La inflación en eurozona baja a 2.7%

La cifra de diciembre da margen al BCE para rebajar tasas de interés a niveles históricos; analistas habían estimado que los precios al consumidor se ubicarían en 2.8%.
BRUSELAS (CNN) -

Los precios al consumidor de la zona euro cayeron más de lo previsto en diciembre, informó este martes la agencia de estadísticas Eurostat, un dato que da margen al Banco Central Europeo para rebajar las tasas de interés a pisos históricos en momentos en que el bloque camina a la recesión. La inflación en los 17 países que comparten el euro fue del 2.7% a tasa anual en diciembre frente a una estimación inicial del 2.8%, informó la oficina de estadísticas de la Unión Europea, Eurostat.

"La presión está decayendo, pese a que los riesgos provenientes de la energía siguen allí", dijo Fabio Fois, economista de Barclay's Capital. "Creemos que el BCE podría bajar las tasas hasta 0.5% en marzo", agregó.

El banco hizo dos recortes de tasas de 25 puntos básicos luego de que Mario Draghi asumiera la presidencia en noviembre, aunque no tomó acciones este mes.

Muchos economistas esperan que el banco deje las tasas bajo el 1% por primera vez en la historia en los próximos meses, pero los comentarios de Ewald Nowotny, miembro del Consejo de Gobierno del BCE, publicados este martes apuntaron a que el banco no estaba en apuros por tomar una nueva decisión.

"Concordamos en que ahora el punto es permitir que estas medidas entren en efecto completamente. Sólo entonces tomaremos más decisiones", dijo al sitio electrónico alemán del Wall Street Journal.

"Para el BCE, el 'nunca nos comprometemos de antemano' siempre se aplica, pero no hay planes por el momento", agregó.

El más reciente sondeo de Reuters entre 66 economistas antes de la reunión del BCE a inicios de este mes sugirió que el banco recortaría las tasas a un nuevo mínimo histórico del 0.75% en febrero o marzo.

Los economistas consultados por Reuters habían previsto que la inflación en la zona euro se mantuviera en 2.8%.

Efecto Irán

Sin los volátiles precios energéticos -el principal motor del alza del 3% en la cifra nominal de septiembre, octubre y noviembre-, la inflación en diciembre fue del 1.9%.

Sin la energía y los alimentos, la cifra fue de un 1.6%.

Ello concuerda mejor con la meta del BCE de una inflación levemente inferior al 2%, cifra que el banco con sede en Fráncfort cree que es la adecuada para la estabilidad de precios y una economía saludable.

No obstante, la economía de la zona euro preocupa. El Producto Interno Bruto (PIB) del bloque probablemente se contrajo en el cuarto trimestre del 2011 y se espera que vuelva a caer en los primeros tres meses del 2012, dejando en evidencia que ha caído en una recesión.

La debilitada economía y el creciente desempleo a lo largo del bloque están reduciendo la demanda de bienes, con lo que los comercios minoristas se ven presionados a bajar los precios. Ello ha compensado las continuas alzas en los precios globales del petróleo, debido a los temores a posibles interrupciones en los envíos desde Irán.

Los futuros del petróleo subieron el lunes luego de que Arabia Saudita dijera a sus vecinos del Golfo Pérsico que no compensen la escasez causada por un embargo sobre las firmas exportadoras de crudo iraníes.

Durante diciembre en la zona euro, los combustibles para transporte y calefacción, el gas y la electricidad tuvieron el mayor impacto en diciembre. La inflación de la energía fue un 9,7 por ciento comparada con la de diciembre del 2010, dijo Eurostat.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

 

 

Ahora ve
Diego Luna asegura que los políticos no están representando a los mexicanos
No te pierdas
×