A Italia la ‘cruda’ le sabe a tequila

La tercera economía de la eurozona está solo un escalón arriba de la calificación soberana mexicana; la falta de cambios estructurales hace que México estanque su posición mundial, dicen economistas.
Italia  (Foto: Thinkstock.)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La crisis en Grecia que comenzó hace un par de años, no solo puso en evidencia los graves desequilibrios que enfrenta ahora la eurozona, sino que puso en jaque a economías que se ubican dentro de las 10 más importantes del mundo.

Italia es el caso más sonado. Con una deuda que alcanza 120% de su Producto Interno Bruto (PIB), la tercera economía más importante de la eurozona enfrenta el escenario más complicado en la región, lo que llevó a Standard and Poor´s a bajar dos escalones su calificación crediticia el viernes pasado.

Hoy la nota de la deuda italiana es de BBB+, tan solo un escalón por arriba de la calificación que detenta la economía mexicana de BBB, de acuerdo con la escala de S&P, mientras que Portugal y Chipre, otros de los países degradados, tienen calificación por debajo de la mexicana.

Italia y México son países que presentan situaciones diametralmente opuestas. El riesgo país de México (medido a través del CDS a 5 años) cerró ayer lunes en 155 puntos base, 2 puntos más que el cierre del viernes, mientras que el italiano lo hizo en 520 puntos base, 17 puntos más, de acuerdo con información de Bloomberg.

Al cierre de 2011, las reservas internacionales del Banco de México (Banxico) se ubicaron en 142,475 millones de dólares, las tasas de interés mexicanas se colocan debajo de 7% en el bono a 30 años, el crecimiento estimado para 2011 es cercano a 4%, mientras que la deuda externa como proporción del PIB se ubica en 26.6%, de acurdo con la Secretaría de Hacienda.

Italia enfrentará, junto con la eurozona, un crecimiento nulo o negativo; en 2012 tiene que efectuar pagos por 391,000 millones de euros, que representan 25% del PIB italiano, pero el 40% de este dinero se tiene que pagar en solo 3 meses, según Monex Grupo Financiero.

De esta forma, el gran reto para las autoridades italianas es la de efectuar colocaciones exitosas sin que las tasas pactadas sean demasiado elevadas; sin embargo, esta economía europea no solo se encuentra en la antesala de una recesión, sino que la baja en su calificación podría tener impacto en el costo de sus futuras colocaciones, dice este grupo financiero.

Italia y España alcanzaron en 2011 el número que orilló a Grecia, Irlanda y Portugal a pedir auxilio financiero: Siete.

Italia debió pagar 7.89% de rendimiento por sus bonos a 3 años el 29 de noviembre de 2011. Ese día, su deuda a 10 años la colocó a un rendimiento  de 7.56%, la mayor desde su ingreso al euro. Los bonos a 5 años alcanzaron su propio récord desde la entrada de Italia al euro el 14 de diciembre, al tocar una tasa de rendimiento de 6.47%.

¿Por qué México no mejora su calificación?

Si se toman en cuenta los fundamentales de México, su calificación crediticia debería ser mejor que la de muchos otros países desarrollados, asegura el economista en jefe de Scotiabank, Mario Correa.

Sin embargo, "también hay que entender buena parte de la calificación depende del panorama fiscal, considerando las fuentes de financiamiento y de ingresos que tiene cada gobierno y, quizás parte de lo que nos ha detenido para tener una mucho mejor calificación es la baja recaudación fiscal que tenemos como proporción del PIB", dice.

En su opinión los cambios que requiere el país es algo que eventualmente tiene que abordarse y tratarse. "Seguimos requiriendo una reforma, eso es quizás lo que nos limita, pero en términos de la solidez macroeconómica y financiero, nuestra calificación debería estar por encima de muchos otros países europeos".

Recientemente, Fitch Ratings (que otorga un BBB a la calificación de la deuda de México), indicó que las calificaciones del país se encuentran restringidas por las debilidades estructurales en las finanzas públicas y el desempeño y las perspectivas de crecimiento económico relativamente moderado.

A pesar de la buena recuperación de los últimos dos años, el crecimiento de cinco y 10 años del PIB ha promediado 1.5% y 2.2%, respectivamente. Aunque se deberían introducir más reformas estructurales para elevar este crecimiento, las perspectivas para que esto suceda actualmente son limitadas, dijo.

Los desafíos que afligen a la sociedad mexicana son estructurales y por tanto requieren un verdadero plan de desarrollo de largo plazo con ajustes y programas concretos e integrales, agrega José Luis de la Cruz, director del Departamento de Economía y Finanzas del Tecnológico de Monterrey.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Se requiere mantener el equilibrio macroeconómico y atacar las más grandes debilidades que mejoren el bienestar de los mexicanos, así como acelerar los ritmos de crecimiento económico y social, y que sean los ejes rectores del desarrollo de la nación.

Sin embargo, en el mejor de lo casos, la inquietante situación del país solo podría alcanzar soluciones con el futuro gobierno, ya que la gestión de los últimos 5 años no ha dado resultados. El desafío del siguiente sexenio es atender estas necesidades urgentes, de lo contrario la exacerbación de los desequilibrios pondrá entredicho el ulterior desarrollo social y económico de México.

Ahora ve
Sobrinos de la primera dama venezolana son sentenciados a 18 años de prisión
No te pierdas
×