Los impuestos que Buffett podría pagar

Los planes fiscales de los precandidatos republicanos contradicen las propuestas del empresario; Buffett ha llamado a aumentar los impuestos a los ricos, pero los aspirantes buscan lo contrario.
buffett-warren-berkshire-hathaway-acciones.jpg  (Foto: AP)
Jeanne Sahadi
NUEVA YORK -

¿Cuánto pagarán los inversores millonarios y multimillonarios como Warren Buffett según los planes de impuestos propuestos por los aspirantes presidenciales del Partido Republicano?

He aquí una buena apuesta: mucho menos de lo que Buffett desea.

El presidente de Berkshire Hathaway ha llamado a aumentar los impuestos a los súper ricos. El año pasado, pagó sólo 17.4% de los casi 40 millones de dólares de su ingreso gravable en impuestos federales sobre la renta; una tasa mucho más baja, dijo, que la de su secretaria.

Una gran razón de esto es que las rentas de inversión conforman una gran porción de los ingresos totales de Buffett, al igual que en el caso de muchos contribuyentes ricos. Y la tasa de impuesto del 15% sobre las ganancias y dividendos de capital a largo plazo está muy por debajo de la tasa impositiva máxima del 35% sobre los ingresos ordinarios.

La cantidad de impuestos que deben pagar los ricos es siempre un tema candente, pero lo es más en una época de déficit récord.

Los candidatos republicanos están presionando para bajar los impuestos en todos los ámbitos, incluso para los ricos, argumentando que esta medida estimularía la inversión y el crecimiento económico.

El presidente estadounidense Barack Obama está presionando para bajar los impuestos a la mayoría de los estadounidenses, con excepción de los ricos. En septiembre propuso la 'regla Buffett', una guía para garantizar que los millonarios paguen un porcentaje mayor de sus ingresos en impuestos federales que los que ganan menos.

Por su parte, Buffett ha mantenido un bajo perfil público en la carrera presidencial del Partido Republicano, y no respondió a una solicitud de comentarios sobre los planes de los candidatos.

Pero si la mayoría de aquellos que buscan la nominación republicana decidieran al respecto, Buffett pagaría menos impuestos por sus inversiones, no más.

Rick Santorum reduciría la tasa de ganancias de capital a 12% desde 15% para todos.

Jon Huntsman, Newt Gingrich, Ron Paul y Rick Perry eximirían del pago de impuestos a las ganancias de capital a largo plazo. Algunos de ellos también considerarían a los dividendos e intereses como exentos de impuestos.

En cuanto a Mitt Romney, eliminaría las ganancias de capital y el impuesto sobre los dividendos sobre el ingreso bruto ajustado de hasta 200,000 dólares por pareja, y de hasta 100,000 dólares para los solteros.

Así que una pareja rica disfrutaría de rentas por inversión libres de impuestos de hasta 200,000 dólares si todo su dinero proviniera de inversiones, de acuerdo con el Tax Policy Center, que ha analizado varios de los planes de los candidatos del Partido Republicano.

O, para poner otro ejemplo, si la pareja ganara 100,000 dólares en salarios u otros ingresos no relacionados con una inversión, aún así pagarían 0% por hasta 100,000 dólares de sus ingresos por inversiones.

Ahora, lo más probable es que el total de ingresos no relacionados con una inversión de Buffett supere los 200,000 dólares, por lo que no se beneficiaría de esta disposición.

Pero él quedaría fuera de un aumento en la tasa de ganancias de capital, ya que Romney preservaría la actual tasa de impuesto a la inversión del 15%, en lugar de permitir que aumentara, como estaba previsto para el próximo año, a 20% sobre las ganancias de capital a largo plazo y en el impuesto ordinario sobre la renta por dividendos.

Buffett y otros ricos accionistas también prosperarían potencialmente bajo los planes de los aspirantes republicanos de reducir la tasa de impuesto a sociedades. Eso se debe a que, en relación con la mayoría de los estadounidenses, una gran parte de sus ingresos proviene de inversiones en empresas. Y, en general, una menor tasa de impuesto a sociedades podría aumentar el rendimiento después de impuestos de los accionistas.

Gingrich desea reducir la tasa de impuesto a sociedades a 12.5%; Paul a 15%; Santorum a 17.5% (aunque la reduciría a 0% para los manufactureros); Perry a 20%; y Huntsman y Romney a 25%.

Los economistas sostienen que una tasa a sociedades más baja también podría beneficiar a los trabajadores a través de salarios más altos y a los consumidores a través de precios más bajos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Sin embargo, eso no cambiaría la conclusión básica de que la reducción de impuestos a las empresas beneficia desproporcionadamente a los contribuyentes de altos ingresos", dijo Roberton Williams, un investigador del Tax Policy Center.

Los ricos también podrían esquivar una bala de impuestos bajo los planes de los candidatos republicanos, ya que todos ellos derogarían la nueva ley de reforma a la salud. Esa ley exige un nuevo impuesto de 3.8% sobre el ingreso de inversión en Medicare a partir de 2013. En la actualidad, los ingresos por inversión están exentos.

Ahora ve
La lista de políticos estadounidenses acusados de acoso sexual sigue creciendo
No te pierdas
×