Hungría cede ante exigencias de Europa

Budapest abandonó sus planes de fusionar el Banco Central y con el regulador del mercado; Europa había amenazado al país con bloquear la ayuda financiera que requiere.
florin  (Foto: Thinkstock)
BUDAPEST (CNN) -

El primer ministro de Hungría, Viktor Orban, abandonó este viernes sus planes de fusionar el Banco Central y el regulador del mercado, la primera señal concreta de retroceso en su disputa con la Unión Europea, que lo amenaza con bloquear la ayuda financiera que requiere el país. El partido de Orban, el conservador Fidesz, ha sido criticado por la comunidad internacional por introducir una serie de medidas que amenazan la independencia de los medios, la judicatura y el Banco Central desde que llegó al poder en el 2010.

Los mercados financieros húngaros se han visto afectados por eso en las últimas semanas y, mientras algunos analistas mantienen sus sospechas de que Orban podría tratar de resistir en favor de su postura política interna, dicen que el Gobierno ahora se ve más dispuesto a ceder.

La decisión del viernes fue el primer compromiso específico desde que Orban hizo una promesa más general ante el Parlamento Europeo esta semana.

El primer ministro dijo que esperaba tener un acuerdo político con el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, por las polémicas leyes la próxima semana y sostuvo que estaba dispuesto a modificar casi toda la legislación controvertida para cumplir con las exigencias de la UE.

"La posición del Gobierno debe estructurarse en una reunión gubernamental, esto ocurrió ayer (jueves)", dijo Orban a la radio local Kossuth. "Naturalmente, varias leyes podrían tener que ser modificadas, pero el Gobierno no puede hacerlo, esto pude hacerlo solo el Parlamento, y haremos las propuestas para este fin", agregó.

"Si analizamos los problemas que han surgido, no veo ningún asunto particularmente difícil", dijo Orban.

Respecto a uno de los puntos más polémicos, un plan de fusionar al Banco Central con el regulador financiero, Orban dijo que el Gobierno estaba dispuesto a desechar la idea.

"La manera de fusionar que ellos (UE) proponen (...) es inaceptable para nosotros, por lo que lo más fácil será abandonar la fusión de ambas instituciones", explicó.

El vicecanciller de Austria, Michael Spindelegger, que visitó Budapest el viernes, dijo en una rueda de prensa junto a Orban que el primer ministro planteó "un cronograma muy claro y soluciones muy claras respecto a los temas legales" para la reunión de la próxima semana con Barroso.

El comisario de Asuntos Económicos de la UE, Olli Rehn, que se reunió este viernes con Tamas Fellegi, ministro húngaro a cargo de las negociaciones de ayuda, dijo que el Gobierno debía tomar medidas concretas para asegurar la independencia del Banco Central como condición para iniciar negociaciones formales para un acuerdo de asistencia.

"No tengo una bola de cristal, pero una vez que las negociaciones partan, no veo razones para no actuar de manera normal y a tiempo, por lo que no espero negociaciones más difíciles o prolongadas de lo normal", dijo Fellegi.

El florín húngaro subía cerca del 1% y los precios de los bonos del país se elevaron el miércoles y jueves por expectativas de que el Gobierno hará un compromiso que abra la puerta a un acuerdo con el FMI y la UE.

Pero los comentarios de Orban del viernes no tuvieron mucho efecto en el mercado.

El partido Fidesz ha usado su mayoría parlamentaria de dos tercios para reformar sus principales leyes de una forma que según los opositores erosiona los derechos democráticos y aumenta el poder del partido en el largo plazo.

La Comisión Europea, el órgano ejecutivo de la UE, ha dicho que las nuevas normas del Banco Central, la edad de jubilación de los jueces y los derechos de protección de datos violaban las reglas de la UE, y le dio a Hungría un mes para modificarlas o enfrentaría acciones legales.

Orban, que ha prometido llevar a Hungría a ser más independiente y no ceder a la presión de organismos externos como el FMI, dijo que había solo un tema difícil que mantendría el debate con Bruselas, y es que las autoridades del banco central deben jurar ante la Constitución húngara.

"No sería adecuado que nosotros volviéramos atrás sobre este asunto sin un debate, sobre todos los otros temas, creo que podemos llegar a un acuerdo", afirmó.

Orban dijo que otra área donde será "cauto" era el de los límites impuestos a los salarios del banco central, otro punto criticado por la UE, pero sostuvo que se aplica a todos los empleados del sector público.

Pero en general, el primer ministro dijo que Hungría debería haber tenido un acuerdo de seguridad con el FMI y la UE "ayer", incluso si el país no tuviera planes de recurrir a ningún financiamiento.

"Este acuerdo es importante para nosotros, mientras más rápido tengamos este acuerdo, mejor", afirmó.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Analistas dicen que Hungría, cuya economía enfrenta una recesión este año, necesita apoyo financiero para recuperar la confianza de los inversionistas afectada por políticas que incluyen un inesperado impuesto a la banca y la renacionalización de los fondos privados de pensiones.

 

Ahora ve
Apple, Shazam y el bitcoin dan las noticias del día en tecnología
No te pierdas
×