QE3 es secundario: Nobel

Una nueva ronda de estímulos no es prioridad para la economía de EU, dice Thomas Sargent; el galardonado en Economía en 2011 sugiere atender las políticas fiscales y regulatorias.
dolar  (Foto: Thinkstock)
SANTIAGO, Chile (CNN) -

Una nueva ola de estímulos por parte de la Reserva Federal sería mayormente secundaria para la economía estadounidense, con temas fiscales y regulatorios más importantes fuera de las manos del Banco Central, dijo el ganador del Nobel de economía Thomas Sargent. Sargent, quien compartió el premio Nobel de economía el año pasado, dijo a Reuters que veía una recuperación económica ligeramente mejor en Estados Unidos de la que esperaba hasta hace sólo un par de meses, aunque estima que las instituciones financieras y el mercado laboral estadounidense seguirán con dificultades.

Los mercados financieros están rastreando cualquier señal de que la Fed podría optar por un tercer alivio cuantitativo.

La Fed rebajó las tasas de interés a cerca de cero en diciembre del 2008 y ha comprado 2.3 billones de dólares en bonos del Tesoro y deuda respaldada por hipotecas en dos rondas de alivio.

Varios funcionarios del Banco Central Estadounidense han dicho que se podrían realizar más compras enfocadas quizá a valores respaldados en hipotecas, dado que el moribundo sector inmobiliario sigue impidiendo una recuperación más fuerte de la economía.

"Un tercer alivio cuantitativo puede significar diferentes cosas. La pregunta es: ¿Qué es lo que compran?", dijo Sargent en una entrevista durante una visita a Chile para asistir a un foro organizado por KPMG.

Comprar bonos del Gobierno y bajar las tasas de interés, que ya se encuentran en mínimos históricos, podría ser "casi irrelevante", dijo el profesor de la Universidad de Nueva York.

El docente agregó que la política monetaria tenía "muy poco poder", pese a la creencia popular.

"Los grandes poderes descansan en la política fiscal y la política regulatoria", afirmó

En términos de política fiscal, una batalla bipartidista entre demócratas y republicanos en diciembre extendió un recorte impositivo a las nóminas sólo hasta finales de febrero. Incluso si se extienden hasta fines del 2012, los contribuyentes de Estados Unidos enfrentan la perspectiva de mayores impuestos en 2013.

Sargent sugirió que el inmobiliario en particular es un sector donde los reguladores mantienen la mayoría de sus cartas.

"Para ellos, un tercer estímulo cuantitativo es secundario. Lo realmente importante está casi fuera de sus manos", agregó.

La semana pasada, la Fed emitió un informe instando a los legisladores y al regulador de firmas hipotecarias como Fannie Mae y Freddie Mac a tomar medidas para liberalizar el financiamiento de los créditos para viviendas, un pedido que funcionarios en el Banco Central han ampliado en los últimos días.

Sargent, quien compartió el premio Nobel con Christopher Sims por la investigación empírica sobre causa y efecto en la macroeconomía, dijo que aunque la Fed siempre podría hacer más para alentar una recuperación más fuerte, los funcionarios tenían que preocuparse de que actuar con agresividad podría llevar al Congreso a cortar las alas del Banco Central.

"Otra cosa que está en el contexto es que están preocupados sobre la independencia de la Fed", aseguró.

Lo único que podría hacer la Fed para ayudar al mercado hipotecario estadounidense sería generar un aumento en la inflación para reparar los estados financieros de los bancos, aunque eso socavaría décadas de políticas, dijo.

Otra manera de arreglar el desequilibrio que afecta a la economía estadounidense sería encontrar una manera para transferir recursos ampliamente desde prestamistas a deudores para restaurar los estados financieros, tanto para propietarios de viviendas como instituciones financieras que serían protagonistas del salto de la economía, y un nuevo comienzo sería "algo positivo", afirmó Sargent.

Pero entonces se enfrentaría un dilema moral.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Aunque hay señales de una incipiente recuperación de la economía estadounidense, Sargent advierte que no hay que bajar la guardia.

"Los datos que he visto dicen que la recuperación de Estados Unidos va a ser un poco mejor de lo que la gente pensaba que iba a ser hace un par de meses, aunque no va a ser espectacular (...) básicamente debido a que las cosas que la Fed recomendó que el Congreso hiciera no van a ser hechas", dijo Sargent

Ahora ve
Al registrarse como precandidato, AMLO reitera que explora posible amnistía
No te pierdas
×