Davos exige cambios al sistema económico

La reunión del WEF debe generar transformaciones de fondo: Alejandro Ramírez, copresidente del foro; la crisis europea se debe a una clase política que no ha actuado, dice el también CEO de Cinépolis.
WEF Davos  (Foto: swiss-image.ch)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La urgencia de un cambio de fondo en el sistema económico, planteada por el Foro Económico Mundial (WEF por sus siglas en inglés), refleja la necesidad de soluciones luego del fracaso para librar los efectos de la crisis de 2009 y del riesgo de una turbulencia incluso de mayores proporciones, coinciden expertos.

"La crisis de deuda que estamos viviendo ahora en Europa ha sido ocasionada mucho más por una clase política que no ha querido actuar, porque no quisieron acortar sus déficit públicos, y seguían con una dispendio muy alto, sin elevar la productividad, como fue el caso de Grecia", dice Alejandro Ramírez, copresidente de la reunión 2012 del WEF, a realizarse en Davos, Suiza, a partir de este miércoles.

El CEO de Cinépolis no sólo es el primer mexicano en copresidir la reunión del WEF en su 42 edición, sino que es el primer latinoamericano en ser tomado en cuenta para elaborar la agenda del foro económico más importante del mundo.

"El 2011 fue de mucha turbulencia, por eso en este año intitulamos la reunión ‘La gran transformación, generando modelos nuevos', un poco por lo que vimos el año pasado de cómo ciudadanos en distintas partes del mundo participaron de manera más activa y cambiaron el rumbo de sus países", explica.

El caso más sonado es el de la llamada ‘Primavera Árabe', cuando ciudadanos conectados a través de redes sociales pudieron deponer dictaduras de décadas, como fue el caso de Túnez, Egipto, Libia y también ha seguido generando revuelo en países con regímenes autoritarios como Siria, Baharein en el Golfo Pérsico, indica.

La reunión de Davos llega en un punto álgido, en donde los países europeos no logran dar un giro a la Constitución propiamente de la Unión, lo que mantendrá la incertidumbre y volatilidad en los mercados financieros, dice Leticia Armenta, directora del Centro de Análisis Económico del Tecnológico de Monterrey, campus Ciudad de México.

Resalta el énfasis que este año se le da a la reunión del WEF, que busca nuevas opciones para encontrar soluciones a los grandes conflictos del mundo. "Obviamente, son temas económicos. Sin embargo, se percibe la necesidad de ‘humanizar' las decisiones económicas", indica la investigadora del Tec.

"Hay un énfasis muy interesante que está haciendo sobre la inequidad en los niveles de ingreso y como esto no sólo está afectando y lastimando a grandes poblaciones, sino como también es un elemento de disrupción para los sistemas. Conflictos sociales y políticos que hemos visto al final precisamente de 2011".

Se ha avanzado poco en los riesgos quese detectaron el año pasado, como fue la crisis europea y se advirtieron riesgos de la economía ilegal. En este año el riesgo que se percibe es el de los cambios tecnológicos, pues al mismo tiempo que puede integrarse un crecimiento en el ámbito mundial, pueden aumentar las disparidades entre países, sobre todo en un mundo de 7,000 millones de habitantes, agrega Ángel Salinas, profesor investigador de la Escuela de Economía de la Universidad Panamericana (UP).

"La discusión este año será el diseño de nuevos modelos económicos, políticos para entender que está pasando en el mundo con el objetivo de estimular un crecimiento igualitario y sustentable para el futuro", puntualiza.

El WEF está encuadrado en esa búsqueda de opciones, "sí económicas, sí tocando las cuestiones financieras, pero a mi juicio se está extendiendo más allá en la búsqueda de soluciones a los grandes retos que tiene la humanidad", destaca Armenta del Tec.

Considera significativo el que la canciller alemana, Ángela Merkel, inaugure los trabajos del Foro Económico y "no sólo por el papel protagónico que mantienen Alemania y Francia en la búsqueda de estas opciones para Europa, sino porque es un signo de que su liderazgo está influyendo más allá y trascendiendo más allá de la propia Unión", agrega.

