Eurozona rechaza oferta de bonos griegos

Ministros de Finanzas devolvieron para mayores negociaciones la propuesta de reestructura de deuda; los nuevos bonos, que reemplazarán los compromisos existentes, tenían una tasa de interés de 4%.
GRECIA bandera edificio clasico  (Foto: Photos to Go)
BRUSELAS (CNN) -

Los ministros de Finanzas de la zona euro rechazaron este lunes la oferta hecha por los tenedores privados de bonos para ayudar a reestructurar la deuda de Grecia por considerarla insuficiente, enviando a los negociadores de regreso a la mesa de trabajo y aumentando el riesgo de una cesación de pagos de Grecia. En una reunión en Bruselas, los ministros dijeron que no podían aceptar las demandas de los acreedores por un cupón de un 4% en los nuevos bonos con mayor madurez que se espera que se emitirán a cambio de la deuda griega que ya poseen.

Los bancos y otras instituciones privadas representadas por el Instituto de Finanzas Internacionales (IIF, por sus siglas en inglés) dicen que un cupón de 4% es lo mínimo que puede aceptar si van a amortizar un 50% del valor nominal de la deuda que poseen.

Grecia dice que no está dispuesta a pagar un cupón de más de un 3.5%, y los ministros de Finanzas de la zona euro respaldaron efectivamente la postura del Gobierno griego en la reunión de este lunes, una posición que el Fondo Monetario Internacional (FMI) también apoya.

Jean-Claude Juncker, presidente del Eurogrupo, dijo que Grecia necesita buscar un acuerdo con los tenedores privados de deuda, donde la tasa de interés de los bonos de reemplazo esté "claramente" por debajo del 4%.

"Los ministros pidieron a sus colegas griegos que busquen negociaciones que reduzcan las tasas de interés de los nuevos bonos por debajo del 4% para todo el periodo, lo que implica que el interés estará muy por debajo del 3.5% antes del 2020", declaró Juncker.

El objetivo de la reestructuración es reducir la deuda de Grecia en alrededor de 100,000 millones de euros, reduciéndola de su nivel actual de un 160% del PIB a un 120% antes del 2020, un nivel que funcionarios de la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) creen que será más manejable para la economía griega.

Pero como Grecia no ha tenido éxito en sus esfuerzos por ordenar su déficit presupuestario, el objetivo del 2020 parece una posibilidad muy remota en el mejor de los casos.

La decisión aumenta el riesgo de que resulte imposible llegar a un acuerdo voluntario de reestructuración entre los acreedores y el Gobierno de Grecia, un resultado que tendría graves repercusiones para los mercados financieros.

Las negociaciones sobre lo que se llama la "participación del sector privado" (PSI) se han prolongado durante casi siete meses sin un avance concreto. Si no se llega a un acuerdo antes de que Atenas deba pagar 14,500 millones de deuda que expira en marzo, podría ocurrir una cesación de pagos.

A pesar de la falta de un acuerdo, Olli Rehn, comisario europeo encargado de asuntos económicos y monetarios, dijo que espera que se logre un pacto sobre la PSI "en cuestión de días".

Fondo de rescate permanente

Además de evaluar la reestructuración de la deuda de Grecia, los ministros de la zona euro discutieron la aplicación de normas presupuestarias más estrictas para los estados del bloque a través de un conjunto de normas fiscales.

Los ministros también discutieron los pasos para completar la estructura de un fondo permanente de rescate de la zona euro, el Mecanismo de Estabilidad Europea (MEE), que debe funcionar desde julio.

El MEE tendrá una capacidad de préstamo efectiva de 500,000 millones de euros y sustituirá al Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF), un fondo temporal que fue utilizado para rescatar a Irlanda y Portugal, y que será usado para proporcionar parte de un segundo paquete de ayuda por 130,000 millones de euros a Grecia.

Alemania ha insistido en que una vez que el MEE esté en funcionamiento, el gasto potencial combinado del FEEF y el MEE no debe superar los 500,000 millones de euros.

El primer ministro italiano, Mario Monti, y la jefa del FMI, Christine Lagarde, dijeron que es necesario aumentar el límite, posiblemente hasta 1 billón de euros, para que tenga una capacidad más que suficiente para lidiar con cualquier problema en economías grandes, como España o Italia.

El diario Financial Times informó este lunes que la canciller alemana, Angela Merkel, estaba dispuesta a aumentar el tope de la protección combinada a 750,000 millones de euros a cambio de un acuerdo sobre normas presupuestarias más estrictas para la zona euro, pero el reporte fue rechazado inmediatamente por su portavoz.

"No es cierto. No hay tal decisión ", dijo a Reuters Steffen Seibert.

Monti dijo a periodistas después de la reunión de este lunes que no se logró un acuerdo sobre el MEE, que los 17 países de la zona euro deben apoyar en un nuevo tratado. Funcionarios afirmaron que los detalles tendrían que ser afinados en una cumbre de la UE el 30 de enero.

La situación es similar a la del nuevo conjunto de normas fiscales, que también involucran un nuevo tratado que debe ser acordado por los líderes de la UE en la cumbre de la próxima semana.

"Tuvimos una reunión extremadamente constructiva sobre las normas fiscales y este texto es una buena base para las discusiones de los jefes de Gobierno a final de mes. Nuestra meta es que el tratado sea firmado a comienzos de marzo", dijo Juncker, dejando de lado las preocupaciones sobre el texto planteado por el Banco Central Europeo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

 

 

Ahora ve
¿Qué pasaría si detectáramos las señales de alerta temprana sobre un tiroteo?
No te pierdas
×