren reveses al año siguiente, y viceversa.

GM está consciente del problema y trabaja para resolverlo, señala Terry Woychowski, quien ha sido designado recientemente como responsable de calidad de vehículo en GM.

Actualmente, cualquier parte que haya sido retirada de un vehículo durante el servicio de reparación bajo garantía es enviada por la automotriz a un centro especial en Michigan, donde se somete a examen para determinar cuál fue el problema y su origen.

"Tienes que ver cuál es el error e intentar que no se repita", dice Woychowski. El sistema funciona, explica, y cita como ejemplo los problemas que reportó el Cruze: "Desde el lanzamiento del Cruze, ya ha habido una reducción del 25% en los reclamos de garantía".

Ahora quieren exportar el sistema a las instalaciones de GM en Asia, Europa y Sudamérica.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Uno de los principales factores detrás de las mejoras en calidad que verán las automotrices de Detroit se debe a la introducción de productos completamente nuevos, comenta David Sargent, de la firma de investigación de mercado JD Power and Assoc.

Equivocadamente se cree que la calidad depende de los trabajadores en la línea de producción de una fábrica, pero los buenos autos son diseñados desde el principio con un énfasis en la calidad y la fiabilidad. Eso incluye diseñarlos de forma que las partes siempre se ajusten correctamente en la línea de ensamblaje. "Quién construye el auto es lo que menos importa", indica Sargent. En la medida en que Ford, Chrysler y GM se centren en una mayor calidad durante las fases de diseño e ingeniería, y en la medida en que se vayan eliminando los modelos menos confiables, el panorama continuará mejorando para ellos, augura.

Ahora ve
Gracias a la inteligencia artificial, la NASA descubre sistema de ocho planetas
No te pierdas
×