El papel del WEF en las soluciones del mundo

Si se considera que el Foro Económico Mundial debe tomar un papel más preponderante en las soluciones que hoy aquejan al mundo, los expertos advierten las limitaciones porque es una organización que no genera un compromiso con los gobiernos.

No tiene sentido mandatario de las resoluciones, sino más bien es un sitio donde convergen personalidades tanto del mundo empresarial, como de la esfera pública, y se reúnen a conversar y a tratar de encontrar opciones ante las diferentes situaciones que ahí se plantean, indica Leticia Armenta, catedrática del Tec.

"Es una búsqueda de soluciones, una búsqueda de nuevas formas de provocar soluciones, no tanto de medidas o instrucciones hacia el sector público. Llama la atención que se hace una convocatoria a un trabajo en equipo por parte de los gobiernos, pero también la gente de negocios y la sociedad en general", agrega.

"Por ejemplo en las declaraciones se habla mucho de cómo generar un proceso de mayor democracia para la decisión precisamente de conflictos económicos. Por eso el título, generar nuevas opciones que hagan al mundo más habitable, sí en lo social, económico, en lo ecológico, pero también considerando la diversidad, más inclusivo, menos generador de inequidad como hoy estamos viviendo".

En opinión de Ángel Salinas, sería deseable que en el marco del WEF se discutieran y firmaran compromisos políticos entre los países Sin embargo, esto no es posible porque el foro es para discusiones que son de alto nivel, técnico y científico, con el que se dan las propuestas de lo mejor que hay en el ámbito mundial. "Los países toman sus decisiones, que son soberanas, pero no es posible pedirle al foro una vinculación obligatoria para los países", reconoce.

El WEF simplemente es un punto de encuentro, un foro de análisis, de discusión, de diálogo y debate. Reúne a más de 1,500 líderes empresariales, industriales, políticos sociales académicos para discutir una serie de temas y sobre todo de índole económica, precisa Alejandro Ramírez, copresidente del WEF.

"El foro permite facilitar esa interacción y ese diálogo sin hacer o salir con recomendaciones puntuales o compromisos concretos porque no es algo vinculante. Hay una agenda muy rica y México estará participando como cabeza del G20", menciona.

La comunidad financiera puede externar su preocupación sobre las nuevas regulaciones para el sector bancario que emergieron de Basilea3, o la propuesta de la Unión Europea para gravar las transacciones financieras.

Un mexicano en el WEF

El que un mexicano copresida el Foro Económico habla del énfasis que le ha dado el mundo a México, que sobresale dentro de un conjunto de países en vías de desarrollo, sobre todo por sus logros en estabilidad, subraya Armenta, del Tec de Monterrey.

"Esto no significa que tengamos una economía boyante, pero dentro del contexto internacional, a la luz del conflicto europeo, el Gobierno mexicano ha logrado mantener una disciplina que hoy le vale ser destino de inversiones importantes, ser incluso en ciertos momentos de la crisis destino de flujos de capital igualmente importantes. No es despreciable que se está valorando en ese sentido el trabajo que se está haciendo", afirma.

Para Ángel Salinas, investigador de la UP, México y los países latinoamericanos han utilizado este foro para exponer sus proyectos de inversión pública, y para atraer capital privado.

"En este año es relevante porque se van a discutir cuestiones básicas de crecimiento económico, que sea crecimiento sustentable y que sea equitativo; México debe participar obligatoriamente y, ahora que un mexicano va a ser copresidente, debe tener un impacto importante para el país".

Alejandro Ramírez dice que el ser copresidente del Foro es una señal de que Latinoamérica es una región que crece en importancia, que reporta un dinamismo económico importante y, además, tiene tres países de la región en el G20: Brasil, México y Argentina.

"Esto nos abre una oportunidad para participar en el diseño de la agenda del propio foro y de sugerir temas e incluir mayor participación a nuestra región", destaca.

Ahora ve
El 40% de los bitcoins disponibles está en manos de 1,000 personas
No te pierdas
×