EU busca regular al sector financiero

El órgano regulador pretende poner fin a prácticas consideradas desleales con los consumidores; sus tareas incluyen la educación de los usuarios de servicios financieros y supervisión al sector.
richard cordray  (Foto: Cortesía CNNMoney.com)
Jennifer Liberto
WASHINGTON -

El nuevo director de la Oficina de Protección del Consumidor Financiero de Estados Unidos (Consumer Financial Protection Bureau), armado con los plenos poderes de la agencia, ha establecido las prioridades de su quehacer. Con la nominación que el presidente Barack Obama hizo la semana pasada de Richard Cordray, ex fiscal general de Ohio, para presidir esa dependencia (creada como parte de la ley de reforma financiera Dodd-Frank), la agencia heredó un par de nuevas facultades. Estas incluyen la capacidad para regular las entidades no bancarias y la capacidad de poner fin a prácticas financieras consideradas desleales, engañosas o abusivas con los consumidores.

CNNMoney le pidió a Cordray que detallara sus tres principales prioridades en una sesión informativa para la prensa celebrada el jueves.  Y esto es lo que respondió.

"Conoce antes de endeudarte"

Cordray dijo que su mayor prioridad era la campaña "Know Before You Owe," dedicada a ayudar a los consumidores a entender todos los términos de sus acuerdos hipotecarios, tarjetas de crédito y préstamos estudiantiles.

Para el mes de julio, la agencia de defensa del consumidor tiene que terminar de elaborar los formularios de divulgación para los préstamos hipotecarios, como lo demandaba la ley que creó la nueva dependencia. Asimismo, la agencia trabaja en una hoja de ayuda que servirá como orientación financiera para que los estudiantes entiendan cuánta deuda les conviene asumir en préstamos federales y privados, y qué tipo de pagos de empréstitos se seguirán tras su graduación.

Supervisar a las entidades no bancarias

La siguiente prioridad es vigilar a las firmas financieras no bancarias, como los acreedores de estudiantes, los cobradores de deudas, los prestamistas ‘payday' y los tramitadores y administradores de hipotecas.

"Tenemos la oportunidad ahora, estamos avanzando agresivamente en la supervisión de entidades no bancarias para nivelar el terreno en estos mercados," dijo Cordray.

El día después de que Cordray iniciara funciones, la agencia lanzó su programa de supervisión a firmas no bancarias, que se prevé se centrará especialmente en el sector hipotecario.

El miércoles, la dependencia emitió una nueva serie de criterios para que los funcionarios de la agencia examinen a los llamados ‘originadores' de préstamos hipotecarios (empresas de tramitación y servicios para hipotecas). La industria hipotecaria jugó un importante papel en la burbuja inmobiliaria que condujo a la crisis financiera, al fomentar que los propietarios de viviendas firmaran préstamos que no entendían y no podían pagar.

Cordray dijo que en los próximos meses los inspectores de la agencia del consumidor acudirán a las oficinas de tramitación hipotecaria para examinar sus libros.

El próximo jueves, Cordray celebrará también una audiencia en Alabama sobre el llamado préstamo de día de pago o ‘payday lending,' que son esos préstamos que se le otorgan a un trabajador como adelanto a su nómina. Alabama alberga el mayor número de prestamistas de ese tipo per cápita en el país, de acuerdo a la agencia. 

Acabar con los infractores

La última prioridad que Cordray citó es la que más inquieta al sector financiero: la rendición de cuentas de las firmas financieras cuando cometen prácticas abusivas contra los consumidores.

"Los proveedores (de servicios financieros) tienen que saber que, sean grandes o pequeños, y cual sea el mercado que cubran, deben ajustarse a la ley y obedecer la ley. No pueden cometer prácticas desleales, engañosas y abusivas," declaró Cordray.

La facultad de decidir qué productos son engañosos y abusivos e impedir que las firmas financieras los vendan, es otro poder que la dependencia no había ejercido en pleno vigor hasta la llegada de Cordray. Y será una misión que todos estarán observando. Pues muchas agencias de regulación financiera han fracasado en su intento por detener a las firmas que incumplen las leyes de protección al consumidor. Esos fracasos fueron una de las razones de peso para crear la agencia de defensa del usuario de servicios financieros.

La dependencia emplea a 800 trabajadores. Y ya ha comenzado ha ejercer algunos de sus poderes, como examinar los libros de algunos de los bancos más grandes del país. 

Por otro lado, todavía está a debate la legitimidad del nombramiento de Cordray. Los republicanos dicen que la designación fue inconstitucional. Obama hizo el nombramiento cuando el Congreso no estaba en receso, y por tanto debía someterla a aprobación. Sin embargo, Cordray asegura que le dejará a otros esas cuestiones, y que él se concentrará en la labor que le corresponde.

"Tenemos trabajo por hacer. Y lo haremos, es una labor muy importante," apuntó.

 

Ahora ve
Este gel permite un mejor estudio sobre el comportamiento del cáncer
No te pierdas
